Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Tal día como el 26 de agosto
Santander: la última corrida de Manolete, antes de Linares
Fue en Santander el 26 de agosto de 1947. La última corrida que toreó Manolete antes de la tarde de Linares. Una actuación que no tuvo mayor historia, salvo la de ser la ultima tarde en la que el Monstruo salió por su pie de una plaza. Desde la capital cántabra se trasladó a Madrid y en la tarde del día 27 inició su ulñtimo viaje en coche. El destino era Linares.
Actualizado 26 agosto 2010  
Redacción   
Manolete, la tarde de Santander. (El Diario Montañes)
Fue el 26 de agosto de 1947, en Santander, en la corrida local de la Beneficencia, toreando con Juanito Belmonte y el  Raúl Ochoa Rovira, con toros de Rogelio Miguel del Corral, una ganadería de procedencia Saltillo y Vega Hermosa, que se había formado en 1935 y que, con diversas transformaciones, llega a nuestros días en el hierro de Peñajara.
 
Si nos fiamos de la escueta reseña que distribuyó la agencia Efe –que entonces firmaba como “Agencia Cifra”--, aquella tarde Manolete “toreó confiado y tranquilo, oyendo oles y música”, dando la vuelta al ruedo en su primero y recibió una gran ovación en el quinto. En el que cerró plaza recibió el brindis de su compañero Rovira.
 
Según se narra en ´100 años de toros en Santander´, de Pablo Morillas, los toros salmantinos fueron ´modélicos´ en mansedumbre. Belmonte se limitó a cumplir sin poner gran cosa de su parte, en el primer toro, y anduvo algo más entonado en el cuarto. Manolete expuso mucho para ligar faena a su primer toro, escuchando la música y las ovaciones, y mató pronto, dando la vuelta al ruedo. En el quinto volvió a pisar terrenos de compromiso para poderle al manso y el público supo valorar la entrega del diestro que mató de una buena estocada y un descabello. El debutante Rovira estuvo breve y no muy sobrado de recursos en el tercero y en el que cerró plaza puso más entrega y logró algunos muletazos de buen ver, manejando con soltura el acero. Fue despedido con aplausos.
 
En Santander ya había toreado Manolete en esta temporada la tarde del 6 de agosto, con Gitanillo de Triana y Pepín Martín Vázquez, que obtuvo por cierto un gran triunfo. Y perdió de actuar la tarde del 3 de agosto, como consecuencia de la cornada que había sufrido en Madrid, en la Corrida de la Beneficencia celebrada el 16 de junio, que le mantuvo inactivo hasta el 4 de agosto.
 
Si hacemos caso a lo que contaba Clarito en sus Memorias, Manolete ya se sentía incómodo y en más de una ocasión en aquellos días había repetido, refiriéndose al traje de luces, “estoy por no ponérmelo más”.  Una de las cosas que más le habría contrariado fue el poco público que había ido a la plaza en Toledo el 17 de agosto. De allí pasó a Gijón, el día 24, y luego a Santander. 
 
En estas fechas, algunos días los debió pasar en San Sebastián, donde veraneaba su madre. Para Linares emprendió viaje en coche desde Madrid en la tarde del día 27, a la que iba a ser su corrida número 501 y su toro 1004, el último, que se llamaba  “Islero”.
 
 
100 AÑOS DE TOROS EN SANTANDER. II volúmenes.
Pablo Morillas y Felipe Fragua Pando
Edición de Antonio Martínez Cerezo.
Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Retazos de Historia
Tarde de toros a la vasca en las Corridas Generales de 1918
Sidney Franklin: el torero yanky
Los toros en la Sevilla de la Exposición Iberoamericana de 1929
Manzanares, 50 años después
El Cordobés y Palomo Linares: la "guerrilla" cincuenta años después
Por qué "Gallito" no fue ganadero de bravo
La alternativa de Ignacio Sánchez Mejías: en la vida y en la muerte
Los Reglamentos de las corridas de toros en la Salamanca del siglo XIX
2019, un año para honrar la memoria de Manuel Jiménez "Chicuelo", el padre del toreo moderno
Los Gallo y Margarita Xirgú: una fiesta en Pino Montano
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |