Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Responsabilidad de Administración, toreros y ganaderos
Tarea urgente: salvar a los encastes en riesgo de extinción
De los 24 que actualmente se contabilizan en la cabaña de bravo, hasta 14 encastes se encuentran hoy en riesgo de extinción. Y no se trata precisamente de encastes "testimoniales"; entre ellos también los hay de renombre, pero sobre los que pesa la gran incógnita de la continuidad. A esta situación, que sin exageraciones podría denominarse de crítica, se llega de forma paralela con la pérdida de protagonismo y de capacidad de decisión de los criadores de bravo en el contexto global de la Fiesta. Mientras tanto, se imponen los criterios de los toreros con poder de imponer un monoencaste, aunque ello les traiga en demasiadas ocasiones "dolores de cabeza" como los que se vieron en la pasada feria de San Fermín
Actualizado 29 julio 2012  
Redacción. Servicio de Documentación.   
 Se impone el monoencaste: 2 de cada 3 toros lidiados en 2010 eran de procedencia Domecq
 ¿Por qué lo llaman Domecq cuando quieren decir Parladé?
 "La recuperación del interés por la Fiesta pasa por la recuperación del toro"

Según los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, “una especie se considera en peligro de extinción cuando se encuentra comprometida su existencia globalmente. Esto se puede deber tanto a la depredación directa sobre la especie como a la desaparición de un recurso del cual esta dependa, tanto por la acción del hombre”.  Y según su Presiente, a la Unión de Criadores de toros de lidia uno de los temas que más preocupa es precisamente en el mantenimiento de los encastes en peligro de extinción para salvaguardar la diversidad de esta raza.

Sin embargo, la realidad es que en la actualidad no son pocos los encastes en riesgos de desaparecer. Por eso, a cuento viene recordar la intervención que el ganadero, periodista y veterinario Adolfo Rodríguez Montesino tuvo en una de las jornadas del Aula Taurina del CEU.

Sostenía el conferenciante que la raza del toro de lidia es la de mayor diversidad genética de todas las especies que habitan el planeta, un patrimonio que debería gozar de máxima protección pero la realidad es muy distinta. T destacaba que en la actualidad hay unas cuantas ganaderías que son depositarias de un encaste único e irrepetible y sin embargo no gozan de ningún tipo de protección A este respecto, planteó la contradicción que supone que, por ejemplo, el lince ibérico sea, con toda razón, una especie protegida y, en cambio, encastes de bravo que pueden desaparecer estén totalmente desprotegidos.

Los encastes en riesgo

Y a la hora de concretar estas realidades, Rodríguez Montesinos enumeraba en detalle cuales eran esos encartes en riesgo. Como se verá, no se trata tan sólo de vacadas que poco se anuncian en los carteles, también hay diversas con notable renombre, pero que son las últimas representantes de una línea ganadera. Se trata de:

-Casta Navarra. De momento la situación es estable gracias a la demanda de este ganado para festejos populares, sobre todo en Aragón, País Vasco, sur de Cataluña y Comunidad Valenciana.

-Miura (casta Cabrera). Única ganadería con esta procedencia, si bien tiene demanda por parte de los aficionados. Vulnerable debido a la cuestión sanitaria.

-Partido de Resina (casta Gallardo). Única ganadería con esta procedencia, también es demandada por los aficionados y no tiene problema en este sentido, aunque ya estuvo apunto de desaparecer por una criba sanitaria.

-Casta Vazqueña. La rama veragüeña representada por Prieto de la Cal goza de un gran momento y en un futuro próximo, salvo los mencionados problemas sanitarios, no corre peligro. Las líneas de Concha y Sierra y de María do Carmo Palha (Fernando Pereira Palha) tienen una situación más delicada.

-Urcola. Subsiste en tres o cuatro hierros pero el futuro no es muy halagüeño. Las ganaderías que lo representan no son demandadas por los aficionados y mucho menos por los toreros. Condenada a la desaparición.

-Saltillo. Muy poquitos hierros puros y gracias al trabajo de José Joaquín Moreno Silva en la actualidad tiene gran predicamento. La ganadería de Jesús Pérez Escudero fue la última en desaparecer con esta procedencia.

-Santa Coloma. La línea Buendía se mantiene, aunque pocas ganaderías han sabido mantener el verdadero tipo de estos toros que asegura buenos resultados. Situación muy delicada para la línea Graciliano y extrema para la línea Coquilla, representada por Sánchez-Arjona y Mariano Cifuentes principalmente.

-Albaserrada. Únicos representantes en las ganaderías de Adolfo y Victorino Martín, mención especial para José Escolar que tiene cruce con animales procedentes de Santa Coloma. Son ganaderías con un buen mercado, se mantienen pero siempre al acecho los problemas sanitarios.

-Contreras. Prácticamente extinguida en su pureza. Los principales representantes son Hros. de Benita Sanz y Peralta, muy mermadas las dos. Con la desventaja del tamaño, las principales ganaderías tuvieron que cruzar con otras sangres.

-Pedrajas. Gracias a la crisis de sus principales exponentes se encuentra en una precaria situación, siendo éstos María Luisa Domínguez Pérez de Vargas e Isaias y Tulio Vázquez. Un encaste bravo que deleitó a los aficionados a toros ahora se encuentra olvidado por éstos y no esperen que los toreros lo demanden.

-Hidalgo Barquero. La falta de fuerzas propició el olvido de los hierros de Benítez Cubero y Marqués de Ruchena que ahora se lidian sobre todo en festejos de a caballo y no por todos los rejoneadores.

-Vega Villar. Otro encaste que, desgraciadamente, no tiene demanda. Recientemente ha desaparecido la ganadería de Sánchez-Cobaleda gracias al acoso sanitario. La situación es frágil.

-Conde de la Corte: Se espera que recupere el momento que siempre tuvo. Una ganadería mítica que proporcionó la creación de otros muchos encastes.

Pero en opinión de Rodríguez Montesinos a las anteriores no tardará en unirse las procedentes de los antiguos “atanasios” y la rama de los “lisardo”.

Cuando se impone la bravura sumisa

Algunos autores se remontan hasta comienzos del siglo XX con la irrupción en los ruedos de Joselito de lo que podríamos denominar el “toro moderno”. En cualquier caso, como muchos reconocen la realidad es que la paulatina pérdida de protagonismo, y de poder también, de los criadores en el mundo del toreo, es lo que más ha influenciado en esta trayectoria manifiestamente regresiva.

De esta forma se van imponiendo criterios nuevos, que a la postre tratan de potenciar la bravura –mejor dicho, la toreabilidad, como algunas la denominan-- en detrimento de la casta. Sin embargo, estudiosos de la Universidad Complutense ya han descrito que cuando la selección se basa  en la búsqueda exclusiva de la bravura sumisa, esto tiene una correlación negativa con la casta: cuanto más aumenta la primera, más disminuye la segunda.

Sin embargo, estas evidencias no tienen correlación alguna con la realidad. En alguna ocasión se ha traído a estas páginas los estudios del profesor Medina, de la Universidad de Extremadura, en los que explica y documenta como, sobre una base de 313 festejos celebrados en 54 plazas de primera y segunda,  se lidiaron durante 20120, de un total de 1.818 astados, 1.132 tuvieron procedencia “domecq” (62,3%) y 686 pertenecieron a otros encastes (37,7%). Por tanto, prácticamente dos de cada tres toros que saltaron a los ruedos españoles lucieron divisas de encaste de procedencia “domecq”, o más precisamente “parladé”.

Como demuestran estos estudios, esta suerte de  monoencaste restringe la variabilidad de hechuras y comportamientos en el toro, lo que a su vez reduce la posibilidad de contemplar diferentes lidias y, en consecuencia, de experimentar emociones múltiples.  No deja de ser curioso que frente a esta monotonización de la Fiesta en España, en los ruedos de Francia se cuide más la diversidad de encastes, para  ofrecer la posibilidad de una lidia variada, con emoción y autenticidad. De hecho, a diferencia de lo que pasa en nuestro país, en los ruedos franceses se nutren de un 33,4% de reses de procedencia ajena a “parladé”, son los casos, por ejemplo, de Santa Coloma (10,7%), Miura (9,7%) o Albaserrada (7,8%), con un peso muy superior al que se observa en los ruedos españoles (1,1%, 1% y 4,2%, respectivamente).

Frente a estas realidad, los ganaderos más concienciados consideran que en un escenario de crisis como la que todo esto significa, la recuperación del interés por la Fiesta pasa por la recuperación del toro y de su casta.

¿Como salir de esa difícil y peligrosa coyuntura? En opinión de Rodríguez Montesinos, cabría actuar al menos tres líneas. La primera, crear un banco de semen; la segunda, crear una legislación especial para tratar sanitariamente los encastes en peligro de extinción; la tercera, exigir la presencia de encastes en peligro de extinción a la hora de redactar los pliegos de condiciones de plazas de primera categoría, lo cual asegura la crianza de este tipo de ganaderías.

Pero como puede observarse este tipo de soluciones, llenas de buen sentido y mejor criterio ganadero, pasan por unas actuaciones concretas de las Administraciones Públicas. No se trata de cuestiones revolucionarias. Bastaría que pusieran tanto empeño como el que dedican a la protección del lince ibérico, por volver al ejemplo ya citado.

Pero también se necesita del concurso de los toreros, en especial de las figuras, que con su capacidad de influencia son los que imponen el monoencaste, por más que luego les provoquen fiascos atan importantes como los que se vieron, sin ir más lejos, en la pasada feria de San Fermín.

Como en alguna ocasión afirmo André Viard, en sus documentados trabajos de “Tierras taurinas”, “la época que vivimos es crítica y, si las figuras que tienen el poder de invertir el curso de las cosas no toman responsabilidades en nombre de una visión cultural del espectáculo que corresponda también con el gusto de los aficionados, asistiremos impotentes a la desnaturalización de la Fiesta y a la desaparición de algunos encastes”.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Reportajes
El inesperado "siete" que Morante hace a las ultimas ferias
Rompe agosto, el mes más taurino del año
Taurodelta reclama daños y perjuicios por lucro cesante durante su gestión en Las Ventas
La historia de toros y toreros del jardín "El Capricho", de la Alameda de Osuna
Pamplona, una Fiesta con sello propio y único
Ramón Valencia: "Sólo hemos logrado sumar 129 nuevos abonados este año"
La Fundación del Toro de Lidia se propone elegir antes de acabar junio a un nuevo Presidente
Toros 92: memoria del año taurino de la Expo, cuando nada salió según lo previsto
Curro Romero: 60 años después
Carlos Núñez anuncia que a finales de junio habrá nuevo Presidente de la Fundación del Toro
PUNTO DE VISTA
La tarea pendiente de la Comunidad de Madrid

Realismo y transparencia sobre la remodelación de Las Ventas


Fuera de aquel voluntarismo de las autoridades autonómicas, cuando expresaron aquello de "todo se hará, pero poco a poco" para apagar el incendio provocado por el anuncio del cierre de la plaza de toros, nada se ha vuelto a saber de cómo y cuando se van a llevar acabo las obras necesarias en Las Ventas para convertirla en un recinto seguro. Después del abandono en el que dejaron al recinto durante demasiados años, ahora urge que se pongan en marcha las soluciones. Y éstas comienzan por introducir transparencia y realismo en todo ese embrollo.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |