Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
En un año que viene siendo distinto para todos
Suenan de nuevo los clarines de San Isidro
En un año marcado por diferencias apreciables con los usos y costumbres pasadas, fruto de la eclosión de los nuevo toreros, se ha puesto en marcha la larga feria de San Isidro, 31 tardes de toros sin descanso alguno. Ha llegado un momento que para más de un torero acabará siendo decisivo de cara a su presente y su futuro. Pero, además, viene este abono cuando los políticos de la Comunidad de Madrid andan preparando el pliego de condiciones para una nueva adjudicación de la explotación de Las Ventas --la última que existe como "plaza de temporada"-- a partir de 2017. Muchas novedades para año que quiere ser nuevo y distinto.
Actualizado 6 mayo 2016  
Antonio Petit Caro   
 Ahora toca modernizar el negocio taurino
 Taurodelta espera que en la temporada 2016 se comience a recuperar el número de abonados
 San Isidro 2015: Una de las mejores ferias de la década, superó el listón de 650.000 espectadores

Suenan de nuevo los clarines bajo el patrocinio de San Isidro. Para tantos y tantos toreros, figuras y aspirantes, se pone fin a muchos días de espera, a muchas noches de sueños, pensando en qué sería de sus vidas si, ahora sí, consiguen abrir la Puerta Grande de Madrid con una tarde incontestable. Probablemente en esa dulce espera --en ocasiones también preocupada--, se habrán imaginado de mil formas distintas las caras del triunfo. Pero ahora ya la ruleta rueda de verdad. Una vez que se abre el portón de cuadrillas, nada resulta una simple palabrería.

La realidad histórica nos dice que desde mucho antes de que, hace ya 70 años, se inventara el serial isidril como más o menos lo conocemos hoy, acudir a Madrid por la primavera ha sido siempre un plato fuerte para la temporada de cuantos visten de luces. En nuestros días, además, se ha convertido en una cita decisiva para fijar el norte y las esperanzas de todo el escalafón y de la propia Fiesta en su globalidad. Nada es lo mismo con un triunfo que sin él.

Cartel de Andrea Galindo

De hecho, resulta mucho más que una figura literaria afirmar que se ha abierto la feria más importante del orbe taurina, la que da y quita, la que pone o no en dinero y en contratos, aunque hoy en día desgraciadamente sean menos valorados los triunfos como razón suprema para las contrataciones futuras. Pero Madrid, de una u otra forma, acaba pesando mucho.

Por eso, de ir o no ir bien colocado en los carteles dependen muchas cosas. Sin embargo, en el siempre sorprendente mundo del toro, las liebres saltan cuando menos se esperan. Cuántos triunfos rotundos se han alcanzado con un sobrero ya corraleado, pero que luego metió la cara en los engaños con buen son. Quizá esa es la razón última para no desfallecer  en la espera de los meses anteriores. Con las llamadas “corridas de garantías” o sin ellas, el triunfo parece como si dependiera de una invisible hada madrina, cuya varita mágica de cuando en vez toca en unos alamares y los convierte en los sueños de una vida.

Pero no se puede fiar todo a esa varita mágica. Es lo que explica que casi desde que concluyera la campaña del 2015, la torería anduviera ya trabajándose su preparación. Mala cosa --más bien pésima-- sería que el hada se apareciera y a uno lo pillara sin el equipaje hecho.

Si en algún sitio se cumple esa máxima de que “el toro pone a cada cual en su sitio”, por más controvertida que sea en ocasiones, ese lugar se encuentra  en la calle de Alcalá. Más bien a medio que a corto plazo, convencer a los graderío de Las Ventas tiene sus réditos.

Los nuevos tiempos

En el caso del serial de este 2016, a los componentes habituales que han conformado el “espíritu isidril”, se une la novedad que marca el año: la incorporación de los nuevos toreros a carteles hasta ahora sólo reservados para drid o siete nombres más rutilantes que los demás. De hecho, por lo que ha contado la Empresa, justamente esos carteles más abiertos han sido hasta ahora los de mayor aceptación en la taquilla.

Tras Valencia y Sevilla, resulta de toda evidencia que los toreros nuevos vienen marcados por la decisión de pisar el acelerador a tope. Pero las figuras no se han parado a verlos pasar; por algo hasta “El Juli” se fue a la puerta de toriles en la Maestranza sevillana. Los triunfos se han puesto más caros y las preferencias del público andan más repartidas que en otras ocasiones. De ahí el interés especial que tiene esta feria de San Isidro. Luego, bien se puede parafrasear el viejo refrán: “a quien San Isidro se la de, la afición y las empresas se lo reconozcan”.

Y un dato más que anecdótico: por un quítame allá esa cuestecilla --¡qué ya son ganas!--, se ha autoexcluido de los carteles Morante, el consentido en tantas plazas. Si después de 31 tardes de toros en Madrid nadie lo acaba echando en falta, mala cosa sería para el de la Puebla del Río.

Con todo, en esto del toreo no resulta de aplicación lo de “el último tren que pasa por la puerta”; siempre viene otro detrás, aunque sea tan sólo un mercancías, o aquel casi mítico Rápido de Algeciras, que te llevaba desde Gibraltar a Barcelona en casi 24 horas.

Y Taurodelta, en capilla

Pero ésta es, además, la última feria que organiza en la actual etapa Taurodelta. Llevan ya más de diez años gestionando el coso de la calle de Alcalá y por lo que dicen tienen el propósito de volver a presentarse al concurso de adjudicación. Se encuentran, pues, lo que se dice “en capilla” como aspirantes a continuar.

Con todas sus luces y sus sombras, de la etapa de Taurodelta, como antes ocurrió con Manolo Chopera o con la Casa Lozano, se puede hacer hoy un balance positivo, por más que a unos guste más o menos su modelo de gestión. Pero no por eso hay que cerrarle las puertas a gente nueva. Eso sí, con la condición ineludible de su solvencia, económica y taurina:  como se pudo comprobar hace unas décadas, Las Ventas no permite improvisaciones, ni ocurrencias. Basta pensar que el hecho de garantizar de antemano más de medio centenar de corridas de toros,  y de las de Madrid, nunca fue un empeño fácil.

Con todo, aun siendo tan especiales como acostumbra el empresariado taurino, más preocupación levanta qué harán los políticos a la hora de fijar las condiciones para la nueva adjudicación de la gestión de esta plaza. Madrid constituye hoy el último vestigio histórico que nos queda de una plaza de temporada, una condición completamente singular y compleja.

No tener muy presente en todas sus facetas --desde las organizativas a las económicas, con todas sus etapas intermedias--  semejante condición a la hora de redactar el pliego, nos puede dejar en el borde del abismo. Cuando, además, ni la crisis económica se ha terminado de resolver, ni siquiera se dan unos mínimos de certezas para la reforma de la fiscalidad de la Fiesta --completamente desproporcionada y gravosa-- , cualquier error saldrá bastante caro.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de La opinión
El respetuoso sentido por la Historia
Se acabaron "los días de vinos y rosas"
La reducción del IVA taurino, largo me lo fiáis...
Málaga no cambiará el rumbo del mundo del toro
Los hombres del mañana, los aficionados que garantizarán el futuro de la Tauromaquia
Como espectáculo "en vivo, con público", el IVA cultural debe afectar a toda la Tauromaquia
Ni una esperanza de menos, ni un pesimismo de más; basta que baje el IVA cultural y se cumpla la ley
Ni todo lo bueno está por venir, ni dejamos atrás todo lo malo
Bilbao y sus Corridas Generales, frente al reto de mantener la categoría de la gran feria del Norte
La Tauromaquia en un nuevo contexto: todas las opciones están abiertas, menos la de tirar la toalla
PUNTO DE VISTA
Una posible dimensión de sus efectos prácticos


Consideraciones en torno al proyecto de Reglamento Taurino de Navarra


Está en marcha el proceso de reforma del Reglamento Taurino de Navarra, que es una iniciativa que ya se intentó en 2011. En este momento se trata de una iniciativa muy abierta y aun no concretada en un texto normativo. Pero sí se conocen sus objetivos. Junto a aspectos muy razonables en temas de seguridad y asistencia sanitaria, entre otros, se plantean unos criterios tan generalistas en materia propiamente taurina que en realidad se pueden entender como una desregulación de la lidia. Si finalmente ocurriera así, tampoco se estaría ante una emergencia: la ausencia de una normativa en esta materia a lo que llevaría, de acuerdo con la ley, es aplicar cuanto rige con carácter general en España, en función de la Ley 10/1991 y el Reglamento nacido de ella.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |