Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
  Va a enviar por e-mail la siguiente noticia:

 
Grandiosa la fachada; la vaciedad como todo contenido
En la arquitectura y el urbanismo moderno está de moda vaciar grandes edificios, dejando como recuerdo tan sólo los muros exteriores, para rehacerlos por dentro. A esta moda parece que se habían apuntado los seis toros que los hijos de Celestino Cuadri trajeron a Madrid: seis imponente fachadas, por dentro rellenadas de serrín; o por decir más ajustadamente, de plomo, por lo mucho que le pesaban las patas para moverse. Abundaron los que incluso tenían un fundamento de clase, que luego estaban incapacitados para sacarla a pasear. Frente ellos la terna de jóvenes veteranos, tan esperanzadora como parecía sobre el papel, se estrelló sin remisión.
 
   PARA:  
  Nombre (*): 
  Email (*): 
   DE:  
  Nombre: 
  Email: 
  Quiero recibir una copia
   COMENTARIOS:  
  Comentarios: 

 
  Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior*
  * Campos obligatorios
 
  

Al enviar este artículo el destinatario recibirá un mensaje de correo en la dirección que haya escrito con el titular y la entradilla de la noticia, el comentario que haya introducido y un enlace para que pueda acceder al artículo completo en taurologia.com.
Taurologia.com en ningún caso guarda las direcciones que introduzca para su posterior uso. Los datos que ponga solo serán usados para enviar este e-mail.

© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |