Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Con una política de tierra quemada
La alarma se enciende en las islas
Los llamados ´Toros a la balear´ son una mera maniobra abolicionista que pretende acabar con la Tauromaquia sorteando las esquinas de la ley y la Constitución. El recurso al alto tribunal tardará demasiado tiempo para ser efectivo. Mal vamos, tanto que nos deja en puertas de perder una rica tradición taurina. No deja de llamar la atención que las dos plazas en las que se enmienda a la totalidad la propia Tauromaquia procedan del antiguo imperio que creara don Pedro Balañá, cuyas ruinas ahora regenta la Casa Matilla. Este jueves, con los hermanos Rivera Ordoñez y con Talavante podría bajarse el telón definitivamente en el histórico coso balear. En su columna habitual Álvaro R. del Moral aborda con buen trazo el tema.
Actualizado 2 agosto 2017  
Álvaro R. del Moral.   

El testamento taurino balear podría firmarse mañana mismo. Es la fecha de la última corrida a la española previa a la entrada en vigor de la nueva y polémica legislación. Será en el vetusto coliseo de la ciudad de Palma que fue en otra época --que difícilmente volverá-- la plaza que más toros daba en este trozo de Europa que algunos queremos seguir llamando España. Los tiempos de vino y rosas del imperio Balañá ya pasaron. Sus ruinas las gestiona la familia Matilla que anuncia los nombres de Rivera Ordóñez, Alejandro Talavante y Cayetano para estoquear un encierro de Núñez de Tarifa que pondrá fin a una rica historia que aún mantenía sus feudos en Muro, Inca o Alcudia. En un pasado muy próximo se cerraron las puertas de cosos como los de Ciudadela, Felanixt o Ibiza. Ya saben: qué verde era mi valle...

Condicionantes incompatibles con la lidia

Ya conocen la película: los podemitas baleares se han aliado con los socialistas del lugar para regurgitar una extraña reglamentación taurina que quiere sortear los vericuetos de la Constitución y hasta la declaración de Bien Cultural Inmaterial que goza la Tauromaquia.

La jugada es maestra y va más allá del texto abrupto de una ley absurda que, en la práctica, supone la abolición de la Tauromaquia en las islas. Los ponentes saben que el texto tendrá poco recorrido pero se trata de ganar tiempo y desgastar la actividad taurina sabiendo que la resolución del recurso de inconstitucionalidad se hará esperar y, como en Cataluña, podrá devolver el honor pero no la hacienda perdida.

Mientras tanto, nos entretenemos, echándonos las manos a la cabeza con las perlas que alumbra el texto legislativo aprobado en el parlamento balear: Se limita la lidia a tres animales que deben ser, pásmense, de ganaderías cercanas. Su presencia en la plaza no podrá exceder de diez minutos; las espadas, las banderillas, las puyas y las puntillas se mandan a un museo taurino y los niños no podrán asistir a un supuesto espectáculo en el que sólo hay un actor susceptible de morir: el torero. Un torero que, por otra parte, podrá ser sometido a unos alucinantes controles antidoping que se harán extensivos a unos animales de los que preocupa, y mucho, su bienestar psicológico.

De un recurso incierto al papel del PSOE

Un psicólogo y un buen diván son los que necesita esta sociedad enferma que confunde ecología con ternurismo. El toro y su rico universo histórico y cultural no dejan de ser una víctima más del desquiciamiento general de un mundo que se emociona con gatitos embarcados en un árbol y vuelve la vista ante la miseria de los humanos. Así nos va...

La Fundación del Toro, única entidad con un mínimo de músculo en el invertebrado planeta taurino, se ha apresurado a catalizar el recurso de inconstitucionalidad que revoque el disparate. Pero los papeles se pueden quedar varados en la calle Doménico Scarlatti de Madrid por tiempo indefinido. El ejemplo catalán --sentencia a favor con las plazas cerradas-- es más que elocuente.

La política de tierra quemada, bien manejada por los supuestos progres, terminará de borrar los últimos restos de la Tauromaquia en las Baleares. El plan es astuto y ha contado con la aquiescencia de un PSOE desnortado que predica una cosa distinta para cada auditorio.

El reciente congresillo andaluz ha sido un ejemplo más que válido. Esa Torre de Babel es mala, malísima, para el mundo de los toros. Somos la víctima propiciatoria y el flanco más débil de otros intereses. Y el último, que apague la luz.

La Fundación del Toro se ha vuelto a arremangar, es verdad. Pero la inacción del sector; la impasibilidad de las figuras y el encogimiento de hombros de la patronal taurina, entretenida con sus peseteos, hierven la sangre del aficionado.

Los trabajos originales de Álvaro R. del Moral, cronista de “El Correo de Andalucía” , se publican en su blogs “Con la tarde colgada a un hombro”, al que se puede acceder a través de nuestra sección “8 opiniones 10” y en las direcciones electrónicas:
http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro/
http://elcorreoweb.es/toros/

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Firma invitada
Discrepancias sobre la suerte de matar entre la Junta de Andalucía y los profesionales
Sevilla: Nuevos recortes en el calendario y cuentas que se resisten a cuadrar
Camas, de sus plazas y sus toreros
Llegan las ferias de la vendimia
Manolete: hasta el último día
Las suertes de la "mamola" y la "memela".
Manuel Rodríguez "Manolete": 100 años del mito que revolucionó la tauromaquia
Demasiados toros sin suerte...
Manolo Montoliú, inolvidable
Sevilla: primera batalla por el cetro
PUNTO DE VISTA
La opacidad no es buena compañera

La forma ancestral del negocio taurino


Muchas veces los aficionados se quejan de que la Fiesta de los toros se gestiona hoy con las mismas ideas y formulaciones del siglo XIX. Y es cierto que así ocurra. Las relaciones contractuales, la gestión de los pagos o las auditorías de las cuentas, por ejemplo, son elementos poco o mal conocidos en el Sector. Sin embargo, para encarar el futuro se necesita de una gestión actualizada y transparente. Es el hueso "duro de roer" que casi ninguno se atreve a resolver


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |