Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID: Cuarta de la Feria de Otoño
Fuente Ymbro se lleva por delante la emotiva despedida de "El Cid"
Por dos veces tuvo que salir a saludar El Cid, después del paseíllo (Plaza 1)
Madrid despidió a Manuel Jesús "El Cid" con el respeto y el cariño que ha ido acumulando en sus 70 tardes en este ruedo. Desde que hizo el paseíllo hasta su postrera vuelta al ruedo a hombros de los aficionados. Con todos sus inconvenientes, Madrid tiene una virtud: no sabe lo que es el olvido con quienes han aportado cosas importantes. Y el torero de Salteras ha sido uno de ellos. Pero todas las esperanzas se la llevaron por delante las nulas condiciones de las reses que, por sexta ocasión en este temporada, trajo don Ricardo Gallardo. Mantuvo íntegro su prestigio Emilio de Justo, mientras que Ginés Marín dejó claro que no renuncia a dar la cara en el foro.
Actualizado 4 octubre 2019  
Redacción   

MADRID.- Cuarta de la Feria de Otoño. Más de tres cuartos de entrada: 19.535 espectadores,  el 82,7% del aforo, en tarde muy agradable. Cinco toros de Fuente Ymbro (Ricardo Gallardo), muy desiguales de presentación, con un promedio de 569 kilos, de poco juego y poder; un sobrero (2º bis) de Manuel Blázquez, sin celo ni clase.  Manuel Jesús “El Cid” (de violeta y oro), silencio y vuelta al ruedo. Emilio de Justo (de tabaco y oro), silencio tras un aviso y ovación. Ginés Marín (de grosella y oro), silencio y silencio. Al concluir el festejo, los aficionados auparon a hombros a “El Cid”, en una última vuelta al ruedo.

 

Incidencias: Recibido y despedido con una cariños pancarta firrnada por la Asociación “El Toro”,  “El Cid” fue obligado por dos veces a saludar desde el tercio tras romperse el paseíllo.

Si nos atenemos a la información oficial, de los toros enchiquerados por  Fuente Ymbro, cuatro  (1º, 2º, 3º y 6º) se anunciaban con el guarismo del 6: todos ellos nacidos entre julio y agosto de 2015.

 

Era la sexta ocasión que salían por chiqueros las reses de Fuente Ymbro. Y tuvo que ser precisamente hoy, en la ultima que lidia por este año, cuando resultó un fiasco monumental. Ni un toro que permitiera el toreo auténtico, con profundidad y cadencia. Ni siquiera un sexteto algo parejo de estampa. Los hubo muy sueltos y nada humilladores, pero también abundaron con un escaso poder y con una clase a aislados goterones intermitentes, que hasta cuando querían sacar mejores intenciones, éstas se desvanecían. Entusiasta como es su criador, en esta ocasión no habrá tenido mucho resquicio para su habitual optimismo. 

 

Manuel Jesús “El Cid” cerraba este viernes un voluminoso libro con nada menos que 70 capítulos en Las Ventas, desde que debutó como novillero.  Y si en los momentos decisivos hubiera repetido la estocada  tan eficaz con que mató al 4º, sería uno de los matadores de toros con más Puertas Grandes en el escalafón. En su historial figuran 2; pudieron haber sido una decena más. Pero en esos días de gozo, como cuando el río llevaba menos agua, siempre ha paseado con respeto y responsabilidad el título bien ganado de “torero de Madrid”. Lo ha sido en muchos sitios más; con un buen número de Puertas del Príncipe, con histórica encerrona con seis victorinos en Bilbao, con…  Pero sin duda Madrid marcó su vida torera. Y hasta en esta ultima tarde lo ha vuelto a ser. 

 

Dentro de lo que permitían los deslucidos fuenteymbros --que en unos momentos parecía que iba a ser que sí, pero en seguida renunciaban a los buenos principios-- , el torero de Salteras ha hecho revivir muchos momentos de gloria. Los cadenciosos lances, hasta la boca de riego, con los que recibió a su primero; su forma tan auténtica de explicar con el 4º cómo se torea al natural; su autenticidad en la realización de las suertes. Y la afición se lo agradeció, con el pesar de que todo aquello no pudiera ir a mayores por la falta de clase y de poder de sus dos enemigos. Por eso, después del espadazo final, se le obligó a dar una muy aplaudida vuelta al ruedo, como el último agradecimiento a toda una carrera. Se va de Madrid, pero su memoria seguirá viva. 

 

Emilio de Justo volvió a dar la cara en Madrid, al que siempre se le ve a gusto. Ni el sobrero de Blázquez, ni el mastodóntico 5º, ofrecieron opción alguna. Salvo para aquello hace singular al extremeño: su torería.  En unos momentos de brillo, como en lo más opacos de la lidia. Llevar a un toro al caballo con temple también forma parte de este arte. En sus dos turnos dio la cara y en ningún momento anduvo con triquiñuelas: el toreo se hace puro o no se hace. Por eso se ha ganado el respeto de Madrid, que sigue intacto. Ojalá que en la temporada de 2020 le administren mejor sus contratos, a la altura que merece su calidad.

 

En una temporada en que, por lo general, ha conseguido remontar su vuelo, a Ginés Marín también lo ajustaron para el Otoño madrileño. Es verdad aquel dicho de que quien no arriesga no gana. Pero esto de los dichos hay que tomárselo con su filosofía. Mucho arriesgó este torero hace un par de años cuando lo anunciaron en aquel mano a mano con “El Juli”, que nacía ya desigual y que posiblemente esté en el origen de sus propios desconciertos. Se faltaría a la verdad si se afirmara que lo de este viernes ha sido parecido. Hoy se ha visto a un Marín muy solvente, con entrega y decisión. Pero probablemente había hecho el paseíllo para bastante más. No pudo ser. 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Madrid 2019
Feria de Otoño: 109.689 espectadores, el 77,4% del aforo
Se bajó el telón con una mala corrida de Adolfo Martín
Así lo ha visto la crítica
Antonio Ferrera: naturalidad, temple, variedad, en la tarde inolvidable cuando lidió seis toros
Grandiosa faena de Miguel A. Perera
La competencia también pasa factura
Tomás Rufo abre la feria por la Puerta Grande
Plaza 1 mantiene todos los abonos de San Isidro
Javier Cortés inicia un tratamiento para recobrar la visión
La asistencia media al abono de San Isidro se situó en un 80% del aforo total
PUNTO DE VISTA
Con demasiados problemas sin atender

La hora de los despachos


Metidos ya en el otoño, con la vista puesta en el circuito americano, se echa en falta que los responsables de todos los sectores taurinos aborden de una vez los problemas estructurales que atenazan a la Fiesta. El juego de cromos de quien apodera a quien, o quien gana tal o cuál concurso, a efectos de futuro no pasan de ser meros hechos episódicos. Lo relevante radica en abordar los problemas de fondo que afectan a todo cuanto se refiere a la Tauromaquia. Lo importante radica en dejar de pensar en el "que hay de lo mío", para resolver lo que todos afecta.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |