Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
No había país en el que no tuvieran actividades
El antiguo imperio de la Casa Chopera
Manolo Chopera y su último gran sueño: la plaza de Illumbe
Eran otros tiempos. También eran otros empresarios. Pero don Pablo Martínez Elizondo y luego su hijo Manolo, levantaron todo un imperio empresarial, que abarcaba a la totalidad de la geografía taurina. Pero en todos los tiempos Bilbao tuvo un gran peso, como su mascarón de proa.
Actualizado 18 julio 2018  
Redacción. Servicio de Documentación   

Ya en los tiempos de don Pablo Martínez Elizondo, la Empresa originaria creció y se diversificó, hasta legar a sus hijos un verdadero imperio taurino, en el que figuraban, junto a dos figura del momento –Paco Camino y El Cordobés--, un gran número de plaza tanto en Europa como en América, así como una ganadería en España –que aún hoy continúa lidiando--  y otra en Colombia –que fue vendida en el año 2000--.

 

En gran medida el artífice de todo ello fue Manuel Martínez Flamarique, Manolo Chopera (San Sebastián 1927-2002), un licenciado en Ciencias Químicas, que tenía como el hombre de los números a su hermano Jesús, un taurino poco dado al protagonismo, pero que era esencial para la buena marcha de los negocios. Partiendo de lo heredado, entre ambos construyeron un verdadero imperio, al que se podía aplicar la vieja frase histórica: donde ”no se ponía el so!”. 

 

Tan sólo en Venezuela gestionaba seis plazas: Caracas, Maracay, Valencia, Barquisimeto, Mérida y San Cristóbal, mientras en Colombia gestionaba otras 4: Manizales, Medellín, Cali y Bogotá. A todas ellas hay que sumar el trabajo desarrollado en  Quito (Ecuador), en Lima (Peru) y en distintos cosos mexicanos.

 

En Francia fueron empresarios de Bayona, Mont de Marsan, Nimes, Eauze, Vic Fezensac, Floirac y Tolousse. En España regentaban todas las plazas del Norte: Burgos, Vitoria, Bilbao, Santander, Tudela y Logroño, a las que unían, entre otras, Almería, Salamanca, Talavera de la Reina y Palencia y, ocasionalmente, Sevilla --asociado con Canorea-- y Zaragoza. 

 

Pero la consagración le vino cuando en 1981 se le adjudicó la madrileña plaza de Las Ventas, donde en 8 años pasó de ser una inmensa ruina a colocarla en sus números máximos de abonados: pasaron de escasamente 4.000 hasta los 18.000. Para culminar una trayectoria espectacular, en 1998 consiguió su sueño: que San Sebastián tuviera de nuevo una plaza de toros, la de Illumbe, aunque luego los políticos enredaran en lo que siempre fue y sigue siendo un gran proyecto.

 

Sin embargo, aquel imperio que tanto hizo por la Tauromaquia, se fue resquebrajando. El número de plazas a gestionar comenzó a decaer a partir de la década de los años 90. Se desmoronó la fuerte presencia en Francia y en América, abandonan la gestión de Burgos, luego de Vitoria --que nunca se ha recuperado--, para más tarde abandonar Córdoba y Málaga, de las que se bajaron en marcha como consecuencia de las pérdidas. Y así hasta llegar en nuestros días a la firma de un acuerdo salvador con el monopolio mexicano que comanda Alberto Bailleres, que ha ido comprando porcentajes --en algunos casos mayoritarios-- de las plazas que históricamente estuvieron en la Casa Chopera. Y cuando la nueva alianza hispano-mexicana  trató de abrirse un nuevo horizonte con el concurso de Las Ventas --aquella que décadas antes Manolo Chopera salvó de la ruina--, apareció Simón Casas y les ganó por goleada el concurso.  

 

En la actualidad, cuando parece que el protagonismo de Oscar y Pablo Chopera ha ido cediendo terreno a la cuarta generación familiar, que personifica Manuel Martínez Azcárate –en la actualidad Secretario del Consejo de Administración de la sociedad formada por su familia con el Grupo de Bailleres--,  el viejo imperio se centra en las plazas de Salamanca, Logroño, Almería y  Palencia, tiene un contrato temporal en la de San Sebastián y llegan a su última etapa de Bilbao. 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Informes
Sevilla, el año que se indultó a "Orgullito"
La temporada 2018 en Las Ventas: 932.839 espectadores, un 4,15 % menos que en 2017
Paco Ureña pierde la visión del ojo izquierdo
El abono de Otoño mejoró las tendencias de San Isidro, pero también de Otoño 2017
La feria del sorteo y Alejandro Talavante incrementan el abono
No hay por qué tener miedos al cambio de gestión en Bilbao, si las cosas se hacen bien
La oferta de "cena y toros" funcionó mucho mejor que la asistencia media a las novilladas de Madrid
El Club Cocherito y el Club Taurino vertebran los valores taurinos durante la Semana Grande
La Casa Chopera llega a un fin de etapa en Bilbao, tras más de 60 años al frente de Vista Alegre
Los Parlamentos de Andalucía y Madrid rechazan las proposiciones antitaurinas de Podemos
PUNTO DE VISTA
Entre prohibiciones y tibiezas calculadas


Los políticos no deben meter sus manos en la Fiesta


Frente a los prohibicionistas, convencidos o por simples conveniencias, y a los tibios, que acaban siendo los más numerosos, nada mejor que plantearle a los políticos, de todos los colores, que saquen sus manos de la Fiesta. Si es algo tan nocivo como algunos predican sin fundamento alguno, no hay más que dejar pasar el tiempo para que desaparezca; si lo suyo es sencillamente no ayudar, aunque eso suponga infringir las leyes en vigor, con mayor motivo para que nos dejen en paz.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |