Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Las consecuencias de la crisis
La paradoja del IVA taurino: lo suben, pero no recaudará más
El IVA taurino se dispara con las nuevas medidas del Gobierno. Pero a mayor tipo impositivo, la recaudación será menor que en la pasada temporada. Es el efecto natural de la crisis, que ha provocado el descenso en el número de festejos organizaciones y el más pronunciado descenso del número de espectadores que pasan por la taquilla. Es el tema que Juanma Lamet analiza en un esclarecedor artículo que publica en su blogs "Tauroeconomía", dentro del diario económico "Expansión"
Actualizado 17 julio 2012  
Juanma Lamet/Tauroeconomia   

No falla. Basta que un gobernante se comprometa a hacer algo para que automáticamente sepamos que hará lo contrario. La promesa política es ahora la mejor confirmación, pero siempre en sentido inverso. Así que la subida del IVA made in Rajoy no avienta la mínima sorpresa, porque juró y perjuró no hacerla. El tipo general, que es el que grava las corridas de toros, sube del 18% al 21% y el tipo reducido, el de las novilladas y los rejones, se eleva nada menos que 13 puntos, del 8% al mismo 21%, una mordida que se aplicará a toda la cultura. Rejón de muerte, se llama eso. Pero los datos aún dejan abierta una espita para la esperanza. 

Hace poco más de un año, Ángeles González-Sinde se fajaba ante Elena Salgado para que rebajase el IVA de las corridas del 18% al 8%, como todo espectáculo cultural bajo el paraguas de su ministerio. No tuvo éxito porque la legislatura se murió enseguida, pero el PP no podía estar más de acuerdo con sus intenciones, como bien constató Alberto Ruiz-Gallardón. Poco después, ya con los populares en el Gobierno, se confirmó que Rajoy iba a hacer lo contrario que lo que prometió en la oposición. Y, lejos de bajar la fiscalidad de la tauromaquia, le ha dado la puntilla a la esperanza de recuperación. Porque si las plazas no se llenan, si cada vez se celebran menos corridas y si cada vez hay más desunión en el sector y ahora encima viene el IVA a meter el dedo en la llaga, ¿quién sostiene esto? 

Ni siquiera se puede decir que esta subida vaya a aumentar los ingresos en las arcas públicas, como se ha publicado, ya que el desplome del número de corridas celebradas y de la asistencia de público a las mismas neutralizará el efecto positivo que podía tener este golpe fiscal en las arcas públicas. Si en 2011 se recaudaron 40,3 millones en concepto de IVA taurino, este año la cifra va camino de ascender a 39 millones.

Eso sí, la presión fiscal de los toros (que se calcula dividiendo la recaudación fiscal taurina entre el PIB taurino) sí aumentará. Dicho de otra forma: una cantidad menor de aficionados tendremos que sostener el mismo gran negocio fiscal que suponen los toros para la administración.  

Bastan unos pocos cálculos para demostrarlo. 

Si se mantuviera durante todo el año la caída interanual del 8,3% que se ha experimentado en el número de festejos mayores lidiados de enero a junio, en 2012 se recaudarán 284 millones de euros en las taquillas taurinas (frente a los 310 de 2011). Pero, claro, además de menos corridas, también hay menos espectadores. Tomando una caída no muy alta, del 20% (observada hasta junio, al menos), sumándole una actualización del precio de los billetes del 2% por la inflación y añadiéndole la subida del IVA al 21% a partir de septiembre, la taquilla taurina se quedaría en 241,3 millones de euros en 2012. Es decir, un 22% menos que en 2011.

Y eso sería, recordémoslo, si en los meses cruciales de julio, agosto y septiembre se mantiene una caída media del número de festejos del 8,3% y un descenso del público de sólo el 20%, algo que yo firmaría ahora mismo (el descalabro bien puede ser mayor). 

La recaudación total en taquilla se divide a partes iguales entre corridas y el resto de festejos, según asegura el economista Juan Medina. Partiendo de esta base (los datos de 2011), hay que diferenciar la recaudación prevista hasta la subida del IVA (enero-agosto) y después. Y el resultado es que el 37% de los festejos del año se celebran en septiembre y octubre. Es decir, con el nuevo IVA. Esto ocurre porque septiembre es el mes con más festejos taurinos del año (contrariamente a lo que muchos piensan). Así, en esos dos meses se recaudarán 95,7 millones de euros, 20 de ellos en concepto de IVA (10,3 más que si no se hubiera subido el impuesto; o sea, el doble). Un gran golpe fiscal para las novilladas, que hacen su agosto en septiembre.

Y de enero a agosto la taquilla taurina ascendería a 145,5 millones y las arcas públicas ingresarían 19 millones de euros por el IVA taurino.

Es decir, el toreo ha pasado de un tipo efectivo del 13% a uno del 21%. En términos globales, la fiscalidad de la tauromaquia subirá, a partir del 1 de septiembre, nada menos que 8 puntos porcentuales. Aún así, en 2012 se estima una recaudación de 39 millones de euros, frente a los 40,3 de 2011. Incluso aumentando la fiscalidad, los ingresos bajan. Una paradoja llamada crisis.

►La versión original de este artículo puede consultarse en:
http://www.expansion.com/blogs/tauroeconomia/2012/07/16/la-paradoja-del-iva-taurino-lo-suben.html

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Informes
Los 11 millones de localidades disponibles inclinan el poder a manos de Simón Casas
La "indultoreabilidad", la adulteración del verdadero sentido de los indultos
El cambio de modelo en la gestión de Vista Alegre: la experiencia de los años 50 en Bilbao
Colombia: La Corte Constitucional traslada al Congreso su propuesta de prohibir de los toros
La respuesta de un reconocido experto: ¿Es el toreo tortura o maltrato animal?
La Plaza de Bilbao contará en 2018 con una forma de gestión "que nada tenga que ver con la actual"
No es momento para "abrir en canal" a la Tauromaquia, pero sí para trabajar por su futuro
El paso de Roberto Domínguez por Bilbao
La temporada de 2017, ¿puede ser un Año 10?
La exigencia de los aficionados por el toro íntegro, el dilema del "mal menor y el bien posible"
PUNTO DE VISTA
Como respuesta a los nuevos tiempos

La presencia institucional de la Tauromaquia


Innecesario resulta recordar que vivimos unos tiempos nuevos para la Tauromaquia, en los que el ruido mediático --no siempre bien contrarrestado institucionalmente-- hace que destaquen más las sombras que las luces. Sin embargo, aunque pudiera parecer lo contrario no es esa la realidad. Incluso en momentos de crisis cuanto encierra la Tauromaquia sigue vivo, mantiene sus valores creativos y sigue teniendo detrás un apreciable respaldo social. Por eso, para salir del impasse actual resultaría muy conveniente que se reactivaran las instancias institucionales a las que corresponden salir en su defensa y apoyar su proyección de futuro.


Ortega y Gasset

INFORMES
Ni hacer la noria, ni dejar de someter al toro


Cruzarse, cargar la suerte, ligar las series: historia de una evolución natural del arte del toreo


Desde que Manuel Jiménez "Chicuelo" mató en Madrid un "gracialiano" que atendía por "Corchaito", torear cargando la suerte o hacerlo en línea, y además ligar las series, dejó de ser un dilema. Siguiendo la sabia doctrina que dictaron José y Juan, el el sevillano demostró que era posible al jugar los brazos y las piernas construir el toreo moderno, basado en cargar la suerte, llevar al toro hasta detrás, formar un ramillete compacto de muletazos y todo ello con arte, con estética. Se puso fin a una polémica que duró más de un siglo, girando siempre a la interpretación que se diera a la forma de citar y la forma de hilvanar un pase con el siguiente. Sin embargo hoy observamos que a la vez que se reclama ese "crúzate", los tendidos crujen cuando el torero hace una noria continua.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |