Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Sevilla: Undécima del ciclo feriado
Fuente Ymbro: una gran corrida de toros
El Fandi cortó la única oreja de la tarde. (Maestranza-Pagés)
El ganadero Ricardo Gallardo se trajo a la plaza de la Maestranza un serio, ofensivo y boyante encierro que incluyó tres ejemplares de revolución. "El Fandi" cortó al 5º la única oreja del festejo. Simón, con un lote de Puerta del Príncipe, se fue de vacío. Antonio Ferrera, con ese punto de sobreactuación que se gasta, cumplió.
Actualizado 12 mayo 2019  
  
 Una estupenda corrida de Santiago Domecq
 De la inevitable mixta...
 Dos horas y media de casi nada...
 Un riojano entra en Sevilla

SEVILLA. Undécima del ciclo feria. Más de mediaentrada en tarde de calor sahariano.

Toros de Fuente Ymbro, serios, ofensivos y muy bien presentados. Destacaron los excelentes tercero, quinto y sexto dentro de un encierro más que interesante en el que también tuvo opciones el manso primero y, de más a menos, el complejo segundo. El más deslucido fue el cuarto.

Antonio Ferrera (de azul Mahón y oro), ovación y silencio David Fandila ‘El Fandi’ (de pizarra y oro), ovación y oreja. Alberto López Simón (de añil y oro), vuelta al ruedo y ovación tras aviso

 

Lo dijo un tal Pepe Moros: “Cuando hay toros no hay toreros y cuando hay toreros no hay toros”. El aserto podría ser válido para el festejo de este Sábado de Farolillos que ya enseña la puerta de salida a una feria pródiga en acontecimientos que sigue sobrecogida por el efecto Aguado. El impacto de la actuación del joven matador sevillano se notó en esta tarde en la que también pesó el calor, los siete días de feria y sus vísperas y el discreto nivel de un cartel que no iba a despertar entusiasmo en la taquilla. Hay que recordar que esta fecha, no hace tanto, era lleno seguro aunque se anunciara mi prima. Cosas de los tiempos. Y del bolsillo.

 

Pero el guión del festejo lo dicto la gran corrida de toros que se trajo Ricardo Gallardo del campo de Cádiz. Fue un envío serio, ofensivo, imponente, muy armado... Seis toros de distinto signo, de gran galope global y con tres ejemplares de auténtica revolución. Hablamos de un lote de Puerta del Príncipe formado por tercero y sexto al que hay que sumar el boyante quinto. Ojo, el manso primero –que huyó de todo y de todos- también llegó a la muleta brindando una noble embestida. El segundo tuvo mejor principio que final y el cuarto, ésa es la verdad, condujo más a contramano. Pero el conjunto del encierro de don Ricardo ya es candidato seguro para los premios de este ciclo al que sólo le queda un suspiro... de Miura.

 

López Simón, por debajo de su lote. (Maestranza-Pagés)

Ese lote de excelencias fue para López Simón, que tuvo en sus manos las llaves para abrir esa puerta inquietante que se mira en el Guadalquivir. Podríamos andar narrando lances y muletazos con vocación descriptiva pero no es plan de cansar. Ese tercero metió la cara y humilló desde los primeros compases de su lidia mostrando un excelente tranco y una alegría en la embestida que sirvió al madrileño –que necesita un buen pelado- para dar mil millones de pases de todos los colores sin terminar de compactar faena. Es la que habría merecido un animal que pasó de los bríos iniciales a una embestida templada que quedó por aprovechar. Una estocada tendida animó al personal a pedir una oreja que no se concedió. Mejor así. Se contentó con una vuelta. Pero es que López Simón llevaba todas las bolas premiadas. Se había llevado el lote, completado con ese sexto de embestida rebosante al que, ésta vez, toreó con mayor relajo, encaje y compostura aunque lejos, lejísimos del triunfo que le estaba ofreciendo en bandeja. Unas estropajosas bernardinas terminaron de enfriar los ánimos. Se quedó viendo el tren desde el andén.

 

Algo más entonado sí que estuvo el veterano y todoterreno granadino Fandi, que sorteó un descarado segundo más espectacular en el primer y segundo tercio que franco en el último. Lo lidió en maestro, ésa es la verdad: variado y solvente con el percal, enorme en banderillas... y algo más espesito con la franela después de brindar a Manolo González Sánchez-Dalp. Fue una faena movida de pies y terrenos que no encontró entendimiento con el bicho, que también había cambiado después del toque de clarines. Con el gran quinto volvió a escenificar una buena y vistosa brega antes de volver a convencer con los palos, especialmente con un par por los adentros. El Fandi formó un verdadero lío cuando se trajo al toro como un rayo y lo aguantó en una emocionante tanda de rodillas en la que el bicho giró como una noria. La faena tuvo sus virtudes, fases relajadas y templadas, especialmente en los muletazos finales. Eso sí: era toro para otras músicas aunque David Fandila se ganó con toda justicia la oreja refrendada con el espadazo fulminante.

 

Dejamos para el final la actuación –un punto sobreactuada- de Ferrera, que se las vio en primer lugar con un manso de carreta que, a pesar de huir de su sombra, presentó muchas posibilidades en la muleta del extremeño, manejada con vuelo suelto y ausencia de estoque de ayuda. Hubo buenos muletazos aislados sin que la cosa tomara altura. Tampoco iba a poder ser con el remiso, incierto y reservón cuarto. Hubo probaturas, cambios de estrategias, terrenos... y se fue por la espada.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Sevilla 2019
Una áspera miurada para decir adiós
Pablo Aguado cuaja la faena de la Feria (y de muchas Ferias)
Una estupenda corrida de Santiago Domecq
De la inevitable mixta...
Dos horas y media de casi nada...
Un riojano entra en Sevilla
El guateque familiar se quedó en aguas de borrajas
Emilio de Justo, dos faenas sin premio
Roca Rey, oro del Perú
El Juli, una Puerta del Príncipe matizable
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |