Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Ambas se apoyan y se necesitan
Dos Tauromaquias complementarias
"Pocos se paran a reflexionar sobre la gran riqueza que posee la Tauromaquia, con dos vertientes bien distintas pero complementarias: la tauromaquia clásica de lidia ordinaria y la tauromaquia popular con festejos en calles y plazas. Ninguna de las dos es más importante que la otra y ambas han coexistido a lo largo de la historia y se han retroalimentado mutuamente. Tienen que seguir caminando juntas, porque ambas se apoyan y se necesitan". En síntesis, este es el pensamiento del ganadero Miguel Reta y el catedrático Antonio Purroy, a la hora de analizar las dos formas de tauromaquias que conviven desde hace siglos. Ni una es mayor que la otra, ni por supuesto resultan excluyentes, sino que las dos son expresión de tradiciones muy arraigadas.
Actualizado 7 febrero 2015  
Miguel Reta, ganadero; Antonio Purroy, catedrático de Producción Animal, Universidad Pública de Navarra   

En estos tiempos que corren todo son preocupaciones alrededor de la Tauromaquia: unos la atacan, otros la defienden, los responsables del tinglado taurino no hacen lo suficiente para salvaguardarla, el público abandona los tendidos, los aficionados desencantados, los políticos con los complejos de siempre… Pero lo cierto es que la Fiesta tiene tal arraigo en las entrañas del pueblo español que nadie va a conseguir que desaparezca. Así de claro y así de contundente.

Pocos se paran a reflexionar sobre la gran riqueza que posee la Tauromaquia, con dos vertientes bien distintas pero complementarias: la tauromaquia clásica de lidia ordinaria y la tauromaquia popular con festejos en calles y plazas. Ninguna de las dos es más importante que la otra y ambas han coexistido a lo largo de la historia y se han retroalimentado mutuamente. Tienen que seguir caminando juntas, porque ambas se apoyan y se necesitan.

Los buenos aficionados aman, por lo general, ambas tauromaquias por igual. A veces una de ellas es el camino para llegar a la otra, como es el caso de la popular que hace que sus aficionados -que son legión y muy apasionados- decanten en la tradicional, especialmente, cuando ganan en edad. Otras veces son los aficionados de la tauromaquia clásica –algo desencantados por la falta de emoción en los ruedos- los que de repente descubren la belleza y la autenticidad de la tauromaquia popular, aunque este hecho es menos frecuente.

Los que participan activamente en estas tauromaquias, toreros y corredores o recortadores, se sienten artistas, cada uno a su manera, todos exponen su vida y procuran crear arte para su propio goce y para divertimento de los espectadores.

Muchas veces, desde dentro, para apoyar a una de ellas se ningunea a la otra. Hace tan solo unos pocos lustros, los organizadores de la tauromaquia clásica despreciaban a la tauromaquia popular por falta de sentimiento –“pellizco”- y de tronío. Hoy, los aficionados a esta última, que cada vez son más numerosos, se desmarcan de la clásica por lo que tiene de sangrienta y muerte en el ruedo. Tanto aquellos como estos se confunden y que más quieren los enemigos de la Fiesta -que siempre han existido-, que se les haga el trabajo sucio desde los propios aficionados.

Animales

El ganado que se utiliza en ambas tauromaquias tiene el mismo origen: la agrupación racial de lidia, animales producidos por los ganaderos de bravo para el cometido de responder con fiereza cuando se les provoca. La metodología de selección es la misma: elección de los futuros sementales y de las vacas madres de entre los hijos de los mejores reproductores, que tienen que mostrar su bravura en la tienta y además tienen que transmitirla a sus descendientes. La tienta con la suerte de varas como prueba fundamental es el verdadero laboratorio de la bravura.

Hay un hecho que es totalmente cierto: si no existiera la tauromaquia clásica no podría existir la tauromaquia popular, porque desaparecería la cría del ganado bravo de nuestros campos y dehesas. Como se ha indicado, los animales para ambos tipos de festejos tienen el mismo origen y la misma forma tradicional de cría y manejo. Es constatable que, en la actualidad, los ganaderos que crían toros para la lidia ordinaria han encontrado un gran alivio económico en la venta de sus animales para los festejos populares en calles y plazas. Los festejos populares se sienten orgullosos de disponer de toros con trapío y bravura procedentes de las ganaderías más prestigiosas de carácter torista. Pero no es menos cierto, que ahora se avecina un posible peligro, ya que como consecuencia del descenso brusco de festejos mayores por la crisis económica y la consiguiente eliminación de vacas madres en las ganaderías de lidia, estas pueden ser incapaces de suministrar animales suficientes para los festejos de ambas tauromaquias.

Encierro

No hay que perder de vista que el origen primario de los festejos populares en España se encuentra en el encierro de las reses desde extramuros de ciudades y pueblos hasta las plazas donde iban a ser lidiados al estilo clásico o tradicional. El mayor paradigma actual aunque desvirtuado de su concepción original es el Encierro de Pamplona, con una repercusión mediática insospechada hace tan solo dos o tres décadas. Que nadie piense que estos encierros se iban a celebrar en la actualidad si no hubiera corrida de toros por la tarde. La Feria del Toro de Pamplona ha adquirido tanta relevancia por existir el Encierro y este no tendría la importancia que tiene si no lo corrieran los toros que se van a lidiar por la tarde: “tanto monta, monta tanto”, este es un ejemplo rotundo de cómo se necesitan ambas tauromaquias.

En la raíz de esta disyuntiva --¿tauromaquia clásica o tauromaquia popular?-- se encuentra una vez más el síndrome de las dos Españas: izquierda y derecha, republicanos y monárquicos, Norte y Sur, toros y futbol…y muchos ejemplos más. En este caso que nos ocupa, además de ser una aberración “técnica”, es un grandísimo error que perjudica a la Tauromaquia en su conjunto. Sólo la unión nos hará fuertes y permitirá luchar con determinación contra los intransigentes que no conocen y no respetan los sentimientos y la historia de nuestro pueblo (“No se puede entender la historia de España, sin reconstruir la historia de las corridas de toros en el sentido estricto del término”; J. Ortega y Gasset).

Y lo mismo ocurre en el resto de países taurinos, donde también la tauromaquia popular tiene una gran relevancia. Basta con echar un vistazo a los dos países vecinos donde se celebran fiestas con toros. En Portugal son muy importantes los forçados en el ruedo y los toros por las calles, especialmente, los toros ensogados en las islas Azores. En Francia con la corrida landesa (Sud-Ouest) y la corrida camarguesa en la región de la Camarga (Sud-Est), las dos tauromaquias conviven en perfecta armonía. Pero es que se da la paradoja de que existen países no reconocidos como taurinos donde celebran una tauromaquia popular con ganado vacuno local, más o menos violento, a menudo pintoresca, que tiene una gran tradición entre la gente (los rodeos norteamericanos, las carreras de toros en Bali, las peleas con vacas “reinas” en Suiza…).

Los buenos aficionados no tienen que permitir el divorcio entre ambas tauromaquias, porque las aman por igual y porque juntos se defiende mejor la Fiesta de quien la ataca por ignorancia y por odio a la tradición y a lo que representa la tauromaquia en el contexto del siglo XXI, no solo en España, sino en muchos lugares del mundo.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Informes
Chopera-Bailleres ofertan por Vista Alegre una cantidad parecida al déficit de años anteriores
La larga historia del imperio de la Casa Chopera hasta llegar a la alianza mexicana
Confirmado: sólo Chopera-Bailleres presentan oferta para la adjudicación de Vista Alegre
La oferta de "Cena y Toros" confirma en 2019 que tiene mayor aceptación
Fundación del Toro 2018: Todo sobre sus actividades, casi nada de sus cuentas
El Ayuntamiento de Bilbao desestima todos los recursos contra el pliego de Vista Alegre
FTL: en 2017 tuvo unos ingresos de 306.451,27 euros y unos gastos de 224.915,29 euros
Bilbao: Cuatro empresas recurren el pliego del concurso público de Vista Aegre
Bilbao: Cuatro empresas estudian recurrir el pliego del concurso de adjudicación
Algunas empresas barajan la posibilidad de impugnar el pliego para el concurso de Bilbao
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |