Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID: Vigésimo octava del abono de San Isidro
Otra cornada grave, ante una corrida imposible
Francisco J. Espada dejó momentos bien logrados. (Plaza 1)
Los antiguos "juanpedros" con los que se formó esta ganadería han quedado ya muy en el olvido. En poco menos de 10 años las señalas del encaste originario ya no aparecen ni por equivocación. El resultado fue una corrida dura y con muchos problemas, de la que tan sólo el que hizo 6º tuvo algún atisbo de bravura, y en buena medida gracias a la templada mano de Eugenio de Mora. Junto a la firmeza de Francisco J. España, en la historia de la tarde hay que anotar otra cornada de importancia; la sufrió el colombiano Sebastián Ritter, cuando trataba de realiza un quite. Y plaza con una entrada deplorable.
Actualizado 11 junio 2019  
Redacción   
 Cornada gravísima de Román
 Lo de Alcurrucen, tampoco a la segunda oportunidad
 Una expectación fallida
 ¿No se quiso conceder una oreja, o lo que no se quería era abrir la Puerta Grande?
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

MADRID.- Vigésimo octava del abono de San Isidro. No se llegó ni a la media entrada: según la empresa, 11.559 espectadores (el 48,9% del aforo), en otra tarde con demasiadas corrientes de aire en el ruedo.

Toros de El Ventorrillo (Fidel San Román), todos cinqueños --algunos, muy pasados--, de 573,8 kilos de promedio y con abundancia de pitones.  Una corrida dura y correosa, violenta siempre y que no conocía la palabra humillación. Más toreable el que cerró la tarde, sin por ello tapar el grado pésimo del conjunto.

Eugenio de Mora (de azul primavera y oro), pitos tras dos avisos,  silencio  y una oreja tras dos avisos, en el mató por Ritter. Sebastián Ritter (de azul cobalto y oro), silencio tras un aviso y herido. Francisco José Espada (de perla y plata), silencio tras dos avisos y silencio tras un aviso.

Incidencias: Al realizar un quite al 4º de la tarde resultó herido Sebastián Ritter, pasando en brazos de las asistencia a la Enfermería, para ser atendido por el equipo que dirige el Dr. García Padrós.

 

PARTE FACULTATIVO DE RITTER:  

 “Herida por asta de toro en cara interna 1/3 medio pierna derecha, con una trayectoria hacia arriba y hacia cara externa de 20 cm que lesiona vena safena interna, produce destrozos en músculos gemelos y contusiona arteria y nervio tibiales posteriores. Herida superficial en pliegue inguinal derecho. Es intervenido quirúrgicamente bajo anestesia general en la Enfermería de la Plaza de toros. Se traslada a la Clínica de la Fraternidad Muprespa Habana. Pronóstico: Grave, que le impide continuar la lidia”.

 

Se dice y no se cree. Pero cuando se inició esta ganadería era puro juanpedro. Y sobre esa base Paco Medina la llevó de su mano a un momento cumbre. Sin embargo, con tanto cambio de mano y de criterios, hoy Fidel San Román la ha situado en lo que lunes se vio en Las Ventas. Esto y el encaste juanpedro  lo que un huevo a una castaña. 

 

Cuánto se necesita una limpieza a fondo en eso que se moteja como el monoencaste; el “procedente de…” ya no dice nada que deba tenerse en cuenta. Probablemente es una utopía irrealizable, pero habría que soñar si en el campo bravo no se puede implantar el certificado de Denominación de Origen. Ya de paso, habría que repensar si los petardos ganaderos  no deberían tener también sus consecuencias, sobre todo cuando son reiterados, como es este caso.

 

Pero si dejamos al margen semejante petardo, hubo al menos tres cosas interesantes a dejar anotadas. La primera, la templada madurez de Eugenio de Mora, que cuajó una meritoria faena con el toro que cerró la tarde, el único que tomaba los engaños y que fue a más gracias a la mano del torero toledano. Antes se había topado con dos armarios vacíos, con los que además el torero y su cuadrilla no terminaron de entenderse en el manejo de los aceros: imposible de llevar la  cuenta de los intentos de atronar al toro.

 

La segunda, la inesperada firmeza del colombiano Sebastián Ritter, que de estar parado se encontró con un ventorrillo como para perder las ganas en esto del toreo. Luego, además, se llevó el regalo de una cornada grave.

 

Y el tercero, la empeñada tarea que desarrolló Francisco José Espada, por encima de sus dos enemigos, que luego emborró con la tizona. Pero al menos se justificó.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2019
Taurologia.com desea a toda la familia taurina una feliz Navidad
Paco Ureña, reconocido por todos como triunfador de la temporada
Nuevo curso de ANPTE para la formación de presidentes
El Foro de Promoción, Defensa y Debate de las Novilladas, Premio Nacional de Tauromaquia 2019
Manuel Jesús "El Cid, el adiós soñado tras 20 años como matador de toros
Evolución favorable, dentro de la gravedad, de Mariano de la Viña y de Gonzalo Caballero
La sangre de los toreros: Mariano de La Viña, Miguel A. Perera, Gonzalo Caballero …
Cara y cruz del toreo: "El Cid" se despida por la puerta grande; Gonzalo Caballero, herido muy grave
La madurez contrastada de Sebastián Castella
Feria de Otoño: 109.689 espectadores, el 77,4% del aforo
PUNTO DE VISTA
Las esperanzas radican en algunos barones socialistas

La alarma ante el acuerdo PSOE-Podemos


El Pre-acuerdo de Pablo Sánchez y de Pablo Iglesias para formar un Gobierno de coalición, ha levantado las alarmas en todo el mundo de la Tauromaquia. Han bastado 9 palabras para ellos. Es cuando se dice que ese Ejecutivo tiene como una de sus prioridades trabajar por "la garantía de un trato digno a los animales". Ese propósito cuando se pone en boca de Podemos todo el mundo sabe lo que significa; sin ir más lejos, ahí esta su proposición de ley al respecto presentada en el Parlamento de Andalucía. Pero también causa alarma la posición cambiante, por no decir que tibia, de los actuales dirigentes del partido que lidera Pedro Sánchez.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2020 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |