Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Apoteosis en la Feria del Corpus
Hagiografía de José Tomás en Granada
Gran tarde de toros del maestro de Galapagar, con la plaza de Granada llena a rebosar y entregada por completo. El balance final, seis orejas y rabo; pero sobre todo momentos de una enorme belleza, de los que nunca dejan de sorprender. Ya fuera con el capote, ya con la muleta, José Tomás creó momentos sublimes. Y a partir de ahí se puede empezar a discutir si JT debiera torear formando una terna convencional, si lo mismo pero en plaza de primer orden… Pero la realidad es que este hombre sublima el toreo, convierte un sueño en realidad. Por eso arrasa cada vez que se anuncia. La crónica de Juan J. Sánchez y las magistrales fotografías de Pablo Cobos dejan una imágen fiel de lo que se vio en la Monumental dedicada a "Frascuelo".
Actualizado 23 junio 2019  
Juan J. Sánchez Sánchez-Ocaña   
 José Tomás sigue en su pleno apogeo, la tarde que Perera se reencontró con su mejor toreo
 Momento cumbre de José Tomás, al que dio réplica José Mª Manzanares
 Lección magistral de José Tomás en Alicante
 José Tomás y su encerrona de Nimes: Cuando la realidad superaba todos los sueños

GRANADA. Tercera de la Feria del Corpus. Lleno de “No hay billetes”. Toros de Benítez Cubero y Pallarés para rejones y de Núñez del Cuvillo, El Pilar, Garcigrande y Domingo Hernández para la lidia a pie. De correcta presentación, los mejores los dos de Cuvillo, especialmente el 6º.

El rejoneador Sergio Galán, ovación y ovación; José Tomás (de azul pastel y oro), dos orejas, dos orejas, ovación con saludos y dos orejas y rabo; salió a hombros por la puerta grande.

Incidencias: La afición recibió con una enorme ovación al torero de Galapagar, que fue obligado a saludar. Saludaron los banderilleros Sergio Aguilar tras parear al tercero, y Miguel Martín en las banderillas del quinto.


El pase por bajo de José Tomas es antológico. Como la fotografía de Pablo Cobos

 

Es otra liga y es una liga de uno solo, vaya eso por delante. Caretas fuera. Y cuando entran dudas, sólo hay que pararse a pensar en que lo que parece más “normal” en José Tomás es extraordinario en el resto. O en casi todos. Este sábado, en Granada, con cuatro toros totalmente distintos de comportamiento y una misma tauromaquia, formó un lío monumental.

 

Y es que ese es uno de los mitos que destroza. Porque uno siempre ha pensado que cada toro tiene su lidia y que no se les puede hacer lo mismo a unos que a otros. Pero JT, cada tarde, pone del revés ese pensamiento. Al bravo o al manso, al que aprieta y al que no, al que se va y al que se queda debajo, al que humilla y al que lleva la cara suelta, al bueno, al malo y al regular con su toreo, el de siempre en lo fundamental, les da fiesta. Y qué fiesta. La fiesta. Se vio perfecto con el toro de Garcigrande, cambiante de una tanda a otra, como si fuera un concejal de Ciudadanos. Nunca había visto a un toro humillar tanto y a la vez ser tan molesto con la cara.

 

Y el capote, tan distinto. Tan lacio que se lo rajó un toro enganchándolo en el aire, sin sacar las manos, limpiándose las manoletinas en cada lance. Es difícil templar más de lo que lo hizo ayer en ese de Garcigrande. También es complicado llevarlos tan toreados con el capote a la espalda. Lo que normalmente es un recorte ayer fueron vuelos y llevar al toro hasta allí.

 

Otra cosa con la que acaba es con lo accesorio. Y no porque no lo haga, que sí (estatuarios, trincherillas, pases del desprecio, afarolados…), si no porque lo accesorio lo lleva a la categoría de fundamental. Al primero de Núñez del Cuvillo, el más completo de los cuatro, le pegó unos estatuarios que hicieron crujir la plaza, hasta el punto de que parecía que alcanzaba su cénit de locura nada más empezar. No hubo que esperar mucho para ver que no era así, con el pase del desprecio para cerrar la serie el público rompió en un olé como un puñetazo.

 

Al final de la tarde, José Tomás se fue a hombros con seis orejas y un rabo, el del sexto de Cuvillo, Y es que sólo la calidad de su toreo fue más exagerada que las peticiones de la muchedumbre. Bueno, eso, la dificultad de coger un taxi y, probablemente, estas líneas, pero es que yo lo veo así. Ya me perdonaréis. 

La tarde vista por Pablo Cobos 




















Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Asi va la temporada 2019
Aldabonazo de Pablo Aguado, ahora en Huelva
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |