Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID. Vigésimo tercera del abono de San Isidro
¿No se quiso conceder una oreja, o lo que no se quería era abrir la Puerta Grande?
Un gran Lance de Ginés Marín. (Plaza 1)
Tarde importante la de Ginés Marín la de este miércoles. Se lo reconociera o no el Palco, estuvo marcado de nuevo por esa sintonía que tanto ha venido ilusionando este torero tan nuevo. Manejar los engaños con profundidad y de una forma auténtica era y debe ser su camino. Se le atisbó en sus dos enemigos, por cierto los de mejor juego del sexteto. Pero, ¡ay,! la aritmética del 1+1 para salir por la Puerta Grande se le volvió en su contra. Concederle la oreja también con el 6º era entregarle la llave. No deja de ser muy probable que lo que no quería el Palco era precisamente esto segundo, presos como andan por el "síndrome de Estocolmo" desde el día del Santo Patrón.
Actualizado 6 junio 2019  
Redacción   
 Los armarios de Las Ramblas estaban vacíos
 Nuevo trofeo para Paco Ureña
 ALBASERRADA III: Roca Rey impone su ley a los "adolfos", la tarde de una cornada grave a Escribano
 ALBASERRADA II: Como otras veces, la tarde la salvó el 6º

MADRID. Vigésimo tercera del abono de San Isidro. Más de tres cuartos de entrada: según la empresa, 21.790 espectadores (92,2% del aforo), en tarde en la que bajó el fuerte calor de días anteriores.

Primera corrida de la que trasciende baile de corrales; al final tan sólo 5 de los presentados pasaron  el reconocimiento. Cinco toros de Garcigrande (Justo Hernández) --el 3º con el hierro de Domingo Hernández--, 4º, 5º y 6º cinqueño; y otro cinqueño de Buenavista (Clotilde Calvo), lidiado en primer lugar.  Desiguales de juego y de duración; los mejores, 3º y 6º.

Sebastián Castella (de tabaco y oro), silencio y algunos pitos. Álvaro Lorenzo (de tabaco y oro), silencio tras un aviso y silencio. Ginés Marín (de caldero y plata), una oreja y petición y dos vueltas al ruedo.

Incidencias: Desde su localidad habitual, presenció el festejo S.M. el Rey don Juan Carlos, con  la Infanta Dña. Elena.

 

Andaba sobrado Ginés Marín con ese “Poeta” que llegó a Las Ventas con el hierro de Domingo Hernández. Volvió a comprobarse con “Afortunado”, en versión Garcigrande, que remontaba al torero, después de unos tiempos algo confusos. Con los dos se volvieron a ver, ya con el capote ya con la muleta, qué clase y buen sentido atesora para ser un torero sólido. A  lo mejor faltó un pasito más para arrebatar del todo. En cualquier caso, su actuación ha sido suficientemente completa como para elogiarla sin reparo alguno.

 

Quizá lo que necesitaba este torero, para reconfirmar su propia confianza, era ese triunfo redondo, que en las plazas principales se le venía resistiendo. En esta vigésimo tercera del abono madrileño pudo salir por la Puerta Grande. Hubiera sido un premio proporcionado a su actuación, además de rematar para bien sus nuevos tiempos.

 

Pero faltaba un pañuelo para cumplir las condiciones tauro-administrativas que permiten salir por la puerta de los honores. El Palco se resistió a conceder ese trofeo necesario en el 6º de la función.  No andaríamos muy lejos de la realidad si pensáramos que, en realidad, a lo que el Palco verdaderamente se resistía era a abrirle la Puerta Grande, que es lo que hubiera ocurrido mecánicamente si saca un pañuelo. Nos topamos de nuevo con el dichoso “síndrome de Estocolmo”, que rige desde lo acontecido el pasado día del Patrón.

 

No es proporcionado que la factura la tenga que pagar una tarde como la de Ginés Marín. A lo mejor uede seer  bueno que se encarezcan las salidas por la Puerta que da a la calle de Alcalá. Hay fórmulas más justas que la se le aplicó a Marín: por ejemplo, decidan los jerarcas y burócratas de este mundo que, en lugar del aritmético 1+1, en Madrid se aplique la doctrina de Sevilla (tres orejas, al menos), o Bllbao (al menos dos orejas en un mismo toro). Ya se estaría poniendo un antídoto a posibles abusos, si es que se juzga necesario. Pero tomarse la justicia del "aquí mando yo", no es ni elegante.

 

Disquisiciones al margen, la tarde no dio para mucho más. Ni el sobrero de Buenavista y los restantes de Garcigrande estaban llamados a aportar gloria a sus respectivas Casas. Ni se lo pusieron fácil a sus dos lidiadores.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Madrid 2019
Todo el mundo pendiente de Javier Cortés: aún es pronto para conocer el alcance de las lesiones
La asistencia media al abono de San Isidro se situó en un 80% del aforo total
Paco Ureña, triunfador de la Feria de San Isidro 2019
Dos "No hay billetes", dos percances, una Puerta Grande. Y la afición pendiente de Ureña y de Aguado
Pequeñas elucubraciones tras una tarde soporífera
El triste adiós al retiro de un buen ganadero
Más y mejor toreo del que parece y otro percance grave.
La torería de Robleño, cada vez más asolerada
Otra cornada grave, ante una corrida imposible
Cornada gravísima de Román
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |