Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Las recetas de María Zarzalejos
Rabo de toro a los cuatro vinos
Iniciamos hoy la publicación las recetas de cocina preparadas por María Zarzalejos para taurologia.com. Y para la ocasión ha elegido una muy taurina: el rabo de toro a los cuatro vinos, cuya elaboración va explicando paso a paso, añadiendo luego unos consejos complementarios.
Actualizado 28 octubre 2010  
María Zarzalejos   
 El toro, mitología y el Mediterráneo
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Ingredientes para cuatro personas:
 
Un rabo de toro
½ vaso de vino blanco seco
½ vaso de manzanilla
½ vaso de vino tinto (*)
1/3 de vaso de jerez
½ kg. de cebollas
2 zanahorias medianas
1 diente de ajo
4 pimientas negras
2 clavos de olor
Harina
Aceite de oliva virgen extra
Sal
 
Elaboración:
 
- Elimina de los trozos de rabo la grasa. Lávalos con agua fría rápidamente y sécalos sobre papel absorbente de cocina.
 
- Ponlos en una fuente de paredes altas y riega con el vino blanco, la manzanilla y el jerez. Añade un diente de ajo sin pelar y al que sólo le habrás dado un golpecito para que se abra. Tapa la fuente con papel film y mantenlos en maceración ocho-diez horas. (Lo ideal es dejarlos toda una noche en un lugar muy fresco).
 
- Transcurrido el tiempo de maceración, escurre los trozos de rabo, sazónalos con sal y pásalos por harina. Reserva los vinos de la maceración.
 
-En una cazuela amplia vierte un vaso de aceite y calienta a fuego medio-alto.
 
- Coloca los trozos de rabo y dóralos por ambos lados, pero evita que se quemen. Se trata de que se doren ligeramente para cerrar los poros de la carne y no pierdan jugos.
 
- Sácalos con una espumadera y ponlos en una fuente. Tápalos con papel de aluminio y reserva.
 
- En el mismo aceite sin bajar el fuego de momento agrega las cebolla peladas y picadas, las zanahorias raspadas y cortadas en rodajitas, el otro diente de ajo pelado y picado. Sazona con sal y cuando veas que han cogido calor las verduras, baja el fuego al mínimo y tapa la cazuela.
 
- Mantén la cocción hasta que veas que la cebolla está muy suave y con un color marrón clarito. De vez en cuando remueve para evitar que la cebolla se queme.
 
- Coloca los trozos de rabo, los vinos de la maceración, el vino tinto, el laurel, las pimientas machacadas, los clavos de olor y litro y medio de agua.
 
- Comprueba el punto de sal.
 
- Tapa la cazuela y sube el fuego a temperatura baja-media.
 
- Estará en su punto cuando la carne se separe con facilidad del hueso central.
 
- Saca los trozos con cuidado a otra cazuela. Si el líquido de la salsa ha quedado muy reducida pasa todo por el pasapurés sobre los trozos de rabo y antes de servir das un hervor a fuego muy suave unos minutos para que la salsa ligue bien y ya está listo para servirse.
 
- Si una vez que los trozos de rabo estuvieran tiernos y pasados a la cazuela, pero queda todavía mucho líquido en la salsa, antes de pasarla la cueces a fuego medio con la cazuela destapada hasta que veas que se ha reducido mucho tanto que se vea la verdura ligada con el líquido. Una vez reducida se pasa por el pasapurés sobre los trozos de rabo y antes de servir das un hervir a fuego muy suave unos minutos para que la salsa ligue bien y ya está listo para servirse.
 
Varios consejos:
 
-Vino aconsejable: vino tinto reserva o gran reserva servido a 18ºC .
 
- En vez de añadir agua al rabo para su cocción puedes preparar un caldo de carne (carne roja de guisar, la parte blanca de un puerro, una zanahoria, un puñadito de garbanzos y sal).
 
- Puedes servir la salsa sin pasarla por el pasapurés, pero antes asegúrate que a todos los comensales les gusta la cebolla así, pues tiene muchos amigos pero también muchos detractores. Así que ante la duda, lo ideal es pasarla.
 
- Se abrevia mucho la elaboración del plato si se hace en olla a presión. Se hace igual únicamente que el tiempo de cocción será de treinta minutos en la olla ultrarrápida y cincuenta minutos en la olla a presión normal.
 
- Si tuvieras que añadir más agua (o caldo) al guiso deberá estar hirviendo, nunca fría.
- Lo ideal es utilizar el mismo vino tinto en el guiso que el que se va a servir para beber. Merece la pena. No hay que utilizar vinos de mala calidad para cocinar.
 
- Servir este plato, si gusta, con patatas fritas cortadas en dados. Sacarlas a la mesa en una fuente aparte para que no se empapen con la salsa.
 
- Una presentación más actual del rabo en separando la carne del hueso, desmenuzarla un poco y servirla en tartar. La salsa se pone en un lado.
 
- Si sobrara rabo, que no es lo habitual, aprovechar para hacer unas croquetas que resultarán sublimes. Si no es mucha cantidad completar con jamón serrano.
Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 1
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


donosti
29/10/2010
receta..
fjrigjwwe9r1_blog:comentario
enhorabuena por esta nueva seccion. Seguro que va a triunfar. Me gusta mucho la sencillez y lo bien que se entiende. Saludos.
 Otros artículos de La cocina del ruedo
Recetas para la Semana Grande de Bilbao
La cocina de la feria de abril, una gastronomía peculiar
Recetas para la feria
Cuatro recetas clásicas para San Isidro
Las rosquillas del Santo
La Navidad llega a la cocina
Nos vamos a los cosos gastronómicos de Colombia, México, Perú y Ecuador
Recetas para después del "Pobre de mí...."
Bocadillos para una tarde de toros
Restaurantes y tabernas alrededor de Las Ventas para comer rabo de toro y tapear
PUNTO DE VISTA
Parece que lo que quieren es una prohibición encubierta


Los inconcebibles números taurinos de Sanidad


La incompetencia de los expertos de Sanidad no conoce límites. Los números taurinos para permitir que se reanude la actividad en los ruedos cuadran tan poco como todos los demás que acostumbran a dar sobre el Covid-19. En la última orden ministerial de Sanidad, marcan porcentajes de aforo del 30% y del 50% según sean en las fases 2 ó 3; pero en la línea siguiente determinan un aforo total de 400 y 800 espectadores, respectivamente. No hay plaza en la que el aforo permitido coincida, o sencillamente se aproxime, al porcentaje que antes marcaban. Con lo cual, un lío más de números, pero que lleva a pensar si no estaremos sobre todo ante un intento ladino de impedir que se reanuden las actividades en los ruedos. Desde luego no es precisamente la vuelta a la normalidad.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Un elemento característico de su trayectoria


Las 20 encerronas de "Gallito", la demostración de su poderío y su conocimiento de la lidia


Dejando al margen la que protagonizó como novillero en Zaragoza –en la que se quedó sólo en el ruedo por la cogida de Gaona--, hasta en 20 ocasiones se encerró en solitario José Gómez Ortega "Joselito" con seis toros. Hubo una etapa de su carrera en la que era su fórmula para concluir cada temporada. Y todas ellas "ofrecían un magnífico escaparate para desplegar la mayor variedad posible de suertes, tanto de capa, como con banderillas y muleta. El máximo exponente de ello fue la famosa corrida de Madrid". A estudiar este apasionante tema dedica un documentado ensayo el profesor Marcos García Ortiz.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2020 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |