Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Desajustes en la Maestranza
Música: la discusión está en el "cuándo"
La polémica ha saltado donde nadie la espera. Entre muchos aficionados se pone en cuestión las actuaciones en los últimos días de la Banda del Maestro Tejera en la Real Maestranza de Sevilla. Como escribe aquí Juan J. Sánchez, "el cómo no ha cambiado, sigue sonando de maravilla y, además, con una selección de pasodobles espectacular. El problema es el cuándo, a destiempo muchas veces, tarde, mal o nunca". Las tradiciones de Sevilla en este tema son las que son. Pero debieran ser compatibles con el don de la oportunidad, que es lo que está fallando.
Actualizado 4 mayo 2017  
Juan J. Sánchez   
 La singularidad de la Banda del Maestro Tejera y las costumbres sevillanas

El toreo muchas veces son detalles. Y, aunque levante ampollas, en Sevilla aún más. Entre esos detalles siempre ha destacado la música de la Banda Maestro Tejera. Hasta hace unos años para bien y ahora para todo lo contrario.

La banda de la Maestranza destacaba por el sonido, la oportunidad y la sensibilidad. El cómo no ha cambiado, sigue sonando de maravilla y, además, con una selección de pasodobles espectacular. El problema es el cuándo, a destiempo muchas veces, tarde, mal o nunca.

El pasado sábado llegó al cenit (hasta ahora, que no hay dar nada por definitivo) empezando a tocar la música en la faena de Paco Ureña cuando, literalmente, se dirigía a las tablas a por la espada de verdad; y sólo paró la música cuando un grupo se dio la vuelta para protestar desde el tendido. De la faena de Ferrera prácticamente ni se enteró.

Quizá el problema sea que un elemento tan importante en una plaza como la de Sevilla, acostumbrada a vivir las grandes faenas con su acompañamiento, dependa de una sola persona que ha demostrado repetidas veces sus carencias. Por supuesto, no como director de la banda, faena en la que no se me ocurre ponerle una sola pega. La banda suena como suena y el mérito será en gran parte suyo. Pero eligiendo los momentos es un desastre.

Lo que pasa es que, viendo que allí los que mandan el único cambio al que se atreven es el del programa de mano que se reparte a la entrada, tiene pinta de que el desastre ha venido para quedarse.. a las tablas a por la espada de verdadefinitivo) El sportunidad y  servicios, os ingresos de los hogares suben por primera vez

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Media de remate
Lo que queda en el recuerdo 32 tardes después
El palco de Madrid, de pañuelo verde
Antonio Ferrera, torero total
Elige vida
No se defiende sola, ya no
Es Montesquieu, estúpido
No hay nada igual
La suerte
"Momentum"
La maldición del azulejo
PUNTO DE VISTA
La opacidad no es buena compañera

La forma ancestral del negocio taurino


Muchas veces los aficionados se quejan de que la Fiesta de los toros se gestiona hoy con las mismas ideas y formulaciones del siglo XIX. Y es cierto que así ocurra. Las relaciones contractuales, la gestión de los pagos o las auditorías de las cuentas, por ejemplo, son elementos poco o mal conocidos en el Sector. Sin embargo, para encarar el futuro se necesita de una gestión actualizada y transparente. Es el hueso "duro de roer" que casi ninguno se atreve a resolver


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |