Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Unos intentos bienintencionados, pero poco relistas
La propuesta de televisar en otoño una feria sin público
Sin duda los que estudian el proyecto tienen las mejores intenciones, incluso aunque sean mercantiles, que son licitas. Pero el proyecto de organizar una feria en otoño, sin público en los tendidos, para ser televisada resultará muy complicado que salga adelante. Dejando al margen, que es mucho dejar, que resulta difícil de entender un espectáculo mayor sin aficionados que lo alienten, hay razones económicas casi insalvables. Y es que no se trata de montar un festival benéfico, ni una corrida suelta, sino una serie de festejos mayores, se supone que sobre la base de figuras. De hecho, si sale adelante puede ser hasta prodigioso, pero tendrá poca alma.
Actualizado 17 abril 2020  
Redacción   

Como avanzó Antonio Lorca en las páginas de “El País”, la Fundación del Toro de Lidia (FTL), la patronal ANOET  y Movistar TV estudian las posibilidad de un acuerdo para que se ofrecieran durante el otoño por el canal taurino una serie de corridas sin público, si las autoridades sanitarias impidieran la organización de festejos en las fechas de las distintas ferias programadas durante la temporada.


Como matizaba Lorca, se trata de un proyecto en ciernes y sobre el que nada hay confirmado. Pero todos coinciden en que un año sin toros no solo perjudicaría gravemente la economía de todos los sectores taurinos, sino que alejaría a numeroso público de las plazas de toros. 

 

Pendientes de cuál sea el resultado de esta bien intencionada iniciativa --en la que no se sabe muy bien que pinta la FTL--, el tema plantea dos debates llenos de lógica. 

 

Los intereses de los abonados 

 

El primero, ¿con esa especie de feria por la pequeña pantalla Movistar + Toros trata de compensar a sus abonados? Algo, desde luego, tendría que hacer la operadora con esos abonados que cada mes pagan su cuota, en la esperanza de poder presenciar --de marzo a octubre-- medio centenar de festejos mayores, pero que cuando la temporada ha comenzando resulta que solo ofrecen la repetición de festejos antiguos y programas la mayoría en redifusión, en una programación con bastante poca imaginación [1]. Un ejemplo: para un festejo que todos desearíamos revivir --la apoteosis de Pablo Aguado en Sevilla--  hace unos días la programan para la media noche y sin publicidad. 

 

Resultaría osado afirmar que Movistar+ incurre en incumplimiento de contrato con sus abonados: ellos mantienen en antena todas las horas de la programación habitual. Y más cuando la ausencia de las retrasmisiones en directo, que es el plato fuerte, la provoca una causa de fuerza mayor. 

 

Pero al menos cabría pedirles alguna fórmula que compensase a sus abonados, con algo más de lo que hoy ofrecen, aunque sólo sea para fidelizarlos, en este ayuno obligatorio de toros y sin saber cuánto va a durar. Por ejemplo: un buen ciclo de cine taurino, que lo hay en abundancia, o un buen serial con faenas históricas desde que comenzó la televisión taurina. Y todo debidamente publicitado.

 

El reto, hay que reconocerlo, no es pequeño. Sobre todo pensando que hemos entrado en la época de las plataformas, que nos hacen habituales al cine de pago. Su oferta es tan inmensa que casi nos podemos ir hasta la era del cine mudo y además barata. Con semejante competencia, mucha imaginación tendrán que echarles los del canal taurino para atraer la atención del público, y de su mando a distancia. Cuando se esta confinado en casa se descubren nuevas opciones. La cuestión es que Movistar Toros acierte a ser una de ellas. Al menos, para los aficionados.

 

¿Toros sin público?

 

No identificaban al autor de tal declaración, pero hace unos días en un digital se ponía en boca de un torero: “Yo no me juego la vida sin público delante”. Y no será el único que piense así. El aficionado que se sienta en los tendidos no es parte del atrezzo, ni mucho menos un simple cotizante para sostener un negocio, que anda en unas cifras prohibitivas. Por el contrario, ese aficionado debe ser considerado como parte consustancial del espectáculo; a su modo y manera no se entiende si no es siendo coparticipe del propio espectáculo. Cuando se trata de la creación un arte que nace con vocación efímera e irrepetible, no resiste la comparación con lo que supone una competición deportiva con el graderío vacío de espectadores.

 

Cualquier aficionado sabe, por ejemplo, que una de las grandes pruebas que debe superar un aspirante a torero es ese primer día en el que torea ante el público. Nada tiene que ver con sus entrenamientos en el campo, es otra dimensión absolutamente diferente. Hasta el ambiente y el ruido resulta ser otra cosa de muy distinta naturaleza.

 

Todo es diferente con público o sin él. Cuando hemos tenido la fortuna de ver a una figura torear a puerta cerrada, ¿vibramos de igual manera a como  si estuviéramos en Las Ventas? Se admira al torero y al toro, si es la ocasión; pero nada, o muy poco, tiene que ver con eso mismo pero en una plaza rebosante. Sería como pensar que el gran Velázquez cuajó toda su colección de obras magistrales para  después recluirlas en un trastero.

 

Pero luego queda, además, el factor económico, que no es pequeño. Si en Sevilla, con tres figuras y en Domingo de Resurrección pierde dinero la Empresa Pagés, ¿está dispuesta  MovistarTV, u otra televisión, a realizar semejante inversión?  Que aquí no se anda organizando un festival benéfico, en el que los ganaderos regalan las reses y los toreros no cobran, o en todo caso sólo los gastos; se está hablando de festejos con importancia.

 

Tal como anda la economía mediática privada,  que anda lampando por dineros públicos y por los ERTEs para sobrevivir al covid-19, no parece que vayan a derrochar entusiasmos con propuestas así. Se diría que para eso están las cadenas públicas. Lamentablemente, en la mayoría de ellas resulta de toda ingenuidad pensar que van a dedicar un sólo euro al tema; bastante será esperar que al menos no dejen en paz con la Tauromaquia.

____________

[1] Un ejemplo: La programación del 18 de abril:

06:05: Feria de la Vendimia. Nimes: Talavante, L. Simón y D. Adame (18/09/2016)

08:50: Toreros en cuarentena: Episodio 19

09:00: Colección Toros: Otoño (Juan Mora)

09:35: Toros y punto: Episodio 14

10:20: Feria de Abril 2009: 28/04/2009 Sevilla. Toros de Juan Pedro Domecq para E. Ponce, Morante de la Puebla y A. Nazaré.

12:55:Toreros en cuarentena: Episodio 30

13:00: Los grandes del toreo... por dentro: Paco Camino

14:00: Feria de San Isidro: 3ª de Feria (10/05/2008) Madrid. Toros de Peñajara para M. Sánchez, Eugenio de Mora y A.Ferrera.

16:30: El Kikirikí: Paco Camino, 60 años de alternativa

17:30: Feria de San Fermín 2013: 4ª de feria (08/07/2013) Toros Dolores Aguirre para Joselillo, M. Escribano y J. del Álamo.

20:05: Por las Rutas del Toro: Guadalmena

21:05: Tarde de Toros: 31/05/1997. Las Ventas, Madrid. Maria Olea - Cde. Corte / Esplá, Victor Mendes, Óscar Higares

23:35: Paisaje herrado: Barcial

 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Reportajes
Tauromaquia: desescombro, reconstrucción y nuevos aires
La temporada taurina vuelve al congelador
El Presidente incumple una vez más su palabra: a los profesionales del toro SÍ los ha dejado atrás
Pobre de mí..., con la temporada en el aire
La Junta de Andalucía quiere abaratar la organización de festejos taurinos durante la pandemia
La Tauromaquia tiene que seguir su camino, también en años de pandemia
Dámaso Gómez, un torero de otra época
Sevilla: Tres años sin Feria pero... con toros
La industria del toro, bajo el nubarrón del coronavirus
La entrevista a Eugenio Noel en la que declara que el antitaurismo era su "modus vivendi"
PUNTO DE VISTA
Es uno de los sectores olvidados


Un verdadero plan de rescate para la información taurina


Para salvar la situaciones críticas, desde la Moncloa hoy se práctica la doctrina del manguerazo de millones para salvar a algunos medios informativos, aunque sin la necesaria transparencia. Huelga decir que ahí no están ni por asomo los medios taurinos. No podía esperarse otra cosa cuando ni siquiera pagan sus obligaciones sociales y dejan en el desamparo total a muchísimos profesionales precisamente por ser taurinos; mucho menos harán esfuerzo alguno en este caso. Pero sin ventanas al mundo la Tauromaquia difícilmente sobrevivirá; el compromiso de dotar a la información taurina de un verdadero plan de rescate recae en todos aquellos que amamos la Fiesta.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Un elemento característico de su trayectoria


Las 20 encerronas de "Gallito", la demostración de su poderío y su conocimiento de la lidia


Dejando al margen la que protagonizó como novillero en Zaragoza –en la que se quedó sólo en el ruedo por la cogida de Gaona--, hasta en 20 ocasiones se encerró en solitario José Gómez Ortega "Joselito" con seis toros. Hubo una etapa de su carrera en la que era su fórmula para concluir cada temporada. Y todas ellas "ofrecían un magnífico escaparate para desplegar la mayor variedad posible de suertes, tanto de capa, como con banderillas y muleta. El máximo exponente de ello fue la famosa corrida de Madrid". A estudiar este apasionante tema dedica un documentado ensayo el profesor Marcos García Ortiz.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2020 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |