Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Un curso con 25 horas lectivas
Algunas historias de cine y toros
Una vez más, la Tauromaquia encuentra en la Universidad uno sus mejores defensores y promotores. Ahora ha sido la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Sevilla, con la colaboración de la Fundación de Estudios Taurinos y la Real Maestranza de Caballería. En esta ocasión ha sido un muy interesante ciclo sobre los toros y el cine, desarrollado en tres sesiones intensivas con 25 horas lectivas, con el principal objetivo presentar los conceptos y contenidos básicos del cine taurino, considerado como macro-género y subgénero cinematográfico en sus aspectos más específicos. Con la colaboración de @ardelmoral, traemos a nuestras páginas la intervención de un experto reconocido: Carlos Colón.
Actualizado 9 febrero 2018  
Álvaro R. del Moral   

La charla, más allá del esperado retablo de títulos y actores, se convirtió en una densa lección de teoría. Convenía descender a las causas antes de conocer los efectos. Fue la lección magistral del profesor, escritor y periodista Carlos Colón, enmarcada dentro del ambicioso ciclo El Cine y los Toros: Géneros y lenguajes cinematográficos de la Tauromaquia organizado por la Fundación de Estudios Taurinos en colaboración con la facultad de Geografía e Historia.

Colón, que viajó desde los balbuceos del cinematógrafo a la creación de la gran industria del cine, acabó aterrizando en un escenario apasionante: los años 20. En ese momento el cine se ímbrica en la floreciente cultura popular española. Son los años de la llamada Edad de Plata, que –casualidad o no– se solapan con el lanzamiento de los primeros títulos del cine español... y taurino. En 1916 ya se había estrenado, ajeno aún a ese espíritu tipista, la primera versión muda de Sangre y Arena. Aún hubo otra en 1922, con el mítico Rodolfo Valentino encarnando al diestro Juan Gallardo.

Sin solución de continuidad llegarían “El Niño de las Monjas” y la primera versión de “Currito de la Cruz”, ambas de 1925; “El Relicario” en 1927 y una nueva, y casi desconocida, versión sonora de “Currito de la Cruz” de 1936 que clausura este periodo el mismo año que la mítica “Morena Clara”, “se convertía en el mayor éxito del cine español en toda su historia”, según recalcó el propio Colón. A partir de ahí, la lista de filmes taurinos se alarga, repitiendo algunas constantes: el chico que viene de la nada, se enamora de la mujer de clase superior y se redime –o se condena– a través de su triunfo o su fracaso, y hasta su muerte, en la profesión o en su nuevo medio social.

Es importante precisar los conceptos. Carlos Colón no quiso ubicar la definitiva génesis del cine español en el florecimiento de la Edad de Plata más allá de ese terreno de la casualidad pero sí desbrozó algunos tópicos en torno a algunos fenómenos como la reinvención de la Semana Santa, El Rocío o la Tauromaquia que el escritor situó a la vanguardia de la cultura y dentro de un terreno que definió como el de las “tradiciones inventadas”.

Las raíces de ese fenómeno que se sublima en los años 20 hay que buscarlas a mediados del siglo XIX. “Es el colofón de un proceso que había comenzado el siglo anterior”, aclaró el profesor sin dejar de mirar al cine y su expresión como reflejos de la cultura popular, denostada en el 98 y ensalzada en el 27. “El desarrollo de la fiesta de los toros va a ser indisociable de la prensa popular de masas”, añadió Colón precisando que “los toros se van a servir de los periódicos pero los periódicos también se van a servir de los toros”. A partir de ahí, sin olvidar otros elementos de esa incipiente modernidad, tenemos que ubicar la presencia del fenómeno taurino en la historia del cine, que llega de una forma absolutamente natural.

“El cine se va a ocupar inmediatamente de los toros, primero documentándolo o filmando las corridas”, señaló Colón antes de afirmar que “reutiliza un tema que ya había sido muy elaborado por la novela popular o el folletín”. Es el torero, protagonista anterior de melodramas u obras teatrales o populares, que ya era “una figura consolidada en la literatura popular española”, explicó Colón antes de precisar que “lo que hace el cine es sencillamente incorporar una fiesta que llena cosos”. En ese punto el profesor volvía a abrir la puerta de la modernidad de la propia fiesta taurina recordando que “los cosos monumentales son de finales del siglo XIX y comienzos del XX, crecen a la vez que la propia sociedad de las multitudes”.

“Al cine le interesa documentar como torea Joselito o Belmonte pero le interesa más la apropiación de relatos en los que los toros forman parte como un trasfondo; casi todas las películas de toros en realidad no tratan de toros; narran la historia del hombre surgido del pueblo, hecho a sí mismo, sus amores y desgracias... es el torero entendido como héroe trágico”, completó el conferenciante.

Desde esa idea, una historia que comparte tramoya, puede contemplarse desde perspectivas tan distintas como las de Vicente Blasco Ibáñez y Alejandro Pérez Lugín. Las dos novelas –Sangre y Arena y Currito de la Cruz– dieron origen a dos de las películas más representativas de esta prehistoria del cine taurino que no se puede entender sin otear el panorama literario que las alumbra. “Blasco es liberal y cosmopolita y Pérez Lugín está más próximo al costumbrismo”, concluyó Colón.

►►Documentación
Carlos Colón Perales es escritor, articulista y profesor titular de la Universidad de Sevilla. En su haber cuenta con documentales magistrales sobre Sevilla, su Semana Santa y sobre los toros.
El curso ha estado dirigido por los profesores Fátima Halcón, Víctor J. Vázquez y Andrés Luque Teruel y cuenta con la coordinación de Silvia Caramella, de la Universidad de Sunderland y la secretaría organizativa de Victoria O’Kean y María Pérez de Lama, de la Fundación de Estudios Taurinos.
En la primera de las sesiones se abordó el tema de “El cine taurino en la historia del cine mundial”, siendo ponentes Adriana Martins (Universidade Católica Portuguesa de Lisboa) y Carlos Colón Perales (escritor, articulista y profesor titular de la Universidad de Sevilla). En esta primera jornada de proyectará la película «El Patio de los naranjos», de Guillermo Hernández Mir.
El curso continuó con “Tauromaquia y Cinematografía: la imagen fílmica y la imagen pictórica”, con la intervención de Fátima Halcón. Alberto González Troyano, y Andrés Luque Teruel.
La segunda jornada tuvo como título “Temas y estilos del cine taurino: Lucha de clases, realismo e identidad de género”, a cargo de Carlos Martínez Shaw (catedrático de la UNED); Lázaro Echegaray, profesor de la Escuela Universitaria de la Cámara de Comercio de Bilbao y Manuel Grosso Galván, profesor titular de la Universidad de Sevilla.
La sesión del 8 de febrero se “Bellas Artes y lenguajes cinematográficos en el cine experimental, de autor y en la animación”, con la intervención del periodista Antonio Lorca, el profesor Víctor J. Vázquez y el director de cine Juan Figueroa. La jornada se completó con la intervención del tratadista malagueño José Morente y el profesor sevillano Andrés Luque Teruel. El director de cine Agustín Díaz Yanes pronunció la última conferencia.

Los trabajos originales de Álvaro R. del Moral, cronista de “El Correo de Andalucía”, se publican en su blogs “Con la tarde colgada a un hombro”, al que se puede acceder a través de nuestra sección “8 opiniones 10” y en las direcciones electrónicas:
http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro/
http://elcorreoweb.es/toros/

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Las Artes
La Universidad de Sevilla reconoce los valores del arte del toreo en la persona de Curro Romero
Ha muerto el escultor Venancio Blanco, un apasionado de la Fiesta
Los Museos Taurinos, en alza: Sevilla, 325.173 visitantes; Madrid, 90.000
Dámaso González, Medalla de Oro al mérito de las Bellas Artes a título póstumo
La nueva frontera de la comunicación y la imagen taurina: más diversificada, más tecnológica
Merece la pena ver la película sobre Juan Belmonte
La Filmoteca de Andalucía recupera películas inéditas de Juan Belmonte
Un siglo de historia taurina recordada en 30 capotes de paseo
Goya y Picasso, pasión común por la Tauromaquia
Los valores del cine taurino de ficción
PUNTO DE VISTA
Alérgico y objetor al mundo del toro

El estrambótico caso del Rector de Salamanca


La Universidad de Salamanca, ocho veces centenaria, es un pilar fundamental de la historia de los estudios superiores en España y en América. Ahora su Rector --y se supone que la Junta de Gobierno que le acompaña en su gobierno por el cambio-- se ha declarado objetora en materia taurina, rechazando la propuesta de la Junta de Castilla y León de crear en aquel centro una Cátedra de Tauromaquia. Naturalmente, se declara acérrimo partidario de la libertad de sus profesores e investigadores para elegir las materias de sus trabajos; pero una libertad con restricciones: sobre el mundo del toro, pues mejor que no. Y eso en la provincia cuya economía tiene uno de sus pivotes fundamentales en la ganadería de bravo.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Estudio del historiador José F. Coello Ugalde (1ª parte)


La historia taurina de México contada por Benjamín Bentura Remacha, "Barico II"


Entre los años 1953 y 1954, Benjamín Bentura Remacha –"Barico II" como firma taurina--publicó en las páginas del Semanario El Ruedo una amplia serie de reportajes sobre la historia taurina de México. Sobre la base de esos reportajes, el historiador mexicano José Francisco Coello Ugalde, firma habitual en Taurología.com, ha elaborado un detallado estudio, en la que pone en labor ese trabajo realizado "desde el otro lado del mundo" la serie de acontecimientos que destacaron en forma notoria entre el virreinato y por lo menos el primer tercio del siglo XIX, que concluye la serie de trabajos. Como se trata de un trabajo académico, prolijo en aparato crítico, por su extensión lo publicaremos en dos entregas, ambas en formato digitalizado.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |