Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
In memoriam
Ha muerto Gregorio Sánchez
Este pasado jueves falleció en su domicilio en Galicia el matador de toros Gregorio Sánchez, una de las grandes figuras de su época. Contaba 87 años y hace tres se jubiló como profesor de la Escuela Taurina de Madrid, de la que fue un puntal insustituible. Con 10 puertas grandes de Las Ventas en su historial, el torero de Santa Olalla tuvo siempre un gran cartel, en Madrid y fuera de Madrid, por sus formas clásicas, pero también por una excelente técnica y un valor reconocido por todos. Descanse en paz.
Actualizado 23 junio 2017  
Redacción   
 Gregorio Sánchez, la tarde de los seis toros y las siete orejas, en cinco cuartos de hora

En la tarde del jueves, 22 de junio, falleció en su domicilio familiar de Galicia, donde residía desde su jubilación como profesor de la Escuela de Tauromaquia de Madrid, el matador de toros Gregorio Sánchez, a  que contaba ya de 87 años.

Figura del toreo en una etapa en la que el escalafón estaba plagado de figuras, de su dimensión como torero puede ser un ejemplo el hecho de que abriera por diez veces la puerta grande de Las Ventas, una plaza en la que contó siempre con una gran admiración. Aun hoy se recuerda su gran gesta del 19 de junio de 1960, cuando lidió, en poco menos de hora y media, seis toros de Barcial a los que cortó un total de siete orejas.

Pero igualmente fue muy respetado por toda la geografía de España por la autenticidad de sus tomar de entender el toreo, basado en las formas más clásicas y en una excelente técnica.

El toreo actual pierde con Gregorio Sánchez a uno de sus referentes principales. Pero pierde, además, a uno de esos maestros que supo transmitir la verdad del toreo a las nuevas generaciones que pasaron por la Escuela Taurina de Madrid.

Gregorio Sánchez y Mondeño, en la alternativa de Andrés Vázquez

El torero, el maestro

Gregorio Lozano Sánchez nació en Santa Olalla (Toledo)  el 8 de mayo de 1930. Cuando protagonizó esta Corrida del Montepío tenía, pues, 30 años casi recién cumplidos. Después del duro aprendizaje de las capeas castellanas, el 15 de octubre de 1952 hizo su primer paseíllo acompañado por los del castoreño; fue en la plaza de Guadalajara, acompañado por Manuel Sevilla y Morenito de Córdoba, con novillos de Luciano Cobaleda. En agosto de 1953 acudió a la madrileña plaza de Carabanchel y un año después, el 8 de agosto de 1954, hizo su debut en Las Ventas, con Luis Díaz y José Rivas, ante novillos de Ignacio Rodríguez Santana.

Adquirió el grado de matador de toros el 1 de abril de 1956 en el ruedo de la Maestranza sevillana, de manos de Antonio Bienvenida y en presencia de Joselito Huerta, con toros de Joaquín Buendía. Tres meses después –un 14 de junio—confirmó el doctorado en Madrid, de manos de Cesar Girón y con Alfonso Merino como testigo. Los toros pertenecían a la ganadería de don Antonio Pérez. Aquel invierno, el 2 de diciembre, refrendó su nuevo grado en la Monumental de México, de manos de Manuel Capetillo y con Humberto Moro como tercer espada, ante toros de La Laguna. En el escaso periodo de ocho meses cumplió, pues, con los tres compromisos.

Fruto de este tirón inicial, durante las emporadas de 1957 y 1958 encabezó el escalafón superior, contabilizando en ambas ocasiones un total de 87 festejos. Se retiró del toreo activo en Madrid, el 30 de septiembre de 1973.

En la plaza de toros de Las Ventas hizo el paseíllo como matador de toros en 50 ocasiones, cortando un total de 39 orejas y salió a hombros por la Puerta Grande en nueve ocasiones como matador y una como novillero, lo que le hace ser el cuarto torero en lograr este hito, superado solamente por Santiago Martín “El Viti”, Paco Camino y Antonio Bienvenida.

En el año de su adiós a los ruedos se le concedió la Gran Cruz de Beneficencia, por su desinteresada participación en numerosas ocasiones en festejos benéficos y por sus gestiones en pro del Montepío de Toreros.

Desde su retirada y hasta que le llegó el momento de la jubilación  en 2011, hfue  director artístico de la Escuela de Tauromaquia de Madrid, en una de las etapas más brillantes del Centro que lleva el de nombre de Marcial Lalanda.

Distintas organizaciones de aficionados reclamaron que Gregorio Sánchez contara con un azulejo conmemorativo en la plaza de Las Ventas, junto a los demás toreros con historia. Por recelos poco comprensibles de quienes en ese tiempo gobernaban el Centro de Asuntos Taurinos, no quisieron atender estas peticiones. No fue hasta 2015, con el cambio total de los que mandaban en la plaza, cuando una de sus primeras decisiones fue, justamente, llevar a cabo la colocación de este azulejo, para el que el torero toledano tantas méritos ha reunido dentro y fuera de los ruedos.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Retazos de Historia
"Chicuelo": un torero entre dos orillas
Rodolfo Gaona y el "pase del centenario".
Toreros mexicanos en los ruedos españoles
100 años de historia en la plaza de Albacete
El espectáculo de "El Bombero Torero" se retira de los ruedos
Los Vázquez: historia de una saga
El agosto apoteósico de "Luguillano" y "El Puri"
La faena grandiosa de Belmonte a un toro de Miura, que de salida sembró el pánico
Barcelona: La corrida de 12 toros, en la que Antonio Bienvenida sufrió la cornada del pase cambiado
Elegía a la muerte de un torero desconocido
PUNTO DE VISTA
¿Una Comunidad Autónoma puede regular la Fiesta?


La trascendencia del recurso contra la ley antitaurina de Baleares


El recurso de inconstitucionalidad del Gobierno contra ley del Parlamento balear, que trazaba una regulación desnatualizadora de las corridas de toros, reviste una importancia que va mucho más allá de este caso concreto. Lo que realmente está en juego es definir, a tenor de la Constitución, a qué instancia institucional corresponde la potestad de regular o desregular la Fiesta de los toros, si es al Estado, o también puede ser competencia de las Comunidades autónomas. Visto todo lo ocurrido, con una cascada de decisiones de las instituciones públicas que han pretendido entorpecer el camino de la Tauromaquia, la cuestión encierra mucha trascendencia. Por eso, sería muy de desear que el Alto Tribunal no necesite en este caso otros seis años para dictar su sentencia, como en el caso catalán.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |