Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Coloquio en el Club Cocherito
Javier Jiménez y Ginés Marín: confesiones de dos toreros con futuro
Dentro de las actividades que durante todo el año organiza el Club Cocherito, de Bilbao, la última ha sido un mano a mano de dos toreros con futuro: Javier Jiménez y Ginés Marín. Coloquio con contenido e interés, en el que cons ecillez los dos toreros expresaron sus sentimiento. Con mucho sentido, Jiménez resumía su posición a día de hoy: "He pasado de querer torear a querer triunfar", lo que es mucho más que un matiz. Por su parte, Marín explicó como de pronto verse anunciado entre dos figuras: "Hechos así te cambian la vida totalmente, pero hay que asumir ese cambio con humildad".
Actualizado 17 febrero 2017  
Juanjo Romano   

Dos toreros emergentes, el sevillano Javier Jiménez y el pacense Ginés Marín, que triunfaron la temporada pasada en los grandes ruedos, fueron protagonistas de uno de los coloquios celebrados en la sede del Club Cocherito de Bilbao durante el mes de Febrero.

Ambos diestros habían estado en boca de la afición bilbaína durante las Corridas Generales del Agosto anterior: Ginés Marín por su presencia en una sustitución ante los toros de Alcurrucén y Javier Jiménez por su ausencia, a pesar del clamor popular que reclamaba su presencia en otra de las sustituciones después de haber abierto la Puerta Grande de Las Ventas madrileña. Ambos jóvenes diestros se sometieron a las preguntas que les formularon los periodistas Íñigo Crespo y Álvaro Suso, ante un concurrido público.

Coincidieron en decir que se encontraban en el momento que siempre habían soñado, que no tenían vértigo ante los retos que se avecinaban y que se sentían unos verdaderos privilegiados “porque miramos hacia atrás y vemos que mucha gente se ha quedado en el camino”.

Javier Jiménez abundaba en que “todo me ha cambiado en lo profesional en ese 2016. Ahora tengo más contratos que solo Sevilla. He pasado de querer torear a querer triunfar. Siento más responsabilidad”.

A Ginés Marín aún le cuesta creer que “hace tres años estaba toreando sin caballos y, de pronto, me veo haciendo el paseíllo en Bilbao junto a Morante de la Puebla y Diego Urdiales. Hechos así te cambian la vida totalmente, pero hay que asumir ese cambio con humildad”.

Los dos espadas explicaron cuándo fue el momento propio en que se dieron cuenta de que esto de ser torero era una cosa muy seria. “Yo me di cuenta cuando fui a torear novilladas a Francia y vi la seriedad del toro que sale allí. Aquello ya no era un juego y comprendí lo duro del toreo”, apuntó Ginés Marín.

Por su parte, Javier Jiménez, contó con gracia el momento en que, en Roquefort, con un novillo marcado con el número 69 que era un tío, vio los peligros de la profesión elegida, “pero fue al tomar la alternativa cuando me di cuenta de su seriedad y cuando ratifiqué mi intención de ser torero”. Hasta ese momento, como dijeron ambos, todo era “jugar al toro”. No tenía importancia si se pinchaba un novillo. No pasaba nada. Y, de pronto, “cuando tienes que alternar junto a las figuras del toreo ya es otra cosa. La motivación es diferente. Las figuras no perdonan un día y tu tienes que intentar estar a su altura”.

Los dos toreros estuvieron acompañados de sus respectivos apoderados: José Luis Gutiérrez Peralta, de Javier Jiménez, y José Cutiño, de Ginés Marín. Los periodistas aprovecharon para preguntar a los diestros qué representaban en sus carreras.

El de Espartinas comentó que “yo no terminaba de madurar y José Luis me cambió la manera de entender la vida. Me liberó de los agobios y me hizo comprender que, sin prisas, también se llega a la meta. Además, es de los que te repite constantemente que te vas a convertir en figura del toreo, te da confianza y te lo llegas a creer”. El pacense, por su parte, abundó en que “un apoderado no es solo el que te hace los contratos. En mi caso, Pepe Cutiño tiene conmigo una relación más personal. Me aporta tranquilidad, me enseña a hacer lo correcto y te da calma cuando te enervas al ver a otros triunfar”.

Para Javier Jiménez, además de su tarde en Sevilla, siempre quedará en su memoria la que triunfó en los “sanfermines” de Pamplona y, por supuesto, su salida a hombros en Las Ventas, en una tarde agosteña. Ginés Marín siempre recordará su alternativa en el coso francés de Nimes y su triunfo en Santander. Son los momentos que les catapultaron. Los dos saben que tienen que ratificar esas expectativas y que tienen mimbres para hacerlo porque, como decía Jiménez, “el banquillo te curte mucho”.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Noticias 2017
La AIT solicita la intervención de Cultura para proteger la Monumental de Barcelona
El canal de pago se renueva y anuncia sus primeros planes: Valencia, Sevilla, Madrid y Pamplona
La Malagueta también será para Simón Casas y su gran alianza
Casi un millón de espectadores en los festejos taurinos de Andalucía durante 2016
La Empresa Balañá no tiene el propósito de ofrecer espectáculos taurinos en la Monumental
Cuatro grupos se disputarán el concurso de la Malagueta
PUNTO DE VISTA
Como respuesta a los nuevos tiempos

La presencia institucional de la Tauromaquia


Innecesario resulta recordar que vivimos unos tiempos nuevos para la Tauromaquia, en los que el ruido mediático --no siempre bien contrarrestado institucionalmente-- hace que destaquen más las sombras que las luces. Sin embargo, aunque pudiera parecer lo contrario no es esa la realidad. Incluso en momentos de crisis cuanto encierra la Tauromaquia sigue vivo, mantiene sus valores creativos y sigue teniendo detrás un apreciable respaldo social. Por eso, para salir del impasse actual resultaría muy conveniente que se reactivaran las instancias institucionales a las que corresponden salir en su defensa y apoyar su proyección de futuro.


Ortega y Gasset

INFORMES
Ni hacer la noria, ni dejar de someter al toro


Cruzarse, cargar la suerte, ligar las series: historia de una evolución natural del arte del toreo


Desde que Manuel Jiménez "Chicuelo" mató en Madrid un "gracialiano" que atendía por "Corchaito", torear cargando la suerte o hacerlo en línea, y además ligar las series, dejó de ser un dilema. Siguiendo la sabia doctrina que dictaron José y Juan, el el sevillano demostró que era posible al jugar los brazos y las piernas construir el toreo moderno, basado en cargar la suerte, llevar al toro hasta detrás, formar un ramillete compacto de muletazos y todo ello con arte, con estética. Se puso fin a una polémica que duró más de un siglo, girando siempre a la interpretación que se diera a la forma de citar y la forma de hilvanar un pase con el siguiente. Sin embargo hoy observamos que a la vez que se reclama ese "crúzate", los tendidos crujen cuando el torero hace una noria continua.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |