Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Madrid. Decimo séptima del abono de San Isidro
ALBASERRADA III: Roca Rey impone su ley a los "adolfos", la tarde de una cornada grave a Escribano
Roca Rey expuso su concepción del toreo, también los "albaserradas". (Plaza 1)
El morbo estaba, desde se proclamaron los carteles isidriles, en qué iba a pasar el día que Roca Rey, la figura del momento, le viera por primera vez la cara a los toros de Adolfo Martín, por cierto: los mejores en el homenaje a Albaserrada. Pues bien, ya les ha visto la cara y el mundo sigue girando en torno al sol, al sol limeño. Desarrolló su discurso, cada vez más académico, con la misma frescura que en cualquier otra ocasión. Y Las Ventas vibraron como lo hicieron con el gran "Juampedro" de hace unos días. Muy bien dispuesto a todo, que por eso llegó la cornada, estuvo Manuel Escribano y en continuado y esperanzador progreso de Román.
Actualizado 30 mayo 2019  
Redacción   
 ALBASERRADA II: Como otras veces, la tarde la salvó el 6º
 ALBASERRA I: Todos contra los vientos

Madrid. Decimo séptima del abono de San Isidro. Lleno de “No hay billetes”, en tarde muy agradable.

Toros de Adolfo Martín, de excelente presentación, aunque desiguales y con el clásico “tres y tres”; los impares, cinqueños. Con clase y excelentes condiciones especialmente el  5º, pero también con buena nota el 4º y el 6º. De poco juego y con complicaciones los tres primeros.  

Manuel Escribano (de grana y oro), silencio tras aviso y herido; se le tributó una gran ovación cuando ya estaba en la Enfermería . Román (de frambuesa y oro), saludos, palmas tras el que mató por Escribano y una oreja tras aviso. Roca Rey (de tabaco y oro), silencio y ovación tras fuerte petición. 

IncidenciasDesde la meseta de toriles presenció el festejo el S.M. el Rey don Juan Carlos, acompañado de su hija, la Infanta Elena. Los tres espadas le bridaron sus primeros toros.

Tras la lidia de los toros 2º y 4º tuvieron que se asistidos en la Enfermería por el equipo que dirige el Dr. García Padrós los espadas Román y Manuel Escribano.

Parte facultativo de Manuel Escribano.- “Herida por asta de toro en cara interna 1/3 medio muslo izquierdo con una trayectoria hacia externo craneal y posterior de 25 cm que produce destrozos en musculatura aductora, vasto interno, contusiona vena femoral, lesiona colaterales, rodea cara posterior de fémur y alcanza cara posterior 1/3 superior del muslo. Es intervenido en la Enfermería de la Plaza de Toros. Se traslada a Clínica Fraternidad Muprespa Habana. Pronóstico: Grave”.

Parte facultativo de Román: "Herida por asta de toro en región glútea izquierda de 5 cm, hacia línea media que lesiona fascia superficial y glúteo mayor. Pronóstico leve, que no le impide continuar la lidia. Es intervenido bajo anestesia local”. 

 

En la tarde en la que Manuel Escribano se llevó un recuerdo de pronóstico grave los de Adolfo Martín, Roca Rey ha venido a explicar a la cátedra, por si alguien tenía alguna duda, que es capaz de hacerle su toreo a los albaserradas, como se lo hace a cualquier juanpedro de los  habituales Por si quedaba alguna duda, tras el morbo levantado por su inclusión tipo bingo en este cartel, el torero de Lima no se dejó nada en el tintero con ese buen toro que cerró la tarde. Pero  esta 17ª del abono hemos visto también una de las mejores versiones de los últimos tiempos de Escribano, precisamente en el toro de la cornada, y una actuación muy solvente y firme de  Román, que sigue creciendo.

 

En el trio de ganaderías procedentes de Albaserrada, que tomaron parte en el homenaje al centenario, la que se ha impuesto con toda claridad, la que ofreció mayores satisfacciones a la afición, ha sido la de Adolfo Martín. Con tres toros que ofrecían el triunfo a los espadas de turno, pero también que aportaban emoción durante toda la tarde. Todos tuvieron movilidad, aunque pelearan desigualmente ante el caballo. Pero los que dieron mejor nota, iban con el morro por los suelos, siguiendo con fijeza los engaños. Lo que ocurre es que a los toros encastados --y estos seis lo fueron unos en bueno y otros en malo--, todo se le tiene que hacer bien, porque al menor descuido te echan mano. Es lo que ocurrió con Escribano y Román.

 

Con un sector del 7 que parecía haber ido para bajarle los humos a Roca Rey --un propósito con raices históricas--, el torero acabó imponiendo su ley. A base llevar al 6º de los albaserradas muy metido en los engaños, toreando muy por abajo y con una muñeca firme, el limeño dejó series, especialmente sobre la mano derecha, de mucha categoría. Pinchó antes dejar arriba toda la espada y, aunque hubo petición suficiente, el presidente de turno --del que luego habrá que hablar-- no se atrevió a sacar el pañuelo blanco.

 

Un lance muy torero de Manuel Escribano. (Plaza 1)

Lo mejor de Escribano, aquel torero que sorprendió un día toreando con preciosidad al natural a un toro de Miura, se vio con el 4º. Las sucesivas series sobre ambas manos estaban bien trazadas y tenían el sello de lo auténtico. Al intentar un pase de pecho, sin enmendar los terrenos, el adolfo le dio una cornada que desde el principio se vio que era fuerte, aunque no tanto como aquella de Alicante. En esta tarde, en fin, se comprobó que Román no es sólo ese muchacho sonriente  y amable; hoy ha toreado de forma notable, pero sobre todo ha demostrado que tiene la cabeza bien amueblada para su oficio. 

 

Otrosí

 Una protesta que ya forma parte del paisaje

 

Como en las anteriores tardes que, a raíz del día de San Isidro,  preside don Gonzalo Villa Parro, al aparecer en el palco se levantaron protestas y pancartas pidiendo su dimisión. El sector más purista no está por perdonarle aquella segunda oreja que le permitió a Perera salir por la Puerta Grande. La verdad es que no es para tanto; pero como el pueblo, mucho o poco, es soberano, estamos ante una protesta que ya forma parte del paisaje de Las Ventas. Al menos durante este San Isidro.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Madrid 2019
La asistencia media al abono de San Isidro se situó en un 80% del aforo total
Paco Ureña, triunfador de la Feria de San Isidro 2019
Dos "No hay billetes", dos percances, una Puerta Grande. Y la afición pendiente de Ureña y de Aguado
Pequeñas elucubraciones tras una tarde soporífera
El triste adiós al retiro de un buen ganadero
Más y mejor toreo del que parece y otro percance grave.
La torería de Robleño, cada vez más asolerada
Otra cornada grave, ante una corrida imposible
Cornada gravísima de Román
El toreo a caballo sí interesa. Más que las piruetas.
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |