Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID. Décimo novena del abono de San Isidro
Magistral tarde de Antonio Ferreras, que ha puesto muy caro el titulo de triunfador de esta feria
La foto de Javier Carabias, en Twitter, es la que mejor refleja la estocada de Ferrera.
Una tarde de magisterio y de inspiración. Antonio Ferrera, que este sábado iniciaba su paso por el abono, ha puesto muy caro el título de triunfador de esta feria. Ha cortado tres orejas y salió por la Puerta Grande. Pero mucho antes que su estadística hay que colocar la lección de torería, de temple, hasta de variedad, que nos ha dado. Dos faenas muy diferentes --la primera, un verdadero primor--, pero las dos pletóricas. Ya se habían visto los logros artísticos de esta segunda etapa de su carrera; lo de este sábado ha superado a todo lo anterior.
Actualizado 1 junio 2019  
Redacción   
 Roca Rey rompe de forma rotunda Madrid
 Triunfo rotundo de "el tercer hombre": David de Miranda hizo crujir a Las Ventas

MADRID. Décimo novena del abono de San Isidro. Dos tercos de plaza; según la empresa, 16.967 espectadores (71,9% del aforo), en tarde calurosa.

Toros de Zalduendo (Alberto Bailleres), bien comidos  (570,2 kilos de promedio) y con abundantes espabiladeras. Un conjunto con nobleza, pero sin entregarse nunca; todos permitían en algún grado hacerles el toreo moderno, pero les faltaba ese punto de más con el que rebozarse con ellos; en cambio, el que abrió la función, con mucha clase, fijeza y ritmo. En memoria de Fernando Domecq las reses lucieron divisa de luto.

Antonio Ferrera (de verde esperanza y oro), una oreja con dos vueltas al ruedo y dos orejas tras un aviso; salió a hombros por la Puerta Grande. Curro Díaz (de marino y oro), ovación y ovación.   Luis David Adame (de nazareno y oro), ovación tras un aviso y palmas tras aviso cuando se retiraba a la Enfermería.
Incidencias: Tras ser intervenido, se facilitó el siguiente parte médico de Luis David Adame: “dos heridas por asta de toro: una, en región perineal izquierda con una trayectoria ascendente de 5 centímetros que contusiona uretra, y otra en región perianal de 5 centímetros. Contusiones y erosiones múltiples. Es intervenido bajo anestesia general. Pronóstico: Reservado”.

 


E
norme, magistral, ha estado toda la tarde Antonio Ferrera. La estadística refleja la realidad de su actuación. Pero debió ser justamente al revés: dos orejas con el que abrió plaza y una en el 4º; un detalle marginal: lo importantes es la dimensión de su  primer paso por el abono. Pero desde las dos orejas a Perera, el día del Patrón, en el Palco parece que se sufre un cierto “síndrome de Estocolmo”: es muy humano que a nadie le guste que, cada vez que aparece en la Presidencia,  pidan su dimisión con gritos y pancartas precisamente los guardianes de la estricta observancia. Es por lo que el Presidente de turno el jueves --el de las dos dichosas orejas que tanto dan que hablar-- no se atreviera a concederle un trofeo a Roca Rey con la corrida de Adolfo Martín y que esta tarde su compañero de oficio se mostrara remiso en sacar el segundo pañuelo para Ferrera con su 1º. Menudencias de la vida.

 

Pero cuestiones administrativejas al margen, lo que importa de verdad es que cuando la inspiración está hasta en la yema de los dedos, cuando los sentimiento andan despiertos en todo momento, cuando el magisterio y temple nace por parto natural… Cuando todo eso ocurre la sorpresa, el ensimismamiento, no conoce límites. Es lo que ocurrió este sábado en Las Ventas, con un Ferrera verdaderamente grandioso, en la que por el momento ha sido la faena más rotunda de este abono.

 

Los postmodernos de la cocina, que no saben ya qué inventar, dirían que ha sido la suya una faena deconstruida, entre otras cosas porque toda resultó absolutamente diferente, hasta en ese manejar las telas sin montar, dejando la espada en la arena desde su comienzo. Nada allí era según los usos convencionales.  Basada en un toreo templadísimo, la inspiración del extremeño surgía a borbotones, en pasajes de una enorme belleza. Ya había dejado una estampa para un cuadro en su forma tan original de llevar y sacar al zalduendo al caballo. Al final, como remate, un espadazo recibiendo, ejecutando desde muchísima distancia y trayendo a su enemigo toreado hasta cruzar el fielato. Los estrictos trataran ahora de medir  --que la informática todo lo puede-- cuantos milímetros estaba desviada de la absoluta rectitud. Es un poco monserga. Como lo fue también la renuencia del Palco, que como aficionados no quedan precisamente en buen lugar.

 

Con el 4º, que era otro cantar, el toreo extremeño construyó una faena de menos a mas, al mismo ritmo con el que iba enseñando al de Zalduendo a seguir los engaños. La segunda mitad, desde luego fue de mucha nota, calidad en cada muletazo y la plaza entregada por completo. Volvió a matar recibiendo y ahora sí, ahora el Palco concedió las dos orejas.

 

A tenor de la menguada calidad de los restantes zalduendos, Curro Díaz tan sólo pudo dejar detalles de torería, muy en su estilo, aunque sin poder rematar la tarde. Luis David Adame apostó por la entrega y la insistencia: más voluntad de triunfo, imposible; pero después de lo que había hecho Ferrera todo parecía escaso. Pagó su esfuerzo con una espeluznante voltereta, de la que al concluir el festejo debió ser atendido por los médicos.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Madrid 2019
Feria de Otoño: 109.689 espectadores, el 77,4% del aforo
Se bajó el telón con una mala corrida de Adolfo Martín
Así lo ha visto la crítica
Antonio Ferrera: naturalidad, temple, variedad, en la tarde inolvidable cuando lidió seis toros
Fuente Ymbro se lleva por delante la emotiva despedida de "El Cid"
Grandiosa faena de Miguel A. Perera
La competencia también pasa factura
Tomás Rufo abre la feria por la Puerta Grande
Plaza 1 mantiene todos los abonos de San Isidro
Javier Cortés inicia un tratamiento para recobrar la visión
PUNTO DE VISTA
Con demasiados problemas sin atender

La hora de los despachos


Metidos ya en el otoño, con la vista puesta en el circuito americano, se echa en falta que los responsables de todos los sectores taurinos aborden de una vez los problemas estructurales que atenazan a la Fiesta. El juego de cromos de quien apodera a quien, o quien gana tal o cuál concurso, a efectos de futuro no pasan de ser meros hechos episódicos. Lo relevante radica en abordar los problemas de fondo que afectan a todo cuanto se refiere a la Tauromaquia. Lo importante radica en dejar de pensar en el "que hay de lo mío", para resolver lo que todos afecta.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |