Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Diego Puerta: arte y casta en el toreo
Diego Puerta, hoy como ayer, siempre ha sido reconocido como uno de los puntales de la torería moderna. Nunca le gustó que le llamaran "Diego Valor". Y en efecto, era mucho más que un torero valiente: tenía arte del bueno y una casta fuera de lo común. Pero era, además, un torero de y para Sevilla, donde se le admiraba y se le quería.
Actualizado 15 marzo 2009  
Redacción   

Nombre: Diego Puerta Diánez
Natural de: Sevilla
Fecha de nacimiento; 28 de mayo de 1941
Debut con picadores: el 7 de octubre de 1956, en el coso de Vista Alegre (Madrid), con Antonio Rúa y Antonio Matesanz, con novillos de Bernaldo Quirós.
Alternativa: Sevilla el 29 de septiembre de 1958. Padrino: Luis Miguel Dominguín; testigo: Gregorio Sánchez. Toros de Arellano-Gamero Cívico.
Confirmación: 20 de mayo de 1960, teniendo como padrino a Manolo González y de testigo a Chamaco, ante toros de Bernabé Fernández .

Después del cornalón de Bilbao, salió lanzado en la Feria de Abril de 1960, con su triunfo ante el miureño “Escobero”, un éxito confirmado unas semanas después con la puerta grande la tarde de su confirmación en Las Ventas. De ahí partió su largo y siempre altos vuelos, que llegaron hasta su retirada, por más que en ese camino los obstáculos, en forma de cornadas, no fueran pocos. De Puerta, claro está, se cantó el valor y el arrojo, unos calificativos con el que el único que parece disconforme es el propio torero, que prefirió siempre que se hablara de su sentido de responsabilidad para con el público. Pero este sevillano fue más, mucho más, que un torero valiente. Manejó siempre el capote con arte y variedad; con la muleta no se quedó precisamente en los florilegios del simple adorno garboso, sino que supo explicar lo que era el temple y la hondura. Que todo eso, además, se hiciera en los terrenos en los que el toro tiene a su alcance las carnes del torero, completa un cuadro que siempre se miró, mejor diría: se admiró, con respeto.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Toreros de ayer
Luis Francisco Esplá
Javier Vázquez
Emilio Oliva
El Tato
Dávila Miura
Cristina Sánchez
Antonio Borrero "Chamaco"
Victor Mendes
Tomás Campuzano
Sebastián Palomo Linares
PUNTO DE VISTA
Como primera plaza de la geografía taurina


Algunas lecciones que nos dejó el abono de Madrid


El desarrollo del ciclo más amplio y diverso de toda la geografía taurina, nos ha dejado algunas lecciones a tener en cuenta. Además de deshacer las interrogantes que había acerca de si Simón Casas podría o no dar una feria acorde con Madrid, la primera es una interrogante: si su dimensión actual es acorde con los tiempos y la economía que vivimos. La segunda no es menos importante: si el escalafón de toreros y ganaderos, los intereses de cada uno, da para responder a los deseos del aficionado durante tantos festejos. Y nos deja una duda de futuro: si será viable o no ofrecer un ciclo de 10 espectáculos para el abono de otoño.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |