Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Feria de abril 2017
Demasiados toros sin suerte...
El nombre de Antonio Ferrera adelanta al de Roca Rey, Castella o Pepe Moral en el podio de una Feria de Abril, en la que saltaron muchos ejemplares con posibilidades, buena parte de los cuales fueron arrastrado con las orejas puestas, dando a la feria un tono mortecino, mientras que los momentos felices se dosificaban a cuentagotas. Es la opinión final de Álvaro R. del Moral a la hora de valorar lo que ha sido este ciclo sevillano.
Actualizado 9 mayo 2017  
Álvaro R. del Moral   

La Feria fue transcurriendo en un tono mortecino, agravado por la insoportable duración de los festejos, mientras que las fases felices se dosificaban a cuentagotas. Mientras tanto, la lista de toros potables que no tuvieron suerte con sus matadores empezaba a engrosarse. Hubo un oasis que marcaría el signo definitivo del ciclo. Fue la corrida de Victorino que, pese a su dureza, contó con el gran momento de Ferrera que revalorizó el juego de los toros que lidió.

Se puede decir que sus toros sí tuvieron suerte con su matador, especialmente ese fiero cuarto al que busco las vueltas en una labor que le convirtió, más allá de las orejas, en el primer triunfador real de la Feria. Pero a Ferrera le quedaba un cartucho. El definitivo milagro, la faena más bella de esta Feria y de muchas ferias llegó el Sábado de Farolillos cuajando de cabo a rabo a un noble pero nada fácil sobrero de El Pilar. La cadencia, el temple o la armonía de ese trasteo permanece en la memoria y ha dejado una huella indeleble.

Pero es que Ferrera también logró cincelar esa tarde el toreo a la verónica más acompasado, encajado y cadencioso de todo el ciclo y sublimó el tercio de quites que ha restaurado a su sentido inicial bebiendo en las viejas fuentes. Ferrera es, con o sin las orejas que cortó y las que le negaron, el triunfador de la Feria 2017. También es su mejor intérprete.

En el siguiente escalón hay que situar la definitiva revelación de Roca Rey, que acarició la Puerta del Príncipe después de romper la Feria con una gran faena a un importante manso de Victoriano del Río que, posiblemente, lidió el mejor toro de todo el ciclo. Se llamaba Derramado y recibió los honores de la vuelta al ruedo póstuma. Castella estuvo a su altura pero no logró redondear con la espada. También rozaría la mítica puerta el diestro palaciego Pepe Moral, autor del mejor toreo al natural que se ha visto en mucho tiempo en esta plaza a un enclasado toro de Miura, que echó una corrida variada y entretenida que, eso sí, no permitió reivindicarse a Esaú ni Nazaré. A partir de ahí, las cosas se dosifican. Atendiendo a la selección de la memoria se puede destacar la buena --pero tibia-- feria de Morante; la reveladora faena de El Fandi con un gran toro de Jandilla o la autoridad de gran figura de El Juli.

Hay toreros que se quedaron a medio gas a pesar de lucrar trofeos. Es el caso de Talavante, ausente y evadido en la decepcionante tarde de los toros de Garcigrande y simplemente correcto con un noble cuvillo al que cortó una oreja olvidada. Dos son las que se ha anotado Manzanares apoyado en la contundencia de su espada. Pero el alicantino navegó por debajo de sí mismo, especialmente con un excelente juampedro con el que debió estar mejor. También defraudó Simón. En su primera tarde dio una de cal y otra de arena pero el mosqueo subió de tono al torear sin alma ni brillo al tercer toro de El Pilar, otro de los grandes ejemplares que han saltado en esta Feria de tantos toros sin suerte.

Y es que hubo muchas reses de nota y hasta encierros completos de interés, como el de Torrestrella que lidió un boyante ejemplar al que Garrido, más brillante en el detalle que en lo fundamental, cortó una oreja que supo a poco. A David Mora le vino largo el mejor lote de la segunda de Cuvillo y Ureña, que cortó oreja a un victorino, naufragó con su segundo. También fue una tarde incompleta de Escribano que no terminó de redondear con el mejor del encierro. Jiménez, por su parte, dejó buenas vibraciones aunque acusó la presión.

Tampoco convenció El Cid --que puntuó-- con un buen toro de Fuente Ymbro en una tarde que revalorizó el papel de Adame y dejó en el limbo a Urdiales. Hubo más toreros en buen tono como Perera o, especialmente Cayetano, que salió arreado con los toros de Daniel Ruiz que echó otro estupendo ejemplar, el cuarto, al que su hermano Francisco cortó una oreja opaca. Sin pena ni gloria pasaron jóvenes como Lorenzo y Marín y un veterano como Padilla. Ponce no tuvo toros. Poquito más...

Los trabajos originales de Álvaro R. del Moral, cronista de “El Correo de Andalucía” , se publican en su blogs “Con la tarde colgada a un hombro”, al que se puede acceder a través de nuestra sección “8 opiniones 10” y en las direcciones electrónicas:
http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro/
http://elcorreoweb.es/toros/

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Firma invitada
Manolo Montoliú, inolvidable
Sevilla: primera batalla por el cetro
Un ´melange´ para el entretiempo
Y eso no se sabrá nunca
A Las Ventas, sí, pero sin cuchillos
Sevilla: El precio de los abonos 2017
Sevilla, pendiente de la feria por ahora secreta
Y volver, volver, volver...
La libertad venció a la violencia
La guerra secreta del toreo
PUNTO DE VISTA
Cuando Madrid se convierte en espejo para otras ferias


Tres referentes para el largo serial de San Isidro


Con el más largo serial de la temporada, Madrid pasa ser eje y espejo del momento actual de cuantos componen la Tauromaquia. Un compromiso grande cuando se va a ser referente para muchos. Entre otros muchos elementos que podrían abordase, aquí nos ceñimos a tres aspectos concretos: la adecuada y actualizada definición de lo que supone un "toro de Madrid". la imperiosa necesidad de que se de una unidad de criterio entre los distintos equipos llamados a presidir los festejos y la redefinición concreta de los valores que deben componer eso que podríamos definir como "una buena lidia".


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |