Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Un contrato que se remonta hasta el muy lejano 1932
Pagés y la Real Maestranza: historia de un matrimonio de conveniencia
Han sonado campanas de cambio en un contrato que vincula a la empresa y el cuerpo nobiliario desde 1932. Pero todo seguirá igual, aunque la plaza de toros de Sevilla cuenta con la gerencia de la familia Pagés-Canorea-Valencia desde hace tres generaciones. Pero las campanas, por ahora, han quedado tan sólo en eso, en campanas, porque los responsables de la actual empresa Pagés han preferido el "que me quede como estoy", aunque antes habían repetido por activa y por pasiva que el contrato vigentes les ahogaba económicamente para montar la temporada sevillana.
Actualizado 8 diciembre 2015  
Álvaro R. del Moral, cronista de El Correo de Andalucía   

El 16 de diciembre de 1932 aterrizaba en la gerencia de la plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla el polifacético empresario catalán Eduardo Pagés. Sustituía a un tal Abascal que debía andar en el punto de mira de los maestrantes por su cicatería. Pagés firmó un primer contrato con el teniente de hermano mayor de la época, el marqués de Nervión, que establecía una duración de cuatro años, renta de 150.000 pesetas anuales y fianza de veinte mil duros.

Eduardo Pagés montó su primera temporada en 1933. Pero los acontecimientos se precipitarán al año siguiente con la exclusiva firmada al mismísimo Juan Belmonte, que reaparece y acude en ayuda de don Eduardo, vetado –como el propio Belmonte– por la Unión de Criadores de Toros de Lidia. Ni que decir tiene que el contrato se amplía hasta hacerse indefinido y Pagés vive sus años dorados al frente del coso del Baratillo, que ve anunciarse a Manolete en cuatro de las cinco tardes de la Feria de Abril de 1945.

Pero en el mes de julio de aquel año fallece Eduardo Pagés y la dirección de la empresa pasa a manos de sus colaboradores Manolo Belmonte y Enrique Ruiz. Llegan unos años convulsos que sólo se resolverían en 1959 con el aterrizaje de Diodoro Canorea, que accede a la gerencia por su matrimonio con Carmen Pagés, hija y heredera de don Eduardo.

Pero antes hay que hacer un poco de historia: ya han sido casi olvidados los pleitos que enfrentaron a los Pagés y la Maestranza a mediados de los 50. Aquel proceso llevó a la Real Maestranza a denunciar a sus inquilinos en 1956 para resolver el famoso contrato de arrendamiento. La justicia dio la razón a los Pagés pero, ojo, también absolvió a la Maestranza, en una extraña sentencia salomónica, «de la reconvención formulada en su contra por doña Carmen Pagés sobre calificación legal de arrendamiento y beneficio de prórroga».

Sin embargo, un año después se iba a revocar esa sentencia en contra de la Maestranza –absolviendo a Carmen Pagés– al fallar que «el contrato celebrado entre don Eduardo Pagés y la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, de fecha 17 de abril de 1945, de arrendamiento de negocio de espectáculos taurinos está sometido a la prórroga legal forzosa».

Ese pleito implicaba también dejar en el camino a los Belmonte. Para ello fue fundamental el apoyo económico de Antonio Cruz, el alcalde de los Caballos, que se aseguraba su permanencia como contratista de la cuadra de picar que se mantiene inalterada hasta nuestros días. Canorea estuvo al frente de la plaza, con apoyos puntuales de Balañá o Chopera hasta su fallecimiento en el año 2000 siendo sustituído por su hijo y su yerno. El resto es historia muy reciente.

Los trabajos originales de Álvaro R. del Moral, cronista de “El Correo de Andalucía” , se publican en su blogs “Con la tarde colgada a un hombro”, al que se puede acceder a través de nuestra sección “8 opiniones 10” y en las direcciones electrónicas:
http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro/
http://elcorreoweb.es/toros/

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Firma invitada
¿Tiene futuro el pasado taurino en nuestro presente?
Rescoldos goyescos y pensando en San Miguel
Justas, torneos y festines…, antes y después de la conquista
El quite: ¿es "quite" o no?
Antes y después del 10 de mayo
La televisión sigue siendo la piedra de toque para los carteles de Sevilla
Morante: la penúltima sorpresa
Morante, ¿extravagante?
Morante, treinta años ya del comienzo de su misterio
Ya pasó el día de la Virgen de agosto, que ya no es lo que era
PUNTO DE VISTA
Con demasiados problemas sin atender

La hora de los despachos


Metidos ya en el otoño, con la vista puesta en el circuito americano, se echa en falta que los responsables de todos los sectores taurinos aborden de una vez los problemas estructurales que atenazan a la Fiesta. El juego de cromos de quien apodera a quien, o quien gana tal o cuál concurso, a efectos de futuro no pasan de ser meros hechos episódicos. Lo relevante radica en abordar los problemas de fondo que afectan a todo cuanto se refiere a la Tauromaquia. Lo importante radica en dejar de pensar en el "que hay de lo mío", para resolver lo que todos afecta.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |