Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Superados los 100 días de gracia con el abono de Madrid
Se acabaron "los días de vinos y rosas"
Simón Casas rodeado por lo toreros que se anuncian en Madrid
Desde que saliera el pliego para la adjudicación de la plaza de Las Ventas, en la actualidad taurina ha primado un nombre: Simón Casas, que asociado con el grupo Nautalia se llevó de calle el concurso. Muy mayoritariamente ha remado en estos algo más de tres meses con el viento a favor, lanzando múltiples propuestas y promesas de futuro. El punto de inflexión se dio el 8 de marzo, cuando descorría la cortina de sus planes para el abono de Madrid. A partir de ese fecha se acabaron los "días de vinos y rosas"; en adelante ya sólo valdrán las realidades que vayan entretejiendo la temporada. El aficionado le ha tomado la palabra y comenzará a medir el grado de cumplimiento de la revolución que había cantado.
Actualizado 11 marzo 2017  
Antonio Petit Caro   

Se ha formalizado  la primera etapa de la temporada en Madrid, que va de abril a junio, con la elaboración de todas las combinaciones de toros y toreros, que su autor aconseja que el lector lo contemple en conjunto, para percibir en toda su dimensión el argumento que ha querido explicar.  Hasta llegar a ese 8 de marzo, en el que se descorrió el telón, se ha hablado sobre Las Ventas y de su nuevo empresario como pocas veces se había hecho con anterioridad. Y si se tira de la hemeroteca con imparcialidad se concluye que, en efecto, Simón Casas ha disfrutado de eso que se conoce como “buena prensa”, que le han permitido disfrutar de los clásicos 100 días de gracia.

Pero a partir del 9 de marzo, las cosas cambian. Ya ni se esperan ni casi se aceptan más filosofías taurinas, ni más proyectos sin fecha para hacerse realidad. Ahora se parte de los datos concretos, que descienden incluso a pequeños detalles, todos ellos discutibles, pero que se dan en el mundo del toro. No cabe olvidar que si montáramos un concurso para elaborar los carteles, tendríamos casi tantas soluciones como espectadores caben en Las Ventas: cada aficionado tiene en la cabeza su abono ideal.

El reto de las cosas concretas

El razonable nivel de los carteles, que han tenido una acogida moderada, pasará pronto a un segundo plano. Ocurre siempre. En adelante el personal se quedará con valores muy concretos para medir la realidad: hechos, no palabras, se diría en lenguaje de la calle.



Y el primer reto empresarial que tiene por delante Simón Casas se plasma en este gráfico, en el que se advierte como sobre el máximo legal posible de 17.684 abonos --cifra que se alcanzo en 2011--, el nuevo gestor ha recibido Las Ventas con 4.545 abonos menos, esto es: un 25,5% se perdió por el camino y de manera continuada. Cada 200 abonos que recupere, supondrá restar un 1,15% a esa diferencia. O lo que es lo mismo, si consigue el casi milagro de recuperar 1.000, todavía estará 15 puntos de distancia de lo posible.

En este campo, así que llegue el otoño  tendrá que dar cuenta de sus propósitos tan rotundos: conseguir cada tres festejos 2 llenos y llevar a la plaza 100.000 espectadores más.  Y son datos bien concretos, que luego no pueden edulcorarse con palabras bonitas: se cumplen o no se cumplen, nada más. Aunque sea lo cierto que para conseguirlos no todo depende del empresario, que por influir influye hasta la climatología, al final la responsabilidad será enteramente suya.

El segundo reto viene también la estadística. En la temporada de 2016 en Las Ventas se lidiaron  un total de 374 reses: 216 toros, 128 novillos, 24 toros para rejones y 6 erales. Se completó este capítulo con un total de 22 sobreros: 12 toros y 10 novillos. Junto al patinazo de la corrida de Jandilla, se registró otro fiasco completo: la corrida de Robert Margé, que fue íntegramente rechazada por la autoridad, pero ni hubo llamativos movimientos de corrales, ni así que llegaban las 12 un solo día se dieron problemas para enchiquerar la corrida de turno.

Esos son los parámetros concretos con los que se va a medir la labor de la Empresa, que además tiene a sus espaldas la prevención evidente de que a Madrid no se puede traer el toro de Nimes o el de Valencia. Por lo pronto, ya se ha bajado el número de corridas “duras”.

Un tercer reto, que puede ser crucial. Casas ha montado, sin duda a base de mucho trabajo, todo un imperio taurino, que lo encabeza Madrid. Cuando el año taurino vaya caminando, se comprobará el grado de compatibilidad entre la gestión de Las Ventas y el resto de sus plazas y apoderamientos.

Tendría que fundarse de nuevo el mundo del toro para que no se establecieran comparaciones entre lo que como empresario hace en un sitio y en otro, pero también qué compromisos adquiere con este o aquel taurino. Por eso, a Casas le resultará de imposible justificación, por ejemplo, que Madrid sufra los efectos de los desacuerdos que se puedan producir en otras plazas de las que gestiona. No tienen por qué darse, pero a lo largo de la historia contemporánea es un fenómeno que se ha dado. Y sin necesidad remontarnos al siglo XIX.

Un cuarto reto: dar cumplimiento el numeroso listado de promesas culturales y sociales que ha asumido. Desde organizar actos culturales fuera de Las Ventas hasta las ofertas gastronómicas, pasando por la potenciación del resto de la temporada no abonada y de la reconversión de Las Ventas en un verdadero Palacio de Congresos, que hagan del recinto venteño un punto de reunión durante 365 días al año. 

Con la amplitud en número y en materia de estas ofertas, cuando lleguemos a noviembre y presente la Memoria de actividades, de demasiadas cosas va a tener que dar muchas explicaciones, porque aquí cada cual se habrá anotado “lo suyo”, aquellos que le conviene o que le afecte. Y entonces se pondrá negro sobre blanco el número de los cumplimientos y de los incumplimientos.

En el terreno de lo concreto, probablemente son los cuatro retos más medibles bajo criterios objetivos. Pero en el ánimo de los aficionados --que a la postre son sus cliente preferentes-- pesan luego otros aspectos impredecibles. Nadie puede comprometerse sobre qué número de puertas grandes se van a abrir en el abono; sin embargo, el triunfo rotundo pesa en el ánimo de quien frecuenta Las Ventas. Como a la empresa le conviene que la feria rompa pronto, porque eso tira del resto  del serial. Bien puede entenderse que nada de eso está en las manos de Simón Casas, pero pese a todo se anotará en su hoja de servicios.

El difícil reto de moderarse

Cuando se andaba en la tarea de coser los carteles, los colegas de mundotoro.com con un encomiable trabajo nos tenían al minuto de cómo iba la cosa. Como es gente seria, cuando en la Corrida de la Cultura plantearon la posibilidad de que se incluyera a Juan Mora --que habría venido como anillo al dedo para ese cartel— se le dio toda credibilidad a esa posibilidad. Se originó todo un debate, muy mayoritariamente a favor, en las redes sociales, hasta que el propio torero le recordó a la Empresa que no le había contratado.

Pues bien, para poner fin al tema el 3 de marzo Juan Mora le hizo llegar a Simón Casas, vía Twitter, un mensaje en el que se podía leer:  “Te contesto al SMS que me has enviado por aquí. Que te vaya bien. Un saludo”. Y a continuación el siguiente texto: ”Simón no te lo tomes a la tremenda, es que un twiter no da para más. A ver, un charlatán si que eres, o no?, y dices cosas buenas, incluso algunas muy buenas, aunque solo cumples la mitad, lo cual hoy en día es un mundo, pues en general estamos ante una sociedad donde la palabra tiene el mismo valor que un papel mojado y desteñido”. El mensaje caló y tuvo mucho eco; al final, lo constatable es que Juan Mora no aparece, en la Cultura ni en ningún otro cartel.

A lo mejor resulta difícil, porque cada cuál tiene con toda legitimidad su propia personalidad, pero parece muy complicado sobrevivir, y más en Madrid, con ese sello de “charlatán”. También en este terreno de la discusión, Madrid es mucho Madrid.

La realidad es que, si se mira hacia atrás, se hace imposible resumir todas las declaraciones y proclamas que ha hecho en estos pasados meses: son tantas que llenarían un libro. La consecuencia es que su discurso se diluye por mil caminos, llegándose al punto de hacer imposible la diferencia entre lo importante y lo anecdótico de cuanto dice. Mucho tendrá que reforzar su aparato de Comunicación, para pese a todo tener capacidad  de influir en la Opinión Pública, sin quedarse al albur de los vientos que llegan y se van.

Y lo curioso es que en la mayoría de las veces Casas pone sobre la mesa temas interesantes, pero se lanza tanto en sus discursos --que más que hablar, arrolla-- que no acaba de distinguir el grado de compromiso que encierran sus propias palabras. A lo mejor  es que en su manera de pensar y de hacer no entra medir más las posiciones.

Sin embargo, como su espontaneidad no conoce de freno ni de limites, de todo lo que diga se le pedirá cuenta mas pronto que tarde; de hecho, casi antes de empezar ya se le ha recordado que la revolución prometida no aparece por ningún sitio en los carteles madrileños. Conforme avance el año, ese movimiento irá a más. Y no hay que asombrarse: nada de todo esto resulta diferente a lo ocurrido con quienes le antecedieron en el despacho mas poderoso del toreo. Parece como si estuviera en la propia naturaleza de las cosas.  

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de La opinión
El alcalde de Bilbao fijará el "Dia D, hora H" para iniciar el cambio de modelo de gestión
La magia de Morante, en la hora de su adiós
Sanfermines, un capítulo imprescindible de la Tauromaquia
Los insondables misterios del abono de Sevilla
Pepe Luís conmovió a la nueva generación, con la verdad permanente del arte del toreo
La vuelta a la integridad del toro bravo, condición necesaria para la regeneración de la Tauromaquia
El respetuoso sentido por la Historia
La reducción del IVA taurino, largo me lo fiáis...
Málaga no cambiará el rumbo del mundo del toro
Los hombres del mañana, los aficionados que garantizarán el futuro de la Tauromaquia
PUNTO DE VISTA
¿Una Comunidad Autónoma puede regular la Fiesta?

La trascendencia del recurso contra la ley antitaurina de Baleares


El recurso de inconstitucionalidad del Gobierno contra ley del Parlamento balear, que trazaba una regulación desnatualizadora de las corridas de toros, reviste una importancia que va mucho más allá de este caso concreto. Lo que realmente está en juego es definir, a tenor de la Constitución, a qué instancia institucional corresponde la potestad de regular o desregular la Fiesta de los toros, si es al Estado, o también puede ser competencia de las Comunidades autónomas. Visto todo lo ocurrido, con una cascada de decisiones de las instituciones públicas que han pretendido entorpecer el camino de la Tauromaquia, la cuestión encierra mucha trascendencia. Por eso, sería muy de desear que el Alto Tribunal no necesite en este caso otros seis años para dictar su sentencia, como en el caso catalán.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |