Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Cuando "Chamaco" se acercó a su primer novillo por un pique entre escolares
El próximo dia 11 se cumplirá un año de la muerte de Antonio Borrero "Chamaco", matador de toros, figura del toreo e ídolo de la afición catalana. Y a la hora de recordarlo, oportuno es mirar jacia su niñez, cuando se acercó a la que iba a ser su profesión por un simple pique entre escolares. A partir de ahí se construyó una carrera taurina que se prolongó por 17 años.
Actualizado 6 noviembre 2010  
Redacción   
 Litri: "el poético poderío que siempre tuvo en arte la tristeza"
 Cuando Roberto Domínguez enamoró con sus lances a la afición de Bilbao
 Rafael Albaicín y su capote de paseo azul y plata
 Luis Fuentes Bejarano y su eterno paseíllo por Sevilla
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Se va a cumplir ahora un año desde que el matador de toros Antonio Borrero "Chamaco" nos dejara para siempre. Tiempo es de volver a recordarle. Figura del toreo en su época e ídolo de la plaza de toros de Barcelona, en realidad al toreo se acercó por algo tan propio de las edades infantiles como un pique con sus compañeros de aula:
 
--Estaba en el colegio cuando se corrió la voz de que se había escapado un novillo. Yo dije que no iba a verlo, que me daba miedo. Mis compañeros se reían y me pusieron en ridículo. Me piqué y me dije que por qué no iba a ir yo. Total, que me acerqué al novillo y aquello me pareció bastante normal y no me daba demasiado miedo. Vi sorprendido como yo también era capaz de acercarme al novillo.
 
En aquella conversación por las calles de Huelva, en pleno mes de agosto, matizó: "Pero en mi vocación taurina también influyó que un amigo mío, que luego sería mi mozo de espadas, se vestía de torero en su casa y, como vivíamos casi juntos, lo veía salir para la Plaza. Y me interesó todo aquello".
 
Y con este bagaje preliminar, a probar suerte. "Tenía catorce años cuando una noche nos fuimos al Matadero, se apartó una vaca y así me inicié en el toreo. Luego ya los tentaderos, las capeas... Un buen día me preguntaron se quería torear en una plaza. Era un jaleo porque no tenía la edad, había que pedir permisos y todo eso. Total, me autorizaron y aquí en Huelva hice el paseíllo por primera vez. La primera novillada que toree fuera de Huelva fue en Málaga. Para mí aquello suponía el decidirme a ser torero, romper con todo lo que unía más a mi vida anterior".
 
Desde los inicios imprimió a su toreo un sello propio. "Me salió así y resulta que le gustó al público. Prefería, y siempre ,lo he preferido, otro tipo de toreo, otra forma de hacer las cosas, pero... Luego pasa que la gente espera verte de una manera; si le das otra imagen, se sorprenden y les cuesta trabajo cambiar de idea Mientras la gente se da cuenta del cambio, te han mandado para casa. No perdonan que evoluciones. Parece como si quisieran mantener siempre la imagen que se han hecho de uno. Esto no lo he llegado a comprender nunca, pero es así".
 
Desde aquellos comienzos hasta el final de su carrera, "Chamaco" siempre tuvo buenas palabras: "En el mundo del toro se encierras recuerdos que siempre serán entrañables para mí. Fue un periodo de formación, de hacerme hombre. Una experiencia extraordinaria, en los momentos buenos y en esos otros cuando los amigos sólo entran en la habitación de ese compañero que cortó las orejas aquella tarde y tú te encuentras sólo. Todo eso es formativo. Toda esa servidumbre humana, que es fenomenal, te ayuda a hacerte hombre. A mí ,me hizo tomar conciencia de que existía y, a partir de ahí, he ido desarrollando toda mi vida".
 
Naturalmente en sus recuerdos siempre andaba en primer plano Barcelona. "Sin duda, allí es donde toreaba más a gusto, porque sentía muy cerca como el público estaba conmigo. Pero la verdad es que a gusto te puedes encontrar en Calahorra, en Pamplona o en cualquier sitio, con tal de que un toro te meta la cara en la muleta".
 
Desde 1953 hasta el 69 en los ruedos ininterrumpidamente, 17 años vistiéndose de torero. "Mi última corrida fue en Barcelona, en el mes de octubre del 69. Tenía dificultades de riego sanguíneo en una pierna, físicamente no me encontraba bien. Decidí dejarlo, pero no se lo dije a nadie. Cuando terminó la corrida, la última que tenía contratada aquella temporada, me vine a casa. Y para siempre".
 
Parecía como si lo pensara dos veces, antes de matizar: "El toreo es como una mujer guapa, que le llega su hora y se le acabó la belleza. Esto es lo mismo. Eres matador de toros y llega un momento en el que te toca dejarlo. Y hay que dedicarse a otra cosa. Afición sigo teniendo, y cuando se presenta la ocasión toreo en el campo. Pero nunca he pensado en volver, aunque ofertas tenía todos los inviernos. Lo normal es que en el toreo se reaparece porque necesitas llenar tu vida, o porque tienes que sanear tu economía. Cuando suceden esas cosas se vuelve, y si no, no. Como ninguna de ellas me ha pasado, pues no he vuelto ".
Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Retazos de Historia
Davillier, Doré y el coso de Monleón
El día que Gelves honró con un monumento a Gallito
Se cumple un siglo de la cornada mortal de Agustín García "Malla"
Los derechos de imagen: la cláusula 14 de los contratos de "Gallito"
Joselito versus Manolete
Camino de Talavera
Joselito en 1920: hasta el último día...
La triunfal tarde madrileña de "Gallito", la de "los siete toros en siete cuartos de hora"
Laurentino José Rodríguez, "Joselillo", triunfo y muerte de una joven promesa
Chicuelo, un patrimonio inmaterial de Sevilla
PUNTO DE VISTA
Los toreros mereces más respeto


¿Cuándo nos dejarán en paz las teles del corazón?


En los últimos meses la mayoría de las televisiones dedican a los cotilleos --y cosas mas graves-- más de cien veces más que a la realidad del mundo del toreo. Se socaba sin reparo la privacidad de los toreros, se sacan a la luz –la mayoría de las veces sin datos comprobados-- sus vidas y andanzas. Y de paso unos cuantos se dedican a ganar dinero, incluso a costa del buen nombre sus familias. Quienes amamos a la Tauromaquia no debiéramos colaborar con este desmadre.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Un elemento característico de su trayectoria


Las 20 encerronas de "Gallito", la demostración de su poderío y su conocimiento de la lidia


Dejando al margen la que protagonizó como novillero en Zaragoza –en la que se quedó sólo en el ruedo por la cogida de Gaona--, hasta en 20 ocasiones se encerró en solitario José Gómez Ortega "Joselito" con seis toros. Hubo una etapa de su carrera en la que era su fórmula para concluir cada temporada. Y todas ellas "ofrecían un magnífico escaparate para desplegar la mayor variedad posible de suertes, tanto de capa, como con banderillas y muleta. El máximo exponente de ello fue la famosa corrida de Madrid". A estudiar este apasionante tema dedica un documentado ensayo el profesor Marcos García Ortiz.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2021 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |