Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Cargar la suerte, en la concepción orteguiana del toreo
El pase de pecho, en la versión de Domingo Ortega
Sabido es que Domingo Ortega concedía la mayor importancia al hecho de cargar la suerte cuando se torea. Le daba tanta relevancia que dejo escrito que si no se así, en realidad se está "destoreando". La imagen que ilustra estas líneas es un buen ejemplo de ello: con la pierna contraria adelantada, sacando todo el toro por delante, este pase de pecho puede ser un buen ejemplo de esa concepción orteguiana del toreo.
Actualizado 5 febrero 2012  
Redacción   

Recordemos aquí el pensamiento de Domingo Ortega, que era linealmente descriptivo, pero de profundo sentido en un aspecto esencial tanto de la lidia como del toreo, si es que ambos conceptos se pueden disociar.

"Los aficionados, a poco que recuerden, habrán visto muchas veces en las corridas de toros faenas de veinte, treinta, cuarenta pases y el toro cada vez más entero. ¿Cómo es posible que con esa cantidad de pases aparentemente bellos para la gran parte del publico, el toro no se halla sometido? La respuesta es muy sencilla: lo que ha ocurrido es que el torero ha estado dando pases, y dar pases no es lo mismo que torear" 

Parar, templar y mandar. A mi modo de ver, estos términos debieron completarse de esta forma: Parar, templar, CARGAR y mandar; pues posiblemente, si la palabra cargar hubiese ido unida a estas otras palabras desde el momento que nacieron las normas, no se hubiera desviado tanto el toreo. Claro que el autor de esta fórmula no pensó que fuese necesaria, porque debía saber muy bien que, sin cargar la suerte, no se puede mandar y , por tanto, en este termino van incluidos las dos.

En el toreo todo lo que no sea cargar la suerte no es torear sino destorear. Torear no es que el toro venga y usted se quede en la recta, eso es destorear; pero si usted carga, echa el cuerpo hacia delante con la pierna contraria al lado por el que viene el toro obliga a torear, si no le coge; porque es un obstáculo que usted le pone delante”         .

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usBuscar en TechnoratiAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de La Tauromaquia de los grandes maestros
"Machaquito", III Califa del toreo, el que llenaba la plaza de emoción con sus estocadas inmensas
Silverio Pérez, la interpretación pura del sentimiento mexicano del toreo
Gregorio Sánchez, la histórica tarde de los seis toros y las siete orejas, en cinco cuartos de hora
Manuel García "El Espartero", cuando se cumplen 130 años de su alternativa en Sevilla
José Cubero "Yiyo", 30 años después su tauromaquia sigue viva en el recuerdo
Ruiz Miguel, leyenda fundada de un torero que fue mucho más que un domador de "alimañas"
El Niño de la Capea y "Cumbreño", 30 años después sigue siendo una faena histórica
De cómo deben correrse los toros y la forma ortodoxa de ejecutar las largas con el capote
Antología sobre la chicuelina
El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo
PUNTO DE VISTA
Debe ir más allá del caso de Cataluña


La nueva trascendencia de la sentencia del Tribunal Constitucional


Aunque el Tribunal Constitucional ya tiene acreditado sobradamente que todo género de previsibilidades resulta bastante baldío, en las últimas semanas se han intensificado los rumores de que, una vez que pasemos la frontera del 27-S, podría dar a conocer su sentencia sobre el recurso planteado en su día contra la ley 28/2010 del Parlamento de Cataluña, en virtud de la cual quedaron prohibidos en aquella comunidad autónoma los espectáculos taurinos, con la excepción de algunos festejos populares. La nueva realidad institucional nacida de las últimas elecciones locales y autonómicas, con la corriente antitaurina que algunos han generado con gran generosidad, añade nuevos e importantes valores a cuál sea el contenido completo de la sentencia que ahora dicte.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Con Juan Belmonte en la cumbre


Antología sobre el pase de pecho


No cabe concebirlo como el complemento necesario a una serie de naturales. El pase de pecho ha sido siempre mucho más. Como recordaba "Clarito" con la suerte de matar eran el refugio de toreros antiguos tan renombrados como Mazzantini o Frascuelo. Con Juan Belmonte, y ahí la historia es unánime, llega a su culmen, tal como lo reseñó Gregorio Corrochano, curiosamente en un libro que le dedicaba a Joselito. Rafael Ortega, el de la Isla, lo dijo claro: "Lo verdaderamente importante aquí es cargar la suerte con el pecho, echando el peso para adelante, por eso se le llama pase de pecho. Hay muchos que lo dan tirando del pecho para atrás o que se quedan muy derechos, muy tiesos, y no es así: lo característico, lo puro es echar el cuerpo para adelante dando el pecho".


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2016 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |