Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La libreta de un buen aficionado
Lo que queda en el recuerdo 32 tardes después
Treinta y dos tardes de toros sin solución de continuidad. Un serial para poner a prueba el grado de la afición madrileña, que a tenor de los hechos no ha sido pequeño. La feria más grande del mundo taurino, que ha sido capaz de reunir a más de 600.000 espectadores. Pues de todo eso en el recuerdo quedan muchos nombres propios, comenzando por Ginés Martín y Juan del Álamo, pero también de "Hebreo" o de "Antequerano", entre otros muchos. Como si fuera esa libretilla de pastas negras en las que los viejos aficionados iban escribiendo la historia del día a día del toreo, Juan J. Sánchez Sánchez-Ocaña trae a nuestras páginas todos esos recuerdos que han dejado 32 días de toros.
Actualizado 13 junio 2017  
Juan J. Sánchez Sánchez-Ocaña   
 Ginés Marín triunfa y convence: una Puerta Grande de las que pueden hacer historia
 Juan del Álamo, el sentido del arte y los valores de la épica para abrir la Puerta Grande
 Vibrante mano a mano entre "Hebreo" y Sebastián Castella
 Dávila sin Miura

Treinta y dos se dice rápido, pero se hace cuesta arriba por más que se tenga una afición XXL. Treinta y dos tardes, veintiuna de diario, trabajo mediante para muchos. Y en las treinta y dos tardes, como no cabía esperar otra cosa, de todo.

De todas ellas, cuatro de rejones, pero las trataremos más tarde todas juntas. Ahora vamos a lo importante.

Puertas grandes

Tres puertas grandes muy diferentes entre sí por la situación de cada torero y por cómo se desarrollaron cada una de ellas. Ginés Marín, Enrique Ponce y Juan del Álamo. La de Ginés fue rotunda, un torero que confirma alternativa, tiene la suerte de sortear un toro bravo --Barberillo, de Alcurrucén-- y es capaz de cuajarlo con toreo caro y una mente serena, capaz de captar los tiempos del toro y darle a la faena la medida justa. Con ello, el triplete de premios, Triunfador, Faena y Torero Revelación están más que justificados.

La segunda en el tiempo, no en importancia, fue la de Ponce. Consentido de Madrid desde que decidió volver del retiro voluntario. Pocas veces una figura del toreo habrá salido en hombros de Las Ventas entrando cuatro veces a matar, metisaca y pinchazo incluidos. La primera oreja, merecida hasta la espada, pese al toreo sin vaciar muchas veces, en esa noria que tanto se ha criticado en esa misma plaza. La segunda muy por debajo de lo que debería ser una oreja de la primera plaza del mundo. La puerta menos grande.

Retomó la seriedad el premio con la de Juan del Álamo, que debió abrirla desorejando a Licenciado --también de Alcurrucén-- y lo tuvo que hacer con una de cada. Todo gracias a la decisión del palco. La faena más rotunda del salmantino en Madrid, que coleccionaba orejas sueltas sin terminar de romper. Gran faena a su primero y actuación muy seria, con el viento a favor, en su segundo, que no regaló nada.

Trofeos

Entre los que tuvieron premio también hubo distintos pesos. Las tres de Talavante, una por tarde, fueron incontestables. Incluso la primera, al sobrero de Conde de Mayalde, pudo ser perfectamente de dos. Talavante, pilar del ciclo, lo cierra con una sensación extraña, sus cumbres son muy cumbres, y sus ratos regulares siguen siendo muy buenos en comparación. Pero mezcló la rotundidad de su primer y tercer día con la falta de rotundidad ante la de Cuvillo, con un lote de lío.

De dos fue también la faena de Antonio Ferrera en la de Las Ramblas, se le fue la espada un poco baja y por eso se quedó en una. Visto lo visto después, tendría que haber sido de premio grande. Ha demostrado que está en un momento de maestría absoluta, aún sin toro.

El Juli, más respetado que nunca, también tuvo una gran tarde, en la que probablemente pinchó la puerta grande. Mejor así que con un premio discutido. No fue discutida la oreja de Perera, todo temple y suavidad, ni la de Roca Rey, exigido como figura y sin suerte en los sorteos; se la arrancó a un manso en su querencia. Castella le cortó una oreja a Hebreo y perdió la segunda con la espada, pero aún así quedó la sensación de no cuajarlo. Dos toros de vuelta al ruedo, en Sevilla y Madrid, y una oreja como premio total. Para pensar.

De menos fuste fueron las de Gómez del Pilar, que sin apenas torear estuvo por la plaza como si llevara ya veinte paseíllos este año; la de Joselito Adame, fraguada en su muleta, al cogerla al vuelo en un desarme primero y al no usarla para matar después. La de Morenito de Aranda, primera de la feria; y la de David Mora, sin mayoría de pañuelos siquiera.

Sin trofeos

Algunos, aún sin trofeos, salieron reforzados de San Isidro. Paco Ureña mantiene todo el crédito que traía, lo que no es poco. Se le fue la primera puerta grande, otra más, por fallar con el descabello después de una faena de poder a poder con un bravo y encastado de Victorino. También Jiménez Fortes, sin casi opciones y que dejó unas sensaciones buenísimas en sus dos tardes. El capote y la izquierda de Garrido, la decisión de Javier Jiménez, herido; la entrega total de Román y Gonzalo Caballero. Y mención aparte para la manera de estar en novillero de Colombo, privado de una oreja por el catastrófico palco de Madrid en una de las decisiones más injustas de la feria.

Toros

Gran feria ganadera, con una buena cantidad de toros con posibilidades y varios de nota: Hebreo de Jandilla, premiado con la vuelta al ruedo. Como Liebre de Rehuelga, que no fue ni el mejor de sus hermanos. Coquinero, del mismo hierro. Cojito de Victoriano del Río y Antequerano de Alcurrucén, con muy mala suerte en el sorteo. Barberillo y Licenciado también de los Lozano --si los hubiera juntado en una sola corrida, aún están toreando esa tarde--. Inclusero de Domingo Hernández, Pastelero de Victorino, Escandaloso de Montalvo, y un no corto etcétera.

La corrida más completa fue la Domingo Hernández, sin olvidar la de Jandilla, las de Alcurrucén o Rehuelga.

Decepciones

Decepcionaron López Simón y David Mora, muy perdidos. Urdiales, sin mucha suerte ni muchas ganas. Las dos ganaderías que habían triunfado con novillos al comienzo de temporada, La Quinta y Fuente Ymbro. Los novilleros en general, Juan Pedro y Miura, Curro Díaz, Bautista y Pérez Mota. Paquirri, y su inexplicable despedida de Madrid, quitando un puesto y sin el menor interés por dejar huella. El Puerto de San Lorenzo, y no por la de Otoño.

No salen del pozo tampoco Fandiño y El Cid, ni Luque.

Caballos

En las de rejones, aplausos con volquete, orejas y puertas grandes a porrillo, Ventura que suma catorce y la gente muy entretenida. Como en las tres de recortes.

Ahora quedan Beneficencia con un cartelazo, la Cultura con la vuelta de Morante, la presencia como triunfador de Ginés y el capricho de Cayetano, y la novillada. Todas fuera de San Isidro pero ligadas a él.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Media de remate
El palco de Madrid, de pañuelo verde
Antonio Ferrera, torero total
Música: la discusión está en el "cuándo"
Elige vida
No se defiende sola, ya no
Es Montesquieu, estúpido
No hay nada igual
La suerte
"Momentum"
La maldición del azulejo
PUNTO DE VISTA
La tarea pendiente de la Comunidad de Madrid

Realismo y transparencia sobre la remodelación de Las Ventas


Fuera de aquel voluntarismo de las autoridades autonómicas, cuando expresaron aquello de "todo se hará, pero poco a poco" para apagar el incendio provocado por el anuncio del cierre de la plaza de toros, nada se ha vuelto a saber de cómo y cuando se van a llevar acabo las obras necesarias en Las Ventas para convertirla en un recinto seguro. Después del abandono en el que dejaron al recinto durante demasiados años, ahora urge que se pongan en marcha las soluciones. Y éstas comienzan por introducir transparencia y realismo en todo ese embrollo.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |