Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Un nuevo empresario para Las Ventas
Ni todo lo bueno está por venir, ni dejamos atrás todo lo malo
Simón Casas y los Martínez Uranga, en Las Ventas
Se cierra el capítulo de la elección de la nueva empresa para la plaza de Las Ventas. En adelante, será Simón Casas quien se siente al mando de la gestión. Podría decirse que llega con la fuerza del neófito, que aparta a un lado las dificultades del camino. Pero no es eso. Casas no es nuevo en este oficio y ya se sentó entre los gestores de la plaza, por eso sabe cómo cada euro sale y cada euro entra. Lo que aporta es una forma diferente a la de Taurodelta a la hora de afrontar su trabajo, desde la base de una imaginación acreditada. Pero eso no permite concluir que ahora dejamos atrás un cúmulo de errores para dar paso a todas las bienaventuranzas. Simplezas de esta naturaleza nunca han conducido a la realidad.
Actualizado 27 septiembre 2016  
Antonio Petit Caro   
 Madrid, nuevos horizontes
 Las Ventas: la hora de los "criterios objetivos"

A falta del ultimo trámite administrativo, ya se ha bajado la persiana del tema del año: el concurso de Las Ventas. Al final, la plaza la gestionará quien más confianza tiene en el futuro y, en tiempos como los actuales, decide invertir, que es lo que hoy se necesita. Gestionar los malos tiempos sirve para capear el temporal; apostar por alcanzar unos tiempos nuevos tiene riesgos pero también permite abrir un capítulo de esperanzas.

Es lo que ha hecho ahora Simón Casas, y sus socios de Nautalia Viajes, a la hora de diseñar su oferta ganadora para alcanzar la gestión de Las Ventas. En vez de ajustar sus cuentas a esa pérdida de casi 5.000 abonados,  las han confeccionado pensando en la forma de recuperar a esos que abandonaron el tendido y así cuadrar unas nuevas. Y no es precisamente mal criterio. En los toros y en cualquier otra actividad empresarial, cuando se vive pensando exclusivamente en la forma de reducir los costes, por lo general se abandona el propósito de incrementar los ingresos; el resultado final de esta estrategia suelen ser unas cuentas aún peores que las que quieren enmendar.

En coyunturas de esta naturaleza no quedan más que dos caminos: o se amarra uno a la realidad del presente, que está siendo decadente, o se reinventa una gestión diferente, más imaginativa y más sugerente para la clientela potencial, no sólo para los que ya son fijos.  A tenor de los números, a la primera fórmula se agarraron los responsables del tándem Taurodelta-Bailleres, con una oferta que cargaba las tintas sobre la realidad difícil de pasado y de presente; Casas y sus socios optaron por arriesgarse a construir un futuro diferente. Si lo logran, se coronan; pero si no lo consiguen, se arruinan. Ni más ni menos que cualquier otra actividad de negocio.

Aunque es igualmente legítima la posición contraria, bienvenida sea la apuesta que ha hecho Simón Casas. Innovar suele ser bueno, sobre todo cuando un sector no anda en su mejor momento. Se dirá que tiene riesgos, desde luego; pero no menos que su opción opuesta. Y así, por ejemplo, si lo que andan flaqueando son los ingresos por taquilla, cabe pensar que no es momento para rebajar los precios de la localidades. Sin embargo, por ahí nunca salieron las cuentas. Cuando se ha comprobado que los precios están fuera de las posibilidades del mercado, lo que procede es situarlos al alcance de todos para atraer a nuevos clientes. Es la opción que maneja el Grupo de Casas, hoy convertido en un imperio taurino.

Alguno se preguntará si la nueva empresa de Madrid va a tener la infraestructura necesaria para atender una plaza tan compleja como Las Ventas. Al margen de que no es nuevo en este oficio, con la que cuenta Casas no es ni mayor ni menor que la que tenía en su día Taurodelta cuando comenzó su gestión. Sólo necesita asentar la nueva gestión dentro del complejo mundo de plazas relevantes que ya dirigen, para que no se provoquen disfunciones. Pero las estructuras empresariales casi nunca son el problema: se crean, se amplían, se adaptan, en fin, al trabajo que se va a desarrollar. Aquí no hay varita mágica que valga.

Pero que la llegada de Simón Casas a Las Ventas nos suscite esperanza de futuro, no por ello cabe pensar que ahora se deja atrás todo lo malo de la historia. Se podrán discutir algunas circunstancias, como aquellas con las que llegaron hace doce años a esta plaza en alianza --que acabó de manera dantesca-- con Fidel San Román; pero la gestión de Taurodelta se ha mantenido luego en unos planos dignos. De hecho, hay cosas que aprender de lo que los Martínez Uranga han trabajado por Madrid, aunque como en toda actividad haya aspectos que gusten más o gusten menos, unos que mejor olvidar y otros que sean imitables.

Por eso, resulta un tanto frívolo pensar que ahora enterramos un cúmulo de errores en aras de una primavera esplendorosa. Aguafuertes de esta naturaleza casi nunca se dan, salvo en situaciones catastróficas, que no es el caso. Lo que dejamos atrás es un modelo de gestión, con sus luces y sus sombras, construido casi siempre sobre el principio de la buena voluntad. Por delante nos espera algo hasta cierto punto desconocido --aunque en el mundo del toro casi todo esté inventado--, pero que pinta bien. Ni todo lo anterior fue malo, ni ahora todo será de color de rosas.

Lo que de verdad resulta relevante es que los nuevos que llegan aporten con acierto lo que la Tauromaquia en este siglo XXI necesita. Lo demás no dejaran de ser simples conversaciones de salón.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de La opinión
El alcalde de Bilbao fijará el "Dia D, hora H" para iniciar el cambio de modelo de gestión
La magia de Morante, en la hora de su adiós
Sanfermines, un capítulo imprescindible de la Tauromaquia
Los insondables misterios del abono de Sevilla
Pepe Luís conmovió a la nueva generación, con la verdad permanente del arte del toreo
La vuelta a la integridad del toro bravo, condición necesaria para la regeneración de la Tauromaquia
El respetuoso sentido por la Historia
Se acabaron "los días de vinos y rosas"
La reducción del IVA taurino, largo me lo fiáis...
Málaga no cambiará el rumbo del mundo del toro
PUNTO DE VISTA
La opacidad no es buena compañera

La forma ancestral del negocio taurino


Muchas veces los aficionados se quejan de que la Fiesta de los toros se gestiona hoy con las mismas ideas y formulaciones del siglo XIX. Y es cierto que así ocurra. Las relaciones contractuales, la gestión de los pagos o las auditorías de las cuentas, por ejemplo, son elementos poco o mal conocidos en el Sector. Sin embargo, para encarar el futuro se necesita de una gestión actualizada y transparente. Es el hueso "duro de roer" que casi ninguno se atreve a resolver


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |