Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID. Undécima de abono
Afortunada presentación de Jesús Enrique Colombo
Una templado natural de Jesús Enrique Colombo. (Fotos: Plaza 1)
Se mereció la oreja que de forma muy mayoritaria se pidió a la muerte del 4º de la tarde, pero a la que objetó la Presidencia. Se llama Jesús Enrique Colombo, que aunque hecho en la Escuela Taurina de Madrid, vino desde Venezuela para hacer torero. Se le ve suelto y con oficio. Y con valor más que sobrado. Desde luego, en esta tarde de su presentación en el foro no se dejó nada en el esportón. Para esta primera novillada del abono se trajo una de El Montecillo, que ni dio facilidades, ni añadió nuevas glorias a su divisa. A los más veteranos, Pablo Aguado y Rafa Serna, no se le pusieron fácil en esta su despedida de Madrid como novilleros
Actualizado 22 mayo 2017  
Redacción   
 La armónica sinfonía de Antonio Ferrera
 Aritmética y reglamentaria puerta grande de Diego Ventura
 La genialidad de Talavante levantó una tarde soporífera
 Cuando la polémica nace del conteo de pañuelos, qué poca historia tuvo esa corrida

MADRID. Undécima de abono. Tres cuartos de plaza: 18.162 espectadores (el 76,3% del aforo). Novillos de El Montecillo (Francisco Medina), de lustrosa presentación, poco cumplidores ante el caballo y de juego desigual. Jesús Enrique Colombio (de grana y oro), que hacía su presentación, silencio y vuelta tras fuerte petición. Pablo Aguado (de verde botella y oro), silencio y ovación. Rafael Serna (de fucsia y oro), silencio y silencio.

INCIDENCIAS: desde un burladero del callejón presenció la novillada el ministro de Interior, José Ignacio Zoido. Un buen detalle de paisanaje que en el cartel había dos toreros sevillanos.

Al Presidente Cano Seijo, no le gusta ser protagonista, sin embargo parece como si le fuera la marcha de las broncas. El otro día fue con “El Fandi”; este lunes le negó una oreja al debutante Jesús Enrique Colombo, para la que había pañuelos más que suficientes. Pero se trata de un hombre sensato, que no se cree  el guardián de la Tauromaquia. Simplemente, no ha acertado a leer la realidad que tenía delante de su palco. Lo que pasa es que tales errores hacen daño a terceros; si se lo hizo a “El Fandi”, con mayor sentido a Colombo, un novillero en sus comienzos para el que triunfar en Madrid resulta vital. Y se pongan como se pongan los intransigentes, respetables todos pero que numéricamente son los que son, el venezolano se mereció el premio.

No está teniendo Francisco Medina suerte este año en la plaza madrileña. La novillada, que en otras ocasiones hizo de salvavidas, en esta ocasión no tuvo nivel. Lustrosa y bien presentada, con mas cuajo los tres últimos,  luego ni fueron lucidos ante el caballo --sólo se salvó de verdad el 4º--, ni la mayoría tenían continuidad en sus embestidas, ni en la dimensión de sus desplazamientos, ni en su clase. En la duda se queda uno si ese citado 4º no fue más espectacular que bravo.

Jesús Enrique Colombo salió a darlo todo. Y no se quedó con nada dentro. Ya con el que servía para su presentación en el foro, dejó claro que anda con el oficio bien aprendido. El montecillo andaba siempre muy suelto frente a los engaños, pero el torero buscó el sitio donde los toros tienen que embestir. La falta de continuidad forzaba en muchas ocasiones al unipase, salvo que el torero se quedara fuera de cacho. Lo mejor, una serie sobre la mano izquierda, con  buen manejo de la muleta.

Frente al 4º se le vio vibrante en el manejo del capote, valentísimo con las banderillas --que “Ratonero” se venía encima como un obus-- y  se fajó muleta en mano. Que no todos los pases iban a resultar limpios estaba cantado. No había más que ver la forma de acometer del novillo:¿bravura verdadera o simplemente fiereza? Acudió a quedarse quieto, tratando se llevarlo metido en los engaños y siempre con emoción. Las bernardinas finales eran de asustar. Se entregó por completo a la hora de matar, a costa de un fuerte porrazo a la hora de cruzar. Lo demás ya corrió por cuenta del Sr. Presidente.

No terminó de centrarse Pablo Aguado en su primer turno. El de El Montecillo iba y venía sin decir mucho y con la cara muy suelta. Buscó el sevillano retenerlo por abajo, dejando algunas series muy encajado sobre la mano derecha. Pero se hacía necesario perderle pasos al novillo y eso rompía el ritmo. Después de un bajonazo infumable, dejó una entera arriba. En cambio, rompió con mucha mayor decisión frente al que hizo 5º, más encastado que sus hermanos y siempre exigente, al que toreó con verdadero señorío  con el capote. Pero ya en ese primer tercio el tal “Ilustrado” dejó dicha su última palabra: por el pitón izquierdo no aceptaba ni una caricia. De forma discontinua, tuvo fases con interés sobre la mano derecha. Lo pasaportó de un soberbio volapié, que por si solo justificaba la ovación.

El buen corte de torero que tiene Rafa Serna se quedó por esta vez inédito. Tuvo un lote de esos que desconciertan. Especialmente el 6º, al que no había modo de meterle mano y era de esos animales que hasta quitan el sitio al que le corresponde lidiarlo. En cambio, había dejado muestras de su buen hacer con el 3º, pero éste no ponía un ápice de su parte para que pudiera subir el tono.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Madrid 2017
Cornadas de Juan Miguel y Andy Younes
El colombiano Jesús Enrique Colombo corta una oreja
Ginés Marín volvió a convencer a la afición de Madrid
El Rey Felipe VI debutó en el Palco Real, la tarde en la que El Juli demostró su magisterio
San Isidro 2017: El 45% de los toros, cinqueños
Así actuó el Palco de Las Ventas
Ginés Marín se lleva todos los premios
La fallida gesta de Dávila Miura: el hombre dispone y el toro descompone
Las números del primer abono de Simón Casas
Triunfo incontestable de Sergio Galán
PUNTO DE VISTA
La tarea pendiente de la Comunidad de Madrid


Realismo y transparencia sobre la remodelación de Las Ventas


Fuera de aquel voluntarismo de las autoridades autonómicas, cuando expresaron aquello de "todo se hará, pero poco a poco" para apagar el incendio provocado por el anuncio del cierre de la plaza de toros, nada se ha vuelto a saber de cómo y cuando se van a llevar acabo las obras necesarias en Las Ventas para convertirla en un recinto seguro. Después del abandono en el que dejaron al recinto durante demasiados años, ahora urge que se pongan en marcha las soluciones. Y éstas comienzan por introducir transparencia y realismo en todo ese embrollo.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |