Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
VALLADOLID: Segunda de feria
Indecorosa corrida de Zalduendo para una tarde inacabable
Lopez Simón, en el inicio de una de sus faenas. (Arjona, vía @PrensALSimon)
La impresentable corrida enviada desde la dehesa de Zalduendo vino para dejar la tarde en blanco. O lo que es peor: profundamente aburrida y soporífera por espacio casi de tres horas con el desfile de sobreros --¡esos bueyes, Matilla!-- y la desesperante lentitud de la lidia. Que el palco concediera dos orejas resulta un dato muy marginal, que solo va en detrimento del prestigio de esta feria. Al final, todo quedó en unos momentos de interés de Castella, el cotidiano esfuerzo de López Simón y un Morante fuera de juego.
Actualizado 9 septiembre 2016  
A.P.C.   

VALLADOLID. Segunda de feria. Lleno. Cinco toros de Zalduendo, (3º bis como sobrero), y uno de Las Ramblas (4º bis), mal y anovlladamemte presentados, mansos y de poco juego. Morante de la Puebla (de tórtola y oro), bronca y palmas. Sebastián Castella (de grana y oro), ovación y una oreja tras un aviso. Alberto López Simón (de marino y oro), una oreja y ovación.

Consumida la abundancia, queda la nada. Pues eso, consumida la abundancia en la corrida extraordinaria del domingo, para la segunda de feria tan solo quedó la nada. Y así nos fue en tarde plomiza  e inacabable –tres horas menos 8 minutos--, en la que lo más gratificante resultó ser la temperatura  ideal a partir del 4º toro. Bueno, eso y la entrada, con un centenar de localidades desocupadas para colocar el “No hay billetes”. El efecto JT sobre el abono.

Alberto Bailleres envió a Valladolid una corrida impresentable; hasta los dos cinqueños tenían una lámina anovillada que tiraba para atrás. De no pasar el reconocimiento. Pero  lo pasó. Por dentro, mansedumbre, endeblez en los remos, embestidas muy informales y sin clase alguna. Un par de ellos, además, como un punto de descoordinación en sus andares.

Pero dentro de su categoría orgánica de toros predecibles, a casi todos cuando se les metía de verdad en la muleta, cuando se les templaba, iban y venían, con tal de que el espada de turno pusiera de su parte la voluntad y la técnica necesarias para que no se salieran de la suerte.

Ejemplo evidente, el mansísimo sobrero que hizo de 3º bis. Después de múltiples enganchones y paseos, cuando por fin López Simón se decidió a templar sus muñecas y a llevarlo largo y por abajo, el de Zalduendo respondía. Sin clase, pero respondía. Lo que ocurre es que para entonces ya el personal estaba bastante exhausto y sólo corrrespondía a los alardes de rigor. La oreja cayó sin una clara mayoría de peticiones. En el que cerró plaza se mostró animoso, pero con un lucimiento escaso.

Sebastián Castella, que guste más o guste menos, siempre sabe estar en el ruedo, no quiso pasear la que le concedieron en el 5º. Un detalle por su parte. Había estado empeñado en que la ocasión no se le fuera en blanco y lo buscó por todos los medios. Dejó lances pausados, un quite variado y muletazos con la clase que no tenía su enemigo. Pero era imposible darle unidad a todo el trasteo: se negaba en rotundo el de Zalduendo. Poco pudo hacer Castella con su primero

Morante no se entendió con el que abrió plaza y expeditivamente tiró por la calle de en medio, con final lamentable en el manejo de la espada. El personal se enfadó bastante. Aunque ya de primeras salió con la espada de matar, trató de dejarse ver con el sobrero de Las Ramblas --un cinqueño algo más lucido de hechuras--; entre probaturas e intentos fallidos dejó algún lance y algún muletazo de su firma. 

Como el público de la tierra es paciente, al final de tanto sopor acabó saliendo de la plaza hablando de la posibilidad de que este viernes José Tomás y Manzanares arreglen el entuerto. ¡Que bueno es el público de toros!

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2016
Cinco ofertas para gestionar La Malagueta
Las Corridas Generales de Bilbao en 2016, de nuevo 8 festejos mayores
Castilla y León promoverá en 2017 la creación de una Cátedra de Tauromaquia
La Fundación del Toro de Lidia recibe 390.000 euros para defender y promocionar la tauromaquia
Alberto Baillères controlará la empresa que gestiona la plaza de Salamanca
La alianza Bailleres-Chopera comienza a actuar
Morante de la Puebla, "hierofante" del toreo, llegó a la cumbre
La "México" tiene un problema. Y no es pequeño
Victorino Martín, Premio Nacional de Tauromaquia 2016
Fernando Benzo, Secretario de Estado de Cultura, mantiene todas las competencias sobre la Fiesta
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |