Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID. Primera del abono de San Isidro
La segunda era de los santacolomas
Un buen detalle de Rubén Pinar (Plaza 1)
Una corrida imponente de trapío, por sus arboladuras y por sus abundantes kilos. Para admirar sus láminas, desde luego. Para eso de torearlos luego, de eso ya hubo menos. Como diría el refrán, los santacolamas de La Quinta se parecen a los del encaste originario como un huevo a una castaña; es decir, en nada. Pero aunque sólo acudieran a cubrir la mitad del aforo, son muy del gusto de buena parte de la afición de Madrid. Sin embargo, los más viejos del lugar recuerdan con agrado a aquellos otros que se criaban en San José de Bucaré, aunque tuvieran que ir a verlos "por provincias", porque no daban el tipo que se exigía en el foro.
Actualizado 15 mayo 2019  
Redacción   

MADRID. Primera del abono de San Isidro. Media entrada, con 13.016 espectadores (55% del aforo). Toros de La Quinta (Álvaro Martínez Conradi), todos cinqueños y con 588,2 kilos de promedio, que llegaron al último tercio sin opciones. Rubén Pinar (de canela y oro), silencio y ovación. Javier Cortés (de azul cobalto y oro), ovación y silencio tras aviso. Thomás Dufau (de marino y oro), silencio tras aviso  silencio.

 

El abono de primavera se abrió sin grandes historias. Unos santacolomastan tan imponentes de trapío como fuera del tipo propio de este encaste,  que llegaron al último tercio ofreciendo a los espadas muy pocas posibilidades, para lo que es el mal llamado toreo moderno. Son muy del gusto de la afición de Madrid, aunque ésta solo cubriera la mitad del aforo.

 

Hay que dejar constancias que la terna cumplió con  decoro y responsabilidad. Pero con marmolillos no pueden cuajarse faenas de ensueño. Ni siquiera en los propios sueños.  Sobrado de oficio --de detalles toreros, también--, Rubén Pinar; muy entregado y con buena cabeza, Javier Cortés; resolutivo y animoso, Dufau. Todos ellos muy respetables por su esfuerzo. 

 

Pero los tres habían venido a Las Ventas a resolver su temporada. Los de La Quinta no lo permitieron, porque cuando sacaban algo más de recorrido se apagaban, quizás por el exceso de romana, entre otras causas.

 

Buen tercio de vara en el 5º. (Plaza 1)

No se le oueden negar algunas virtudes al sexteto lidiado este martes;  la pelea en e caballo del 5º fue de anitar, por ejemplo. Pero hoy La Quinta es lo que es, hasta el punto que estar ya encasillada en el panel de las corridas duras y para diestros esforzados. Es una opción. Lo que ocurre es que aquellos santacolomas originarios que se criaban en el cortijo de San José de Bucaré, siempre acartelados con figuras, no guardan relación alguna de parentesco con los actuales, salvo en la capa clásica de los cárdenos. 

 

Ha sido una apuesta legítima del actual criador, a lo mejor para andar en el circuito principal de las plazas. Pero han acabado fuera de su tipo clásico, en hechuras y en defensas; pero, además, ya no mantienen las virtudes sus antecesores. Contamos con una ganadería más en el capítulo de las  “toristas”; hemos perdido buena parte de las virtudes de un encaste histórico. La historia misma.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Madrid 2019
Feria de Otoño: 109.689 espectadores, el 77,4% del aforo
Se bajó el telón con una mala corrida de Adolfo Martín
Así lo ha visto la crítica
Antonio Ferrera: naturalidad, temple, variedad, en la tarde inolvidable cuando lidió seis toros
Fuente Ymbro se lleva por delante la emotiva despedida de "El Cid"
Grandiosa faena de Miguel A. Perera
La competencia también pasa factura
Tomás Rufo abre la feria por la Puerta Grande
Plaza 1 mantiene todos los abonos de San Isidro
Javier Cortés inicia un tratamiento para recobrar la visión
PUNTO DE VISTA
Con demasiados problemas sin atender

La hora de los despachos


Metidos ya en el otoño, con la vista puesta en el circuito americano, se echa en falta que los responsables de todos los sectores taurinos aborden de una vez los problemas estructurales que atenazan a la Fiesta. El juego de cromos de quien apodera a quien, o quien gana tal o cuál concurso, a efectos de futuro no pasan de ser meros hechos episódicos. Lo relevante radica en abordar los problemas de fondo que afectan a todo cuanto se refiere a la Tauromaquia. Lo importante radica en dejar de pensar en el "que hay de lo mío", para resolver lo que todos afecta.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |