Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La movida de los socios del Club Cocherito de Bilbao
"Sí se puede"… defender la Tauromaquia
La experiencia es sencilla, pero hay que trabajársela. Los socios del Club Cocherito están consiguiendo modificar el clima de opinión en torno a la Tauromaquia. Con seriedad y educación, todo se basa en un grupo que el club ha creado para sus socios y amigos en Whathsap, en el que ya operan ya más de 500 inscritos y al día se entrecruzan mensajes a cientos; de hecho, como si fuera un "servicio 24 horas". Y de lo más diversos, pero siempre taurinos. Cuando, además, detrás se tiene el sustento de un club que se ha convertido en Bilbao en todo un referente por la variedad y el interés de sus continuas actividades, la conclusión es rotunda: "sí se puede"… trabajar en defensa de la Tauromaquia. Lo único que se necesita es imaginación y trabajo; lo demás lo ponen las modernas tecnologías.
Actualizado 27 mayo 2016  
Antonio Petit Caro   

Con el permiso de los que tengan su  copyright, hay que decirlo en voz alta: “Sí se puede”.  Frente a la marea que nos sorprende con nuevas ocurrencias cada mañana, con sus expresiones antitaurinas, sí se puede reaccionar. Con resultados positivos, sin necesidad de grandes aparatos y a coste 0. Lo están demostrando desde comienzos de mayo los socios del Club Cocherito, de Bilbao. En este caso, no ha hecho falta  ese recurso moderno de las redes sociales; les ha bastado moverse bien con un simple Whathsap, una herramienta sencilla que está al alcance de cualquier teléfono móvil. En unas pocas semanas ya viene siendo la demostración palpable de que, en efecto, “sí se puede”. Y, además, en tiempo real y pegados por completo a la actualidad de cada día.

En su momento la dirección cocherista creó en Whathsap un Grupo con el nombre del club y se invitó a los socios y amigos a participar. La bola empezó  a rodar y en pocos días ya pasaban de 500 los que se involucraban en estas conversaciones telemáticas. En unas ocasiones para dar una información que no aparecía en los medios convencionales, en otras para dar cuenta de un festejo que estaban presenciando, en otras muchas era para movilizar la opinión cuando en el horizonte de avistaba una tormenta. Hasta para mover al que pensaba a favor, pero no se había planteado que también él podía hacer algo por la causa de los toros.

Y todo sin ningún tipo de dirigismos ni de consignas; cada cual se expresa a su manera y con sus propias ideas. Ni pretendiendo dar lecciones a nadie, tan sólo poniendo en práctica, sin utopías que nunca se alcanzan, lo que tenían a mano realizar.  Pero siempre con un denominador común muy asentado: no cruzarse de brazos, sino salir a defender y promocionar hoy la Tauromaquia, un empeño común y compartido en el que todos los aficionados se debieran involucrar.

La realidad es que han conseguido formar, en el buen sentido, un ruido monumental, influyen en la vida ciudadana y tienen eco en los medios informativos. Además, no tienen empacho en aportar, aunque la otra parte escuche poco, ideas nuevas a los gestores de la Plaza de Vista Alegre, un poquito anquilosados como están,  para revitalizar las Corridas Generales[1]; o para dirigirse a las autoridades locales para defender los derechos del aficionado y las propias tradiciones de Bilbao.

Guardando las distancias, que el término resulta espinoso en ocasiones, se han convertido en un auténtico lobby local en defensa de los aficionados Y lo dicho, sólo a base de trabajar con constancia y sin que haya de invertirse un solo euro. Les ha bastado el dichoso Whathsap, en el que se cruzan al día muchos cientos de mensajes. A partir ahí, como ocurre en la mar, se van creando olas expansivas y los mensajes van llegando a terceros. Al final, se crea un clima de opinión, que por lo menos contrarresta los que crean otros a la contra.

Hay que reconocer que liderar esta tarea no es precisamente cómoda. Sobre todo cuando se trata de un marco tan concreto, una ciudad en la que todo el mundo taurino y no taurino se conoce,  donde de modo necesario llega un día en el que hay pisar un callo. Y eso es un incordio, enseguida viene la llamada de éste o aquel, que se siente alguien en la sociedad local, pidiendo explicaciones. Pero cuando se aborda una propuesta de trabajo de esta naturaleza, hay que dar por supuesto, hay que asumir de antemano, que el empeño no será un camino de rosas. Nada nuevo: es la vida misma, salvo que se elija caminar de perfil, para que a uno no le moleste ni el viento que sopla, con tal de contentar a todos a la vez; abrazando farolas por la calle así, sabido es, nunca se construyó nada serio.

Si ya el Cocherito venía viviendo una etapa muy en alza, promoviendo actividades de todo tipo --hasta un club de lectura taurina-- y con muy buena aceptación, hoy se está convirtiendo en un Club que ha conseguido crear un clima participativo en el que nadie que quiera se siente excluido.

La movida taurina que ahora ha organizado debiera ser un ejemplo de que en efecto “sí se puede” trabajar para cambiar las cosas, que no hay que esperar a que otros --un otros que casi nunca tiene concreción--, nos saque las castañas del fuego. Si el mundo del toro fuera capaz de abrir muchos pequeños y locales focos de opinión como éste, aprovechando las posibilidades que las tecnologías hoy nos ofrecen, probablemente el clima social sobre la Tauromaquia iría teniendo un horizonte mucho más despejado.

Solo hacen falta ganas de dedicarle al asunto todos los días un rato. Y hacerlo con educación y sin desánimo, que ésta no es batalla que se gane en un día y por un mensaje; hace falta un trabajo capilar y continuado. Al final, se comprueba como en Bilbao sí se están pudiendo hacer frente a quienes quieren denostar, de hecho o de palabra, la realidad histenseguida  lo menos contrarrestan los que crean otros a la contra.nuestras propia realidades.xcluido.ñas del fuero.,órica de la Tauromaquia, sin necesidad de ir a confrontación alguna: basta con explicar y volver a explicar cuantas veces haga falta  nuestras propias realidades, nuestros propios  derechos a pensar como pensamos, nuestro derecho a vivir con libertad. También en nuestras aficiones, legítimas como son.

_____________________

[1] Sin ir más lejos, este  26 de mayo publicaba el diario El Correo, de Bilbao, una página con el siguiente titular: “1.350 socios del Cocherito urgen a la modernización de los festejos taurinos y de Vista Alegre”. Y añade el diario: “Plantean una mayor actividad en las redes sociales, la explotación del comedor del coso y la organización de una miniferia fuera de agosto y novilladas nocturnas”.

Pero en esta misma fecha, se produce otra noticia: “El Ayuntamiento rechaza someter a consulta las corridas de toros en Bilbao”. Quienes seguimos en Whathsap el Grupo del Club sabemos lo mucho que los socios han batallado por ese tema. Y se ha ganado.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de La opinión
Se acabaron "los días de vinos y rosas"
La reducción del IVA taurino, largo me lo fiáis...
Málaga no cambiará el rumbo del mundo del toro
Los hombres del mañana, los aficionados que garantizarán el futuro de la Tauromaquia
Como espectáculo "en vivo, con público", el IVA cultural debe afectar a toda la Tauromaquia
Ni una esperanza de menos, ni un pesimismo de más; basta que baje el IVA cultural y se cumpla la ley
Ni todo lo bueno está por venir, ni dejamos atrás todo lo malo
Bilbao y sus Corridas Generales, frente al reto de mantener la categoría de la gran feria del Norte
La Tauromaquia en un nuevo contexto: todas las opciones están abiertas, menos la de tirar la toalla
Procede acudir a la vía penal; asombra el lento caminar de la fiscalía
PUNTO DE VISTA
Una posible dimensión de sus efectos prácticos

Consideraciones en torno al proyecto de Reglamento Taurino de Navarra


Está en marcha el proceso de reforma del Reglamento Taurino de Navarra, que es una iniciativa que ya se intentó en 2011. En este momento se trata de una iniciativa muy abierta y aun no concretada en un texto normativo. Pero sí se conocen sus objetivos. Junto a aspectos muy razonables en temas de seguridad y asistencia sanitaria, entre otros, se plantean unos criterios tan generalistas en materia propiamente taurina que en realidad se pueden entender como una desregulación de la lidia. Si finalmente ocurriera así, tampoco se estaría ante una emergencia: la ausencia de una normativa en esta materia a lo que llevaría, de acuerdo con la ley, es aplicar cuanto rige con carácter general en España, en función de la Ley 10/1991 y el Reglamento nacido de ella.


Ortega y Gasset

INFORMES
Ni hacer la noria, ni dejar de someter al toro


Cruzarse, cargar la suerte, ligar las series: historia de una evolución natural del arte del toreo


Desde que Manuel Jiménez "Chicuelo" mató en Madrid un "gracialiano" que atendía por "Corchaito", torear cargando la suerte o hacerlo en línea, y además ligar las series, dejó de ser un dilema. Siguiendo la sabia doctrina que dictaron José y Juan, el el sevillano demostró que era posible al jugar los brazos y las piernas construir el toreo moderno, basado en cargar la suerte, llevar al toro hasta detrás, formar un ramillete compacto de muletazos y todo ello con arte, con estética. Se puso fin a una polémica que duró más de un siglo, girando siempre a la interpretación que se diera a la forma de citar y la forma de hilvanar un pase con el siguiente. Sin embargo hoy observamos que a la vez que se reclama ese "crúzate", los tendidos crujen cuando el torero hace una noria continua.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |