Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID: Décimotercera del abono
El nuevo "toro de Madrid", pasarse o no llegar, como en las 7 y media
Un pase dede pecho, en la versión de Alejandro Talavante (Fotos Plaza 1)
Cuvillo ha demostrado los estrechos limite de la redefinición del "toro de Madrid". Se ha rebajado sensiblemente el peso de los toros en esta temporada y la afición ha ido aceptando con razonable buen criterio. Sin embargo, se trata de un equilibrio muy inestable, en el que cualquier factor altera el resultado. Y cuando no se llega, el ambiente se encrespa más que otras tardes, que no puso en todo su valor la calidad de algunos "cuvillos" porque, además, varios de ellos andaban escasos de poder. De la quema se libró, aunque a costa de una cornada, Alejandro Talavante, que además de contar con el mejor lote, anda hasta intratable con los toros, si bien es cierto que este miércoles pudo ahondar más en las diferencias. Muy gris Juan Bautista y sin suerte Roca Rey.
Actualizado 24 mayo 2017  
Redacción   
 Tarde plúmbea, que no dio descanso al aburrimiento, con lo peor de lo que queda de los "atanasios"
 Afortunada presentación de Jesús Enrique Colombo
 La armónica sinfonía de Antonio Ferrera
 Aritmética y reglamentaria puerta grande de Diego Ventura

MADRID. Décimo tercera del abono. Lleno de “Ho hay billetes”. Toros de Núñez del Cuvillo, justos de  presentación, pero noblotes aunque desiguales de casta y poder. Juan Bautista (de corinto  y oro), silencio y ovación con protestas. Alejandro Talavante (de pizarra y oro), ovación y una oreja. Roca Rey (de marino y oro), silencio y silencio.

Parte Facultativo: cogido durante la faena de muleta al 5º de la tarde, Alejandro Talavante fue atendido en la Enfermería de “herida por asta de toro en tercio inferior cara interna muslo derecha, con una trayectoria hacia arriba y hacia dentro de 20 cm, que produce amplio despegamientos de tejido celular subcutáneo sin afectación de plano muscular.  Es intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza de toros. Se traslada al hospital San Francisco de Asís con cargo a la Fraternidad. Pronóstico reservado. Firmado: Dr. García Padrós”.

INCIDENCIAS: Primera tarde con gran ambiente fuera y dentro de la plaza. Un sector de aficionados coreó en varias momentos del festejo el  grito de “toro, toro, toro”.

¿Que se habrá rebajado 50, 70, 80… kilos de media? A ojo de buen cubero por ahí se andará. Es cosa de echar una mañana con el Excel y se sale de dudas hasta con decimales. Pero lo relevante es que hasta ahora la afición, incluido el ”7”, había venido aceptando razonablemente bien esa redefinición del toro de Madrid, que por lo demás era necesaria. El problema radica en que todo esto se mueve en márgenes muy cortos. Bien sabemos todos que un toro con hasta 80  kilos menos puede tener mas trapío más respeto un armario, porque los kilos no lo son todo.

La corrida de este miércoles, con el hierro de Núñez del Cuvillo, ha sido en bastantes ocasiones protestada, con la poca honrosa reclamación del “toro, toro, toro” cantado a coro. ¿Era para tanto? Pues según se mire. Y así, a lo mejor para evitar males mayores, por delante echaron uno de esos ejemplares que en el juego de las 7 y media no habría llegado: sin respeto por delante y a falta de hervor para alcanzar el remate preciso. Y el resto, se asentaba en límites razonable, igualados todos por su poco lucimiento ante los montados.

Pero como bien sabe un jugador, acertar exactamente en las 7 y media es complicado, como tan amenamente nos advirtió don Pedro Muñoz Seca por medio de Don Mendo, “no puede jugarse a ciegas”.

El desarrollo de la tarde  parece ajustarse bastante a esa tensa relación del no llegar y del pasarse. Por ejemplo, aparte de con mejor encornadura, el 2º y el 5º si es que necesitaran algo más a vista de un exigente, ahí estaba su mucha casta para tapar hipotéticas vergüenzas. En cambio, al 4º, un modelo de nobleza, le desmerecía por completo su falta de fuerzas. Algo no muy distinto ocurrió con el 3º: cuando nos quisimos enterar de sus condiciones razonables, ya se había rajado. Lo del 6º se sale de este razonamiento: simplemente se lesionó y no hubo otro remedio que abreviar por la vía de urgencia. 

En esas se ha movido la buena y noble corrida de Núñez del Cuvillo, que en otras plazas habría sido considerada como “un corridón”, pero que en Madrid apostó muy arriesgadamente por plantarse en las 7 y media. Eso fue lo que le perdió.

Poco se puso en valor la digna actuación de Juan Bautista con el disminuido cuvillo  que abrió su turno. Todo muy aseado, pero todo sin emoción, sin romper la monotonía. De nuevo le correspondió otro animal noble, pero en este caso la fuerza brillaba por su ausencia. Con lo cual, las circunstancias decidieron que su primer paso por Madrid fuera sencillamente grisáceo.

Cuando las cosas vienen de cara, también lo están en los sorteos. A Talavante del sombrero le salió el mejor lote, para beneplácito del respetable. En ambos se comprobó que el torero extremeño va abriendo un trecho cada vez mayor con los que le siguen en el escalafón. Y así a vuelapluma, todo lleva a pensar que uno de sus secretos radica en que no anda con probaturas ni historias: de inmediato se pone a torear. Y a torear en tandas que no miden el "tres y remate”, sino que van hasta donde pueden llegar. Como, además, anda tocado por la varita del temple, es un torero que no tiene costuras que coser. Quizá debió apostar un poco más con el 2º, que era excelente; eso que luego nos enseñó que era posible al pasar sobre la mano izquierda al 5º. Pero matices al margen, nadie le ha destronado por ahora del pedestal al que se ha subido.

Tampoco la suerte se mostro especialmente generosa con Roca Rey, que tanta expectación había levantado. En los alrededores de Las Ventas, como diría el maestro Ansón, “no se hablaba de otra cosa”. No estuvo cómodo con el 3º, que tenía sus teclas que tocar. Trató de remontar con el que cerró la función, con la mala fortuna que a las primeras de cambio el cuvillo se lesionara, quedando inutilizado. Como el personal es optimista, el comentario a la salida no era otro que eso de “habrá que volver el miércoles para verle”. Todo sea que los de don Victoriano del Rio estén por la labor.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Madrid 2017
El colombiano Jesús Enrique Colombo corta una oreja
Ginés Marín volvió a convencer a la afición de Madrid
El Rey Felipe VI debutó en el Palco Real, la tarde en la que El Juli demostró su magisterio
San Isidro 2017: El 45% de los toros, cinqueños
Así actuó el Palco de Las Ventas
Ginés Marín se lleva todos los premios
La fallida gesta de Dávila Miura: el hombre dispone y el toro descompone
Las números del primer abono de Simón Casas
Triunfo incontestable de Sergio Galán
Decepción total: de seis "adolfos", ni uno
PUNTO DE VISTA
Como primera plaza de la geografía taurina


Algunas lecciones que nos dejó el abono de Madrid


El desarrollo del ciclo más amplio y diverso de toda la geografía taurina, nos ha dejado algunas lecciones a tener en cuenta. Además de deshacer las interrogantes que había acerca de si Simón Casas podría o no dar una feria acorde con Madrid, la primera es una interrogante: si su dimensión actual es acorde con los tiempos y la economía que vivimos. La segunda no es menos importante: si el escalafón de toreros y ganaderos, los intereses de cada uno, da para responder a los deseos del aficionado durante tantos festejos. Y nos deja una duda de futuro: si será viable o no ofrecer un ciclo de 10 espectáculos para el abono de otoño.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |