Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID. Primera de feria
Desabrido descorche de la feria
Javier Jiménez en uno de los pocos momentos lucidos que se vieron este jueves (Plaza 1)
Toda inauguración que se precie toda la vid se ha cerrado con eso que siempre se llamó "un vino español"; con las modernidades de la nueva era venteña, se suponía que se cambiaría por el champan. Pues fue que no. Nada que celebrar. Ni siquiera la climatología y la entrada. La corrida de La Quinta, cinqueña y pasada de rosca, ni parecía que procedía de lo de Santa Coloma, ni siquiera apuntó a otros palos de la bravura; sencillamente, derrochó mansedumbre y malas condiciones. Poco podía pedirse a la terna en esas condiciones, que además propiciaron la primera jornada de trabajo para el equipo médico de la Enfermería.
Actualizado 11 mayo 2017  
Redacción   

MADRID. Primera de feria. Una entrada fluctuante: en el mejor momento, 12.842; en la realidad, el personal fue entrando y saliendo al son de la lluvia y la bajada de la temperatura, hasta acabar en un tercio. Toros de La Quinta [Álvaro Martínez Conradi], todos cinqueños, desiguales de hechuras y de poco juego. Alberto Aguilar (de turquesa y oro), silencio y silencio tras aviso. David Galván (de nazareno y oro), lesionado por si primero. Javier Jiménez (de azul eléctrico y oro), silencio, ovación tras aviso y palmas tras dos avisos.

PARTE MÉDICO DE DAVID GALVÁN: "Puntazo corrido en tercio inferior cara externa en muslo izquierdo; ligera conmoción cerebral. Traumatismo en codo izquierdo, con probable fractura, pendiente de estudio radiológico. Pronóstico: reservado que le impide continuar la lidia. Firmado: Dr. García Padrós".

INCIDENCIAS. Cuando iba a iniciarse el festejo descargó un chaparrón torrencial, pero que duró poco. Se estrenaba con este festejo el aplanamiento del ruedo: al menos hoy, no se advirtieron mayores efectos en la lidia. En cambio, y no solo como consecuencia de la lluvia, el piso de plaza presentaba notorias deficiencias, que urge que sean solventadas.

¿No dicen los gitanos que no quieren hijos con buenos principios? Pues si cumple, tendremos una gran feria, porque el comienzo ha sido tirando a pésimo. Por lo desagradable de la tarde, también; pero sobre todo por el muy escaso juego del lote que trajo Martínez Conradi para lidiar por primera vez una corrida completa en Madrid. Ni lo uno ni lo otro propiciaba celebraciones por inaugurar el largo ciclo. Así que el champan mejor se deja para otro día.

Afirmar que la corrida de La Quinta resultó manifiestamente mejorable es poco, cuando en realidad no llegó ni al umbral mínimo de las expectativas –si es que las había-- de la afición por ver el juego, de grato recuerdo cuando lidiaban como utreros.

Por presencia, más asaltillada que santacolomeña. Nunca se ha visto un toro cornipaso entre lo que se criaban en San José de Bucaré; en Las Ventas se vieron al menos cuatro. Pero si lo de santacoloma tuvo para comparecer en algunas plazas el hándicap de ser un toro bajo y recortado, hoy también ocurría lo contrario. Si lo de santacoloma, en fin, tenía esa jiribilla que los hacía tan distinto y exigían tanto al torero, en esta ocasión fueron sencillamente mansos y varios, además, con mucho sentido, cuando no eran simplemente aburridos. Añadamos, por si faltara algo, el posible efecto de tener todos más de cinco años, con lo que representa la edad en el desarrollo del sentido, al menos en algunos encastes. Con todo, hubo dos toros que dejaron ver, aunque parcialmente, mejores condiciones: el que abría plaza, carente de un mínimo de celo, y el 5º. Curioso: los dos por el pitón izquierdo

Los mayores del lugar se inclinaban esta tarde a pensar que cuando a lo de santacoloma se les saca de su propio y característico tipo, también cambia su carácter y las manifestaciones de su bravura, si la tienen. Puede ser muy cierto.

Alberto Aguilar ha andado sobrado de oficio y decisión toda la tarde. Sin opciones reales, pero muy predispuesto. Se le pudieron ver los momentos más lucidos pasando sobre la mano izquierda al que hizo 4º, que tenía algo más de recorrido y mejor son. El resto, una oportunidad envenenada, de esas que los toreros luego dicen “no veníamos a esto”. Evidente, ni el torero ni los aficionados.

Una faena de buen corte consiguió construir Javier Jiménez con el 5º, que el segundo de su lote pero que corrió turno al tener que lidiar también al que había dejado Galván. Su trasteo sobre la mano izquierdo fue ganando en intensidad y en hondura conforme avanzaba y cuando el torero consiguió que el cinqueño no se saliera de la suerte al final de cada pase. A los otros dos, los lidió con dignidad, especialmente al 6º, que era un rufián; en ambos muy premioso con los aceros.

David Galván prácticamente ha quedado inédito. El correspondió en el primer turno un toro complicadísimo, que llevaba a todos de cabeza; cuando trataba, a pesar de todo, de quedarse quieto, el de La Quinta le echó mano feamente, con las consecuencias que han quedado reseñadas en el parte facultativo.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Madrid 2017
Cornadas de Juan Miguel y Andy Younes
El colombiano Jesús Enrique Colombo corta una oreja
Ginés Marín volvió a convencer a la afición de Madrid
El Rey Felipe VI debutó en el Palco Real, la tarde en la que El Juli demostró su magisterio
San Isidro 2017: El 45% de los toros, cinqueños
Así actuó el Palco de Las Ventas
Ginés Marín se lleva todos los premios
La fallida gesta de Dávila Miura: el hombre dispone y el toro descompone
Las números del primer abono de Simón Casas
Triunfo incontestable de Sergio Galán
PUNTO DE VISTA
La opacidad no es buena compañera

La forma ancestral del negocio taurino


Muchas veces los aficionados se quejan de que la Fiesta de los toros se gestiona hoy con las mismas ideas y formulaciones del siglo XIX. Y es cierto que así ocurra. Las relaciones contractuales, la gestión de los pagos o las auditorías de las cuentas, por ejemplo, son elementos poco o mal conocidos en el Sector. Sin embargo, para encarar el futuro se necesita de una gestión actualizada y transparente. Es el hueso "duro de roer" que casi ninguno se atreve a resolver


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |