Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID: Corrida de la Cultura
Ginés Marín volvió a convencer a la afición de Madrid
Ginés Marin en una gran natural. (Fotos:PLaza 1)
En esta ocasión con la espada emborronó el triunfo. Pero también en la Corrida de la Cultura, a plaza llena, Ginés Marín convenció a la afición de Madrid. Su actuación frente al excelente 3º de la tarde rayó a gran altura, con hondura, con un gran trazo con desparpajo cuando fue necesario. Insistió en buscar el triunfo con el 6º, de otra condición diferente, pero aquí hubo más discontinuidad, la que imponía el cuvillo. Salvo un manojo de lances de los suyos, lo mayor que hizo Morante fue aplanar el piso de plaza. Razonablemente bien Cayetano, que va asentándose cada vez más en una buena concepción del toreo.
Actualizado 18 junio 2017  
Redacción   
 El Rey Felipe VI debutó en el Palco Real, la tarde en la que El Juli demostró su magisterio

MADRID. Corrida de la Cultura¡. Lleno de “No hay billetes”. Toros de Núñez del Cuvillo, bien presentados y de juego desigual, con calidad 2º y especialmente el 3º. José Antonio Morante de la Puebla (de verde botella y oro), silencio y bronca. Cayetano (de tabaco y oro), ovación y ovación tras un aviso. Ginés Marín (de frambuesa y oro), vuelta al ruedo y ovación.

INCIDENCIAS: Desde una barrera del tendido 1 asistió al festejo el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Iñigo Méndez de Vigo, acompañado por el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo.

De nuevo Ginés Marín ha tenido en la mano romper la baraja del toreo. Un excelente toro de Núñez del Cuvillo se lo puso en bandeja y el torero volvió a sorprender con el capote y con la muleta, como el día de su triunfo grande en San Isidro. A diferencia de entonces, la espada emborronó una gran actuación, a pesar de lo cual se vio obligado a dar una vuelta al ruedo.

No se sabe que llama más atención si la calidad indudable de sus formas de torear o lo despierta que tiene la cabeza para administrar sus saberes y los del toro. A ese 3º de la tarde cultural, un toro verdaderamente extraordinario, Marín lo cuajó de principio hasta que llegó la hora de la espada. Variado y, sobre todo, profundo en el manejo del capote, luego se explayó con la muleta sobre ambas manos. Si buenos fueron sus naturales y sus derechazos, los remates y los recortes finales de las series eran ya pura orfebrería. Y qué a tiempos los dejaba sobre la arena: así que veía que una serie se estaba viniendo un poco abajo, se inventaba un remate que enardecía de nuevo al tendido.

Trató de conseguir el triunfo con el que cerró la tarde. Pero el de Cuvillo iba y venía rebrincado y sin clase. Volvió a exponer, pero ya sin poder alcanzar la dimensión anterior. Con todo, la afición de Madrid se ha quedado definitivamente con su cara.

La corrida de Núñez del Cuvillo, aunque la disidencia se empeñe en lo contrario, estuvo bien presentada, por más que sus hechuras fueran diferentes. Dicho quedó que el 3º, por nombre “Sinvaina”, sacó a relucir una calidad suprema. Aunque con su punto de genio también tuvo excelente condición el que hizo 2º, como fue bueno el 5º, aunque éste duró menos. Bajaron mucho 1º y 4º, el lote de Morante.

Además de aplanar el ruedo, poco más dejó sobre la arena Morante, salvo un manojo de verónicas de las suyas con el 4º.  Cierto que con el lote mas deslucido de todos, pero tampoco el de la Puebla puso mayores empeños. Incluso habría que pensar si su primero, masacrado en el caballo, no podrá haber tenidos mayores opciones si se le hubiera tratado de otra forma en las tres varas que tomó. Se pasó  con su poquito de ganas de tocarle las narices al personal: protestó mucho el público cuando pidió a su tercero que, para iniciar la faena, cerrara al toro manejando el capote desde el callejón; pues a pesar de la bronca, hizo que lo repitiera por dos veces más. Y además para nada, porque aquel era un pozo sin agua.

Se justificó Cayetano. Buscó el lucimiento con el capote, con el que, a diferencia de otros siempre echa la pierna adelante, en versión muy de corte ordóñista. Se sintió cómodo con el que hizo 2º, al que pasó de muleta muy dignamente, con gusto. Pero también con el 5º, mientras duro. En el recuerdo dejó que toda la tarde estuvo dando la cara, con incomprensiones y sin ellas. No está en mal camino.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Madrid 2017
Cornadas de Juan Miguel y Andy Younes
El colombiano Jesús Enrique Colombo corta una oreja
El Rey Felipe VI debutó en el Palco Real, la tarde en la que El Juli demostró su magisterio
San Isidro 2017: El 45% de los toros, cinqueños
Así actuó el Palco de Las Ventas
Ginés Marín se lleva todos los premios
La fallida gesta de Dávila Miura: el hombre dispone y el toro descompone
Las números del primer abono de Simón Casas
Triunfo incontestable de Sergio Galán
Decepción total: de seis "adolfos", ni uno
PUNTO DE VISTA
La tarea pendiente de la Comunidad de Madrid


Realismo y transparencia sobre la remodelación de Las Ventas


Fuera de aquel voluntarismo de las autoridades autonómicas, cuando expresaron aquello de "todo se hará, pero poco a poco" para apagar el incendio provocado por el anuncio del cierre de la plaza de toros, nada se ha vuelto a saber de cómo y cuando se van a llevar acabo las obras necesarias en Las Ventas para convertirla en un recinto seguro. Después del abandono en el que dejaron al recinto durante demasiados años, ahora urge que se pongan en marcha las soluciones. Y éstas comienzan por introducir transparencia y realismo en todo ese embrollo.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |