Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Así ven desde fuera la situación española
¡Reflexiones sí, trampas jamás!
El Coliseo balear
En el diario mexicano "El Informador" , que se edita en la ciudad de Guadalajara, publicaba el miércoles día 5 una columna de opinión referida a la situación que en la actualidad se produce en España con respecto a la Fiesta. Xavier Toscano, que fue juez de plaza en el coso de "Nuevo Progreso" en la capital del Estado de Jalisco, analiza con preocupación lo que define como "las embestidas descompuestas" de los detractores del mundo del toro, para concluir en los siguientes términos: "nuestro derecho es defenderla con el orgullo de sentirnos aficionados. Pero sin olvidarnos que es más importante exigir que en todos los cosos del mundo —principalmente en nuestro México y particularmente en nuestra ciudad— la figura inquebrantable de su majestad, El Toro Bravo".
Actualizado 6 agosto 2015  
Xavier Toscano G. De Quevedo   

Estamos iniciando el octavo mes del año, un período que se caracteriza por su número importante de ferias, y en el que encontramos un incremento en la cifra de festejos, dando como resultado amplios triunfos de los toreros, pero también es aquí en donde la historia y las crónicas nos narran de los percances más tristes que se han vivido dentro del mágico y enigmático mundo que es el Espectáculo Taurino.    

Magnánima e incomparable, mística y enigmática, así de sorprendente es la Fiesta Brava que es la amalgama y asociación que forma un toro bravo complementándose con la aportación que logra ofrecer un actor, que ha sido moldeado de una pasta muy diferente al resto de los mortales y que se nombra torero. Este vínculo da vida al fino y elegante arte del toreo, que es indiscutiblemente una de la más bellas y portentosas expresiones artísticas que pueda crear un ser humano; es un arte tan etéreo y sutil que es propio de un dios, que al lograr el dominio sobre una bestia, embellecer su acometividad y controlar su temperamento agresivo, lo traduce en una expresión artística, que logra tocar los más profundos sentimientos de quienes abstraídos lo contemplan.

Hoy una vez más vemos cómo emergen los espectros que buscan egoístamente destruir nuestra fiesta, en la personificación del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien no obstante al ver que ya está por terminar su gestión, continúa buscando las formas para perjudicar a los aficionados de la capital colombiana y a su plaza de toros, La Santamaría. Para este obscuro personaje y su inmensa masa de soberbia y prepotencia, nunca le será posible captar —ya que no tiene capacidad de entendimiento— que nuestra Fiesta Brava es semejante a una extraordinaria producción cinematográfica —merecedora de todos los premios de la academia— en donde encontramos la genialidad y la visión de un gran director, la elaboración de un estupendo libreto, la actuación sobresaliente de colosales intérpretes que viviendo y encarnando sus papeles protagónicos, logran envolver y cautivar a los espectadores, quienes al finalizar la proyección en las salas cinematográficas, quedan no únicamente entusiasmados y satisfechos, sino que, más aún, con la firme intención de volver a verla y disfrutarla una y mil veces más.    

Hoy que se ha divulgado la noticia de que las autoridades hostiles y arbitrarias de Palma de Mallorca han declarado “ciudad antitaurina” a esta entidad de las Islas Baleares, tratando de borrar el pasado histórico y cultural de un país por simple capricho, y tratando de imponer sus corrientes ideológicas, influenciados y manipulados por pensadores de otras latitudes, olvidándose que la Fiesta Brava es una tradición ancestral de toda España, y que también incluye a las islas. Sin embargo, estas negativas maniobras importadas del extranjero, y que están provocando una fractura y discordia entre el pueblo español, son un obstáculo para que muchas personas, absortas por tantas discrepancias, no alcancen a descubrir en el Espectáculo Taurino la similitud con un buen libro escrito por un extraordinario literato o un inspirado poeta, que manejando con sutileza y amplio conocimiento de nuestra lengua castellana logran la creación de una novela, un ensayo o cualquiera de las amplísimas manifestaciones literarias que al ser elegantes en su leguaje y distinguidas en sus pensamientos terminan por convertirse en paradigmas de la literatura universal.       

Y mientras un ¿“selecto”? grupo de políticos continúan con sus trabajos de demolición en contra del Espectáculo Taurino, como el que están viviendo los aficionados en Cataluña, quienes han sido víctimas de los engaños y las trampas de sus gobernantes, que vienen alargado con artificios y ardides administrativas la prohibición de la Fiesta Brava, porque acordémonos que las promesas de los políticos —¡todos, y en nuestro país es mucho más evidente!— “NUNCA” han sido creíbles, y al que le quede alguna duda que recurra a las páginas de la historia.

¡Busque firmas y aceptamos! Y con esta promesa los aficionados catalanes se dieron a la tarea de conseguir la aprobación y el respaldo de miles de aficionados que “utilizando su derecho y libertad”, se sumaron al manifiesto logrando la recopilación de más de medio millón de firmas “auténticas” que obviamente no han querido reconocer y admitir el grupo gubernativo de Cataluña. ¡Qué va!, y después de tantas mentiras y actos deshonestos continúan con su altivez y petulancia prohibiendo cualquier manifestación o acto cultural que esté relacionado con la Tauromaquia. ¡Estudiaremos la situación!  ¡Veremos que se puede resolver en el Parlamento!, y así, no obstante a su negligente actuar —sus ideologías van por delante— salen a las calles con sus caras de cínicos, asumiendo una actitud arrogante y prepotente de: “somos maravillosos y nadie tiene que reprocharnos nada”. Díganme por favor, ¿en dónde ve usted lo mismo? 

Pero en contraposición a estas disyuntivas y calamidades en contra de nuestro magnánimo Espectáculo Taurino, nos encontramos con la alegría de ver el retorno de la Fiesta a la ciudad de San Sebastián enclavada en el Mar Cantábrico. Tres largos años padeció la afición donostia la ausencia de sus corridas de toros, por la prepotencia e insolencia de sus gobernantes, que vieron cómo su hermosa plazas de “Illumbe” era clausurada arbitrariamente. En pocos días los aficionados disfrutarán con “libertad” de su espectáculo predilecto, y ahí estarán puntuales a la cita; Enrique Ponce, Manzanares, “El Juli”, Miguel Ángel Perera y otro más que darán con sus actuaciones realce a la plaza de “Illumbe”.

Seguramente nuestra fiesta seguirá viviendo las embestidas descompuestas de sus detractores, es cuestión inevitable; nuestro derecho es defenderla con el orgullo de sentirnos aficionados. Pero sin olvidarnos que es más importante exigir que en todos los cosos del mundo —principalmente en nuestro México y particularmente en nuestra ciudad— la figura inquebrantable de su Majestad, El Toro Bravo.

Xavier Toscano G. De Quevedo ha sido Juez de Plaza, en el coso  “Nuevo Progreso” de Guadalajara (México)

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Tribuna abierta
Toros: de la prohibición a la desregulación
Los Lozano, una saga paradigmática
9 ataques antitaurinos, 9 respuestas taurinas
Cuernos entre tinieblas
@corrida, la Tauromaquia en el siglo XXI
Ni habrá nadie que la abole
Toros en Cataluña: sentencia de muerte
La gestión de la plaza de Bilbao: Renovación o decadencia
La peligrosa deriva del zoofascismo
El Rector corta orejas
PUNTO DE VISTA
La tarea pendiente de la Comunidad de Madrid


Realismo y transparencia sobre la remodelación de Las Ventas


Fuera de aquel voluntarismo de las autoridades autonómicas, cuando expresaron aquello de "todo se hará, pero poco a poco" para apagar el incendio provocado por el anuncio del cierre de la plaza de toros, nada se ha vuelto a saber de cómo y cuando se van a llevar acabo las obras necesarias en Las Ventas para convertirla en un recinto seguro. Después del abandono en el que dejaron al recinto durante demasiados años, ahora urge que se pongan en marcha las soluciones. Y éstas comienzan por introducir transparencia y realismo en todo ese embrollo.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |