Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Con los cambios en la cartera de Cultura
Seguimos a vueltas con la política
Los taurinos han seguido muy pendientes del cambio de la cartera de Cultura aunque la moderación del discurso del nuevo ministro -animalista declarado- ha apagado las alarmas. Pero ya comienza el verano taurino y la temporada sigue su marcha. Como escribe @ardelmoral en El Correo de Andalucía, "Comienza el ancestral verano taurino que llevará la promesa de verdad y muerte que encarna el viejo tótem ibérico a todos los rincones de este viejo país que a algunos nos encanta seguir llamando España".
Actualizado 20 junio 2018  
Álvaro R. del Moral   

Los vaivenes de la política vuelven a colarse -indeseadamente- en esta atalaya taurina semanal por tercera semana consecutiva. La pasada hablábamos de la moderación del discurso del tal Màxim Huerta aunque la cartera ministerial se le desfondó por el flanco más débil: sus tejemanejes para dejar de retratarse con el fisco. A rey muerto, rey puesto. Don Sánchez volvió a tirar de chistera para sacar un nuevo conejo. 

 

Esta vez se trataba de un gestor cultural de contrastada trayectoria que guardaba algún cadáver en su armario: su careta de anti, fundamentada en su condición de animalista. José Guirao, que es la gracia del buen señor, había lanzado perlas como ésta en la plataforma Capital Animal: “hay que empezar a considerar a los animales iguales en todo. Iguales en inteligencia, sensibilidad, en derecho a la vida...” Las alarmas no tardaron en encenderse en las esquinas de este mundillo que sigue contemplando de reojo las intenciones del gobierno.

 

Moderación del discurso al llegar al cargo

 

La sangre, una vez más, tampoco iba a llegar al río. Debe ser que el cargo imprime carácter y como su antecesor, no tardó en moderar sus posiciones. “Como ministro de Cultura tengo que entender y valorar la Tauromaquia y el mundo de los toros”, señaló Guirao en una recentísima entrevista antes de reconocer que, como hijo y nieto de aficionados, había ido a los toros “miles de veces”. Mejor así. 

 

Pero hay que ir más allá: en los últimos días llegó a circular un falso rumor en el que se aseguraba que la flamante ministra del no menos novísimo ministerio de Transición Ecológica -chupa del frasco, Carrasco- había llegado a un acuerdo con el ala izquierda de sus compañeros de viaje para prohibir la caza con perro. No será así, al menos por ahora. Pero el rumor no deja de aventar el odio velado a la ancestral cultura agraria de este país. 

 

Los toros y la caza, con la dureza del terrón, el tronar de la escopeta, la aspereza de la encina, el tacto del arado o la agudeza del anzuelo forman parte de la verdad del monte, la tierra calma y el mar. Nada que ver con las granjitas idílicas en las que querrían ver encerrados a los toros bravos, salvados demagógicamente de su muerte en la plaza. Ese mundo no lo queremos. Ni en pintura. En el fondo, la suerte de los animales y su medio les importa un pimiento.

 

Otros asuntos que se hablaron estos días...

 

Hay más cosas de las que hablar, como la trastienda revuelta -problemas de familia- de la plaza de La Merced de Huelva. El patriarca José Luis Pereda, responsable de la resurrección taurina del coso de la Vega Larga, ha ganado en los juzgados lo que no le permitían su yerno y su sobrino, actuales caras visibles de la organización de la Colombinas: acceder a la plaza. Ni podemos ni queremos entrar en las razones de unos y otros. Tampoco nos incumbe. Lo que nos interesa es el encaje del ciclo choquero que, en circunstancias normales, tendría los carteles a punto de horno. Se habla de negociaciones paralelas, de la organización de la feria a dos bandas... Ni lo confirmamos ni lo desmentimos. Eso sí, seguiremos expectantes. 

 

Tampoco podemos dejar de comentar que Diego Ventura ha vuelto a quedarse fuera de San Fermín por obra y milagro del veto encubierto de su más ilustre colega. Tampoco estará en Bilbao. Pablo Hermoso de Mendoza compartirá con su hijo Guillermo y la inevitable Lea Vicens el cartel de la Semana Grande después de poner a Leonardo y Armendáriz en la Feria del Toro. 

 

La feria de San Isidro quedó definitivamente atrás y con el solsticio de verano se incendian las hogueras de San Juan. Comienza el ancestral verano taurino que llevará la promesa de verdad y muerte que encarna el viejo tótem ibérico a todos los rincones de este viejo país que a algunos nos encanta seguir llamando España.

 

Los trabajos originales de Álvaro R. del Moral, cronista de “El Correo de Andalucía”, se publican en su blogs “Con la tarde colgada a un hombro”, al que se puede acceder a través de nuestra sección “8 opiniones 10” y en las direcciones electrónicas:
http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro/
http://elcorreoweb.es/toros/

 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Firma invitada
La televisión sigue siendo la piedra de toque para los carteles de Sevilla
Morante: la penúltima sorpresa
Morante, ¿extravagante?
Morante, treinta años ya del comienzo de su misterio
Ya pasó el día de la Virgen de agosto, que ya no es lo que era
Del Parlamento andaluz a Algeciras
Lo dijo Ortega y Gasset...
La remodelación de los Reglamentos taurinos mexicanos
La suerte suprema
La Feria arranca mirando al cielo
PUNTO DE VISTA
Su particular "libro de estilo" sobre el periodismo taurino


El sinsentido de Morante y la televisión


De caprichos y ocurrencias no se vive en el toreo, ni aunque se adornen con esa vaguedad que las más de las veces son las genialidades. Los toreros pueden ser, y de hecho lo son, genios en el manejo del capote y la muleta, en la creación del arte; en todo lo demás, son ciudadanos que deben regirse por las normas comunes. Si ayer era su cruzada por los desniveles de los ruedos, ahora Morante de la Puebla anda enzarzado en explicar cómo debe ser la crónica taurina y, naturalmente, cómo deben ejercer su oficio los cronistas y comentaristas de la televisión. Y si no le hacen caso, no se deja televisar. Se mire como se mire eso de tratar de imponer "lo taurinamente correcto" no tiene pase; no lo tuvo ni en las épocas más negras de la crómica taurina.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |