Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Memoria viva de un escritor, poeta y periodista
José María Requena: la sensibilidad de un poeta en su vivencia taurina
Nos dejó en 1998, pero su memoria literaria sigue viva. En buena medida gracias a la feliz idea de la página http://www.josemariarequena.com, en la que se realiza con gran acierto un acercamiento a su figura a través de su biografía, sus libros y una selección de algunos textos de su obra. Se trata de José María Requena, consagrado hoy como uno de los grandes escritores andaluces del siglo XX. En su obra abundan las referencias, tanto literarias como poéticas, al mundo de los toros, con una visión introspectiva propia de un poeta y de un gran hombre.
Actualizado 9 junio 2011  
Tomás García   
 Requena: Breve antología de escritos taurinos

Se acercó a la literatura desde el periodismo y acabó en lleno dedicado a su gran pasión, aunque ya en su etapa universitaria forma parte de un grupo de jóvenes poetas sevillanos para crear la revista “Guadalquivir” y ya en 1955m apenas cumplidos los 25 años, es finalista del Premio Adonais de poesía con su obra “La sangre por las cosas”.

José María Requena nació en Carmona (Sevilla) el 18 de Abril de 1925 y si licenció en Derecho por la Universidad hispalense para luego trasladarse a la Escuela Oficial de Periodismo, en Madrid, desde la que en 1955 se incorpora al diario bilbaíno “La Gaceta del Norte”, donde permanecerá hasta 1964.

Absorbido por el oficio periodístico, Requena tiene aparcada en gran medida su dedicación a la literatura; como dejó escrito "porque la profesión periodística llega a absorberte de un modo realmente desmesurado y sin una compensación ni tanto así de proporcionada, ni en lo material ni en cuanto a las satisfacciones más puramente vocacionales". Se trató de una etapa humanamente enriquecedora, en la que cubre información deportiva --en la que asiste a dos Vueltas a España y dos Tours de Francia, la época de Bahamontes y Loroño--, pero luego se dedica con intensidad a la actualidad local y pronto destaca sobremanera con escritos taurinos con su "Patio de Cuadrillas", José María pasará unos años palpando muy de cerca el paisaje y paisanaje de la tauromaquia, lo que será decisivo en su obra y constituiría la semilla inspiradora de futuras creaciones literarias.

En 1964 que regresa a Sevilla, primero como subdirector de El Correo de Andalucía y entre 1975 y 1978 como director, en plena transición política española. Y a partir de 1978, apartado del periodismo activo, se dedica de lleno a la producción literaria.

Antes, en 1972, había obtenido el Premio Nadal de novela con su primera obra, "El cuajarón", una novela de gran éxito que en un trasfondo taurino en realidad retrata la madeja de intereses y contradicciones de la relación humana.  Unos años antes, en 1969,  había publicado el ensayo “Gente del toro”, un ensayo fruto de sus vivencias taurina, y un excelente libro de poesía Gracia pensativa, uno de los recorridos líricos más logrados por las calles y los personajes de Sevilla.

Al premio Nadal se suman luego otros, como el Premio Aljarafe de cuentos por su obra "La cuesta y otros cuentos", en 1979. En 1981 obtiene el Premio Villa de Bilbao con su novela "Pesebres de caoba", y en 1983 el Premio Luis Berenguer de novela con "Las naranjas de la capital son agrias". En 1985, consigue el Ciudad de Granada, con su novela "Agua del sur". En 1992 obtiene el Premio Ciudad de Sevilla de Periodismo.

Falleció en Sevilla el 13 de Julio de 1998 a los 73 de edad, dejando una importante obra inédita, que sus hijos han dado a conocer. Entre otros se trata la novela “La foto rubia”  y un libro de cuentos “La soledad repartida”, que el filólogo Rafael Cózar opina que  tal vez sea uno de los libros que mejor revelan la personalidad literaria de Requena, "desde su capacidad para el humor hasta la soledad, el dolor y, sobre todo, la ternura".

Algunas aportaciones a la literatura taurina

En 1971 publica "Gente del Toro" (Editorial PPC), un conjunto de ensayos breves de temática taurina, con gran éxito de venta y crítica, convirtiéndose en un clásico del tema taurino. Comenta el autor: "Al norte bilbaíno me llevó la profesión de periodista y allí me atrajo el tema, más por humano que por sus atractivos de espectáculo. En una plaza de mucho nublado y no digamos de humaredas. Sin embargo, esa misma circunstancia norteña ha podido influir beneficiosamente en los enfoques de mis reportajes y de este ensayo que es Gente del Toro".

Ese mismo año comienza a escribir una novela con la intención de presentarla al prestigioso Premio Nadal. "Después de un buen montón de noches estiradas, en los últimos días de septiembre de 1971 di por finalizada mi primera novela... con el tiempo justo para que llegara dentro de plazo, la envié a Barcelona... por lo pronto ansioso de que mi obra fuese seleccionada entre las quince o veinte finalistas... en esta ocasión, afortunadamente, mis cálculos pecaron de modestos..." Porque en la noche de Reyes de 1972 José María Requena obtiene el Premio Nadal con su novela "El cuajarón".

"Con El cuajaron --así lo afirma el profesor de la Universidad de Sevilla Ángel Acosta Romero en su libro dedicado a la vida y obra del autor-- Requena encontró el molde literario y narrativo que buscaba; un molde al que seguirá fiel en toda su producción posterior. En todo caso, para el análisis profundo que deberá hacerse en el futuro de su producción novelística, no deben olvidarse dos detalles que ya hemos visto aparecer: su inicial dedicación a la poesía- su interés por la narrativa parece, como se ha visto, muy tardía-, y su profundo conocimiento de los entresijos del mundo de los toros. “El cuajaron” es la historia, real y soñada, de un muchacho de pueblo que pretende y llega a ser figura del toreo y, como hemos dicho, en este primer relato extenso, Requena deja claros cuáles son sus fundamentos creativos, tanto a nivel expresivo como en sus constantes temáticas, a las que nos referiremos más adelante. Con El cuajaron, aquel primer ensayo narrativo extenso, que Requena no estaba seguro de poder terminar, pero que terminó, y que supuso, merecidísimamente, su mayor momento de gloria literaria, José María había encontrado el molde que buscaba para contar las muchas vidas de su propia vida, los múltiples personajes y las historias, tan fuertemente autobiográficos y, por ello, tan auténticos, que su imaginación engendraba al calor de la ceniza de un cigarro y al amparo de la noche abierta, y para él acogedora. Su primera novela resume, magistral, su universo, su mundo, su vida, su palabra. En ella están, y lo sabe, y lo asume, todas las historias del futuro. El resto de su obra son las vidas recontadas de una sola vida, que la Vida con mayúsculas y sin tapujos. Nunca rompió el molde, pero supo sacar de él, por lo flexible y lo auténtico, cientos de momentos literarios incomparables. Con las novelas de José María ocurre igual que con El Quijote, pueden abrirse por cualquier página y, al leer, encontrar condensado un mundo y una vida a través de un discurso repleto de sentido".

Su creación literaria

POESÍA

  • La sangre por las cosas - Madrid, Ágora, 1956.
  • Gracia pensativa - Madrid, Rialp, 1969
  • La vida cuando llueve - Madrid, Dante, 1987.
  • A campo ajusticiado - Obras Completas (volumen III). Ayuntamiento de Carmona. 2002.

ENSAYO

  • Gente del toro - Madrid, PPC, 1969
  • Toro mundo - Sevilla, Muñoz Moya y Montraventa, 1990.
  • Versión un tanto literaria de la Semana Santa de Sevilla - Sevilla, Servicio Publicaciones Universidad de Sevilla.

NARRATIVA BREVE

  • La cuesta y otros cuentos - Sevilla, Caja Rural, 1979. (Premio Aljarafe de cuentos)
  • Cuentos de cal y sol - Sevilla, Lautaro, 1990.
  • La soledad repartida - Sevilla, Diputación, 2000.

NOVELA

  • El cuajarón - Barcelona, Destino, 1972 (Premio Nadal de novela 1971)
  • Pesebres de caoba - Barcelona. Destino, 1982. (Premio Villa de Bilbao de novela 1982)
  • Agua del Sur - Sevilla, Alfar, 1988. (Premio Ciudad de Granada de novela 1985)
  • Las naranjas de la capital son agrias - Sevilla, Muñoz Moya y Montraventa, 1990. (Premio Luis Berenguer de novela 1983)
  • Los ojos del caballo - Sevilla, Arquetipo, 1991.
  • Etapa fin de sueño - Sevilla. Castillejo, 1993.
  • La foto rubia - Obras Completas (Volumen III) Ayuntamiento de Carmona.

TEATRO

  • Se apagaron las arañas - Sevilla, Alfar, 2004.

OTROS TEXTOS

  • De la Sevilla inexacta - I Premio Ciudad de Sevilla de Periodismo.
  • El alma de José María Requena - Breve colección de textos sobre Carmona. Carmona, Servilia, 2004 (con prólogo de Antonio Montero Alcaide).

OBRAS COMPLETAS

  • Volumen I - ( Carmona, Ayuntamiento, 1999). Narrativa: El cuajaron, Pesebres de caoba, Agua del Sur. (Edición y prólogos de Ángel Acosta Romero)
  • Volumen II - ( Carmona. Ayuntamiento, 2000) Narrativa: Las naranjas de la capital son agrias, Los ojos del caballo, Etapa fin de sueño)
  • Volumen III - (Carmona, Ayuntamiento, 2002) Narrativa: La foto rubia. Relatos: La cuesta y otros cuentos, La soledad repartida. Ensayo: Gente del toro, Otros textos. Teatro: Se apagaron las arañas. Poesía: La sangre por las cosas, Gracia pensativa, La vida cuando llueve, A campo ajusticiado. Otros poemas 
Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Literatura taurina
El Club Cocherito convoca una nueva edición de su Premio de narrativa taurina
"Gloria y tragedia de Manolete", de Guzmán de Alfarache, la primera biografía tras su muerte
"La tauromaquia en la obra de Miquel Barceló", un estudio de Antonio Ignacio Sáez
Memoria de Víctor Barrio
Fernando Carrasco gana el IX Premio "Manuel Ramírez" con un gran reportaje sobre "El Vito"
Nueva tesis sobre Ignacio Sánchez Mejías, ahora en México
Oportuna reedición de "El arte de Birlibirloque"
La figura irrepetible de Ignacio Sánchez Mejías, a través de la prensa: la creación del mito
"TAURONOMICS. Economía y activismo taurino", un libro de cabecera en defensa de la Tauromaquia
Antonio Murciano aporta una nueva obra a la poética taurina: "Celeste y oro"
PUNTO DE VISTA
Como respuesta a los nuevos tiempos

La presencia institucional de la Tauromaquia


Innecesario resulta recordar que vivimos unos tiempos nuevos para la Tauromaquia, en los que el ruido mediático --no siempre bien contrarrestado institucionalmente-- hace que destaquen más las sombras que las luces. Sin embargo, aunque pudiera parecer lo contrario no es esa la realidad. Incluso en momentos de crisis cuanto encierra la Tauromaquia sigue vivo, mantiene sus valores creativos y sigue teniendo detrás un apreciable respaldo social. Por eso, para salir del impasse actual resultaría muy conveniente que se reactivaran las instancias institucionales a las que corresponden salir en su defensa y apoyar su proyección de futuro.


Ortega y Gasset

INFORMES
Ni hacer la noria, ni dejar de someter al toro


Cruzarse, cargar la suerte, ligar las series: historia de una evolución natural del arte del toreo


Desde que Manuel Jiménez "Chicuelo" mató en Madrid un "gracialiano" que atendía por "Corchaito", torear cargando la suerte o hacerlo en línea, y además ligar las series, dejó de ser un dilema. Siguiendo la sabia doctrina que dictaron José y Juan, el el sevillano demostró que era posible al jugar los brazos y las piernas construir el toreo moderno, basado en cargar la suerte, llevar al toro hasta detrás, formar un ramillete compacto de muletazos y todo ello con arte, con estética. Se puso fin a una polémica que duró más de un siglo, girando siempre a la interpretación que se diera a la forma de citar y la forma de hilvanar un pase con el siguiente. Sin embargo hoy observamos que a la vez que se reclama ese "crúzate", los tendidos crujen cuando el torero hace una noria continua.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |