Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
VALENCIA: Octava de la feria de Fallas
Ginés Marín y Cayetano tapan el desfonde de otra corrida más de Domecq
Seguro siempre con la espada, el triunfo fue para Ginés Marín (SCP)
Se llevó la tarde, sin que nadie le regalara nada, Ginés Marín, que acabó abriendo la puerta grande, tras mostrarse arrollador en entusiasmo, en quietud, en tratar de hacer todas las cosas bien. Tuvo fuerza la puesta en escena de Cayetano, con el arrebato de su estirpe; pero sobre todo dejó naturales magníficos, dentro de una línea torera que genera ilusión. Negada a Enrique Ponce toda posibilidad de éxito, colaboró con Marín y Cayetano a tapar las muchas carencias y deficiencias de la corrida de Juan Pedro Domecq. En lo que va de feria en todos los festejos menos uno --el de Alcurrucén-- se ha apostado por este monoencaste. A la vista del resultado, pero también para preservar la variedad de bravo, a lo mejor ha llegado el día en el que las figuras tienen que abrir la mano.
Actualizado 18 marzo 2017  
Redacción   
 Roca Rey forma un lío; los cuvillos despeñaron el resto de la tarde
 Lamentos por una corrida de "toros predecibles", que viró a mala
 Triunfo de Paco Ureña, en tarde sin mucha historia

VALENCIA. Octava de la feria de Fallan. Casi lleno. Cuatro toros de Juan Pedro Domecq --1º bis como sobrero--, uno de Parladé (6º) y un sobrero de Vegahermosa (2º bis). Enrique Ponce (de marino y oro con golpes de plata), ovación y silencio. Cayetano (de azul Bilbao y azabache), silencio y una oreja. Ginés Marín (de teja y oro), una oreja tras aviso y una oreja.
Ginés Marín salió a hombros por la puerta grande.

El buen impacto de Ginés Marín, la sólida faena de Cayetano con el 5º, todo el saber estar de Enrique Ponce… Nada de eso puede tapar que, una tarde más, el festejo se desfondó por la condición del ganado, que también un día más –y van siete en esta feria-- era en uno u otro grado del palo domecq.

La desigual escalera que mandó Juan Pedro Domecq se vino abajo. Dos de forma clamorosa, y por eso volvieron a los corrales; los otros dentro de un acelerado poco a poco, para llegar al mismo final. El que lidió con la rama de Parladé, con más cuajo, pero sin sensibles mejorías. Y como todo quedaba en la familia, tampoco el sobrero de Vegahermosa (Borja Domecq) levantó el bajo nivel de fondo y casta.

Hay que reconocer que este encadenamiento de toros sin emoción ni clase, acaba por agotar, además de dejar echa trizas las ilusiones de la nueva temporada. ¿Dónde han dejado las figuras de hoy  eso de la diversidad de los encastes?

Para bien ha sorprendido mucho Ginés Marín, muy responsabilizado de estar en plaza de 1ª. El capote cada día lo maneja mejor. Este viernes hubo lances verdaderamente cumbre. Puede ser que su misterio se fundamente en algo tan sencillo como coger el capote muy cortito y con la tela muy suelta, de forma que las vibraciones de sus muñecas salen a la luz de inmediato.

Pero también con la muleta se le muy asentado, mucho más de la esperable en  quien no lleva ni un año como matador de toros. Su primera faena la inició, airosamente, con ese pase cambiado que tanto se ha cantado a Antonio Bienvenida, para luego dejar series notables, excelentes casi siempre sobre la mano izquierda. Ha sido su trasteo más compacto y conseguido, de un torero que siente lo que hace. Pero no dejó de tener mérito el esfuerzo que realizó con el “parladé” que cerró la corrida, al que le cuajó pases de buen corte, buscando la ligazón. En ambos se fue con mucha decisión detrás de la espada.

Cayetano ha confirmado que vive unos nuevos tiempos en el toreo. Muy en torero de su estirpe, con sus golpes de arrebato. Al que luego sería  fallido primero, por ejemplo, lo recibió en toriles con una de las largas más templadas que se han visto en los últimos tiempo, llevando toreado verdaderamente a su enemigo. Vibrante en el manejo del capote, poco cabía dejar escrito con el complicado y brusco sobrero de Vegahermosa. Supo aprovechar las mejores embestidas del 5º. Dentro siempre en un buen nivel, sobre la mano izquierda dejó dos series para el recuerdo, una de ellas muy de frente.

Cómo sería, en fin, la dosis domecq de hoy, que ni Enrique Ponce, siendo Enrique Ponce, consiguió que en su tierra vieran la dimensión de torero que frecuenta. Una feria de Fallas más que le niega el triunfo.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Asi va la temporada 2017
El Cid y Joselito Adame, primeras orejas del abono de Sevilla
Ni Sevilla, ni Madrid: el domingo de Resurrección pasó en blanco
La opinión de la crítica sobre el indulto de "Pasmoso"
López Simón y "Pasmoso", Premios de las Fallas
Y para postre, sobredosis de triunfalismo, con el indulto de "Pasmoso", un buen toro
Roca Rey forma un lío; los cuvillos despeñaron el resto de la tarde
Lamentos por una corrida de "toros predecibles", que viró a mala
Triunfo de Paco Ureña, en tarde sin mucha historia
El buen oficio de Andy Younes y la calidad de Marcos, con una buena novillada de José Vázquez
Una grata sorpresa llamada Diego Carretero
PUNTO DE VISTA
Una posible dimensión de sus efectos prácticos


Consideraciones en torno al proyecto de Reglamento Taurino de Navarra


Está en marcha el proceso de reforma del Reglamento Taurino de Navarra, que es una iniciativa que ya se intentó en 2011. En este momento se trata de una iniciativa muy abierta y aun no concretada en un texto normativo. Pero sí se conocen sus objetivos. Junto a aspectos muy razonables en temas de seguridad y asistencia sanitaria, entre otros, se plantean unos criterios tan generalistas en materia propiamente taurina que en realidad se pueden entender como una desregulación de la lidia. Si finalmente ocurriera así, tampoco se estaría ante una emergencia: la ausencia de una normativa en esta materia a lo que llevaría, de acuerdo con la ley, es aplicar cuanto rige con carácter general en España, en función de la Ley 10/1991 y el Reglamento nacido de ella.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |