Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La reordenación de la Secretaria de Estado de Cultura
La Tauromaquia se integra en las competencias de la Dirección General de Bellas Artes
En el pasado Consejo de Ministros se aprobó la reestructuración orgánica y competencial del ministerio de Educación, Cultura y Deportes. En virtud de la misma, las cuestiones relativas a la Tauromaquia se han integra oficialmente en la Secretaria de Estado de Cultura, como Fernando Benzo ya había anunciado, incluso antes de tomar posesión. Con estos cambios, la Tauromaquia, a efectos de la Administración del Estado queda en tres manos: el propio Benzo, que ya tiene acreditada una buena gestión taurina durante su etapa como Subsecretario, y dos gestores nuevos: Luis Lafuente, actual director general de Bellas Artes, y Elisa de Cabo, una subdirectora general experta, entre otras materias, en las relaciones con la UNESCO y sus declaraciones sobre el Patrimonio Cultural Inmaterial.
Actualizado 26 marzo 2017  
Redacción   
 El Congreso pide al Gobierno el traspaso de las competencias taurinas a Cultura
 Qué puede hacer Cultura con las competencias taurinas
 El Ministerio de Cultura asume las competencias taurinas
 Los asuntos taurinos cambiarán de manos: de la Secretaria de Estado de Cultura a la Subsecretaría

En la reordenación de las funciones y competencias de la Secretaria de Estado de Cultura, llevada a cabo a propuesta de su titular Fernando Benzo, todas las cuestiones relativas a la Tauromaquia han pasado integrarse en la Dirección General de Bellas Artes, de la que en la actualidad se responsabiliza Luis Lafuente Batanero.

Se trata de una decisión llena de lógica, que formaliza la adscripción de las cuestión taurinas en el área de Cultura de un departamento tan amplio como el de Educación, Cultura y Deportes. Cuando Fernando Benzo fue nombrado Secretario de Estado de Cultura, ya anunció que estas competencias pasarían a su departamento.

Como se sabe, la aprobación del traspaso de las competencias taurinas desde el ministerio de Interior a Cultura, se realizó cuando Alfredo Pérez Rubalcaba y Ángeles González Sinde  como titulares de Interior y de Cultura, después de unas reiteradas peticiones encabezadas por el entonces diputado de la Oposición el popular Juan Manuel Albendea.

Un proceso administrativo dubitativo

En aquel momento quedaban en un cierto “limbo jurídico” porque no se había definido en qué organismo específico debía a integrarse a todos los efectos de la organización de la Administración del Estado. A la llegada de Rajoy al Gobierno, el entonces ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, en su reorganización de la cartera ministerial realizada en 2011 la incluyó en la Secretaría de Estado de Cultura, que era responsabilidad de José María Lasalle. Entonces se adscribieron ya a la Subdirección General del Instituto del Patrimonio Cultural, dentro de la dirección general de Bellas Artes.

Sin embargo, aquella adscripción no funcionó, ni bien ni mal; resultó sencillamente inoperante. Tanto que a los pocos meses se decidió que, en tanto se alcanzaba una solución mas adecuada, la gestión de tales competencias se volvió a encomendar a efectos prácticos al área correspondiente del ministerio de Interior, de acuerdo con una resolución de 2012.

Pasada esta primera etapa de interinidad, en el propio año 2012 se decidió finalmente que las competencias pasaran a corresponder a la funciones de la Subsecretaria del Ministerio de Educación, por entonces regida por Fernando Benzo. Como se sabe, dentro de la organización ministerial las Subsecretarias, junto a la Secretaria General Técnica, se constituyen como organismos dependientes del ministro como instrumento de apoyo y coordinación general del departamento.

Aunque se trata de asuntos que luego no pueden tener traslado al BOE, en realidad lo que entonces se hizo fue que lo que se había convertido, por la inoperancia de un Secretario de Estado,  en una “patata caliente” para el ministro Wert, se traspasara a uno de sus colaboradores que mas cercanía y mejor entendimiento tenía con los asuntos de la Tauromaquia, como era el caso de Fernando  Benzo.

Gracias a esta decisión, aquella legislatura se convirtió en una las etapas más prometedoras y con mejores resultados, con la recuperación de la Comisión Nacional de Asuntos Taurinos, la elaboración del PENTAURO, la promoción de la Ley 8/2013, de 12 de noviembre, que venía a formalizar a efectos jurídicos las proposiciones incluidas en la ILP promovida por el recordado Luis GIsbert, entros hitos principales.

¿Dónde adscribir la Tauromaquia?

Una vez que Fernando Benzo, con el cambio de Gobierno de 2016, accedió a la Secretaria de Estado de Cultura, incluso antes de tomar posesión ya anunció oficialmente que la Tauromaquia viajaría con él al nuevo cargo. Y, en efecto,  así ocurrió. La cuestión entonces radicaba en cuál de los organismos de esa Secretaría de Estado se incluía.

Al menos fuera de la Administración, ya desde mucho tiempos antes tuvo sus partidario que lo propio sería incorporarla a lo que durante una etapa fue la Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música, organismo dependiente de la Secretaría de Estado de Cultura.

Sin embargo, tanto en la reorganización administrativa de 2011 como en la que ahora se lleva a cabo, se decidió que las cuestiones relativas a la tauromaquia dependieran directamente de la Dirección General de Bellas Artes y del Patrimonio Cultural. En la anterior ocasión, esta adscripción se concretó en su incorporación a las competencias de la Subdirección General del Instituto del Patrimonio Cultural de España. En el nuevo organigrama diseñado por Fernando Benzo, dentro del real Decreto 284/2017, de 24 de marzo, la adscripción específica se hace a la Subdirección General de Protección del Patrimonio Histórico.

¿Organismos o personas?

Partiendo que parece muy acorde con la materias taurinas que sus competencias se incluyan en la actual Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, al final en un sentido práctico no se trata tanto del organismo específico que asuma estas responsabilidades, sino como de las personas que se encargan de ellas. Ahí radica casi todo para conseguir el éxito.

Pues bien, en el actual organigrama ministerial de esta Dirección General se ha hecho cargo Luís Lafuente Batanero, que procede del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado, que con anterioridad ocupó cargos de similar rango desde 1990, tanto en el Ministerio de Educación como en la Comunidad de Madrid.

De la correspondiente subdirección general se responsabiliza Elisa de Cabo de la Vega, también perteneciente al Cuerpo de Funcionarios Civiles del Estado, que ha tenido una activa participación dentro de la delegación española en la Convención de la Unesco, entre áreas en la relativas a las declaraciones sobre patrimonio inmaterial, una de las más reciente se refirió a la Fallas. Se trata de un aspecto sumamente interesante para el proceso de declaración de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En esa especie de moderna acta notarial en que se han convertido los buscadores de internet, no aparecen --que sepamos-- ninguna referencia a las cuestiones taurinas puestas en boca tanto de Luís Lafuente como de Elisa de Cabo. Sin embargo, si estas carencias tuvieran alguna trascendencia, al menos queda el compromiso, diríase que la garantía, que en Fernando Benzo tiene a su haber a favor  la Tauromaquia.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Informes
Abono de Madrid: 192 más que Otoño de 2016, pero 607 menos que en San Isidro
La Empresa Pagés no traslada la nueva fiscalidad a los precios de la feria de San Miguel
Los toreros vascos en la temporada de 1917, la de "Fortuna" como gran promesa
Bilbao frente al año del gran reto para la actual Junta Administrativa y para la Casa Chopera
11 de agosto: entra en vigor la ley antitoros de Baleares; se abre el plazo para recurrir al TC
Las justificaciones para la "corrida a la balear" invaden las competencias del Estado
Frenar la "corrida a la balear" exige que el TC se pronuncie sobre lo que eludió en el caso catalán
Repercutir la bajada del IVA en el precio de las entradas sí es relevante
Objetivo prioritario: recuperar la bravura
EL PAÍS: El cierre fallido de la plaza de Las Ventas está plagado de puntos oscuros
PUNTO DE VISTA
La opacidad no es buena compañera

La forma ancestral del negocio taurino


Muchas veces los aficionados se quejan de que la Fiesta de los toros se gestiona hoy con las mismas ideas y formulaciones del siglo XIX. Y es cierto que así ocurra. Las relaciones contractuales, la gestión de los pagos o las auditorías de las cuentas, por ejemplo, son elementos poco o mal conocidos en el Sector. Sin embargo, para encarar el futuro se necesita de una gestión actualizada y transparente. Es el hueso "duro de roer" que casi ninguno se atreve a resolver


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |