Jueves, 9 de julio de 2020
Murió este 3 de octubre en su finca Monteviejo
Victorino Martín, un grandioso ganadero, una leyenda, un ejemplo de afición
Ya era historia viva del toreo; este 3 de octubre entró en la leyenda. Victorino Martín Andrés, el ganadero más prestigioso e importante de las últimas décadas, deja tras de si una verdadera epopeya: conseguir construir una ganadería de primer orden, prestigiadas en toda la geografía taurina, a partir de los restos de un hierro que iba camino del matadero. Peleó gallardamente contra viento y marea, superando todos los obstáculos que le salieron al camino, con mucho trabajo y con mayor acierto aún en sus decisiones. Pos eso la afición se rindió pronto a la evidencia de su verdad ganadera.
Redacción
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Victorino Martín ya está en la historia del toreo. El legendario criador de reses bravas ha fallecido a las tres de la tarde de este martes 3 de octubre en su dehesa cacereña de Monteviejo, a la edad de 88 años. El ganadero había sufrido un infarto cerebral el pasado domingo que no tenía vuelta atrás; de hecho, la familia, de acuerdo con los médicos, decidió mantenerlo en su propia casa en espera del final irremediable.

La propia familia ha informado de la triste noticia a través de un comunicado en el que precisan que el ganadero ha fallecido en la finca Monteviejo, a las tres de la tarde, y “rodeado de sus seres queridos”. El comunicado difundido por la familia dice así:

La familia Martín comunica con gran tristeza que ha fallecido Victorino Martín Andrés hoy a las 15:00 h en su finca “Monteviejo” rodeado de sus seres queridos, después de llevar varios días luchando por su vida tras sufrir un accidente cerebrovascular.
La misa funeral tendrá lugar mañana a las 18:00 h en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Galapagar y posteriormente su entierro en el cementerio viejo de la misma localidad.
La familia agradece profundamente las muestras de cariño recibidas en todo este tiempo. Descanse en Paz.

La última aparición pública del ganadero madrileño se había producido hace poco más de tres semanas. Victorino recogió el Premio Nacional de Cultura --en la modalidad de Tauromaquia-- de manos del rey Felipe VI en un acto solemne celebrado en la catedral de Cuenca. Era el mejor colofón a una vida plagada de éxitos. A pesar de todo, el deterioro de su salud ya era evidente.

Victorino Martín, nacido en 1919, pasará a los anales del toreo como el forjador de una vacada de personalidad singular que rescató del matadero. Su definitiva historia ganadera comienza, a partir de 1960, con la compra de los distintos lotes en que se había dividido la ganadería de Escudero Calvo que procedía, en absoluta pureza, de la que había pertenecido al marqués de Albaserrada, del que mantuvo el inconfundible hierro de la ‘A’ coronada.

El criador de la serranía madrileña consiguió convertir aquellas reses de desecho en una ganadería de referencia que ha superado el medio siglo en manos del apellido Martín. Es el único ganadero que cuenta con dos toros indultados en los ruedos de Madrid y Sevilla: ‘Belador’, inmortalizado por Ortega Cano en la plaza de Las Ventas en 1982; y ‘Cobradiezmos’, que encontró el perdón de su vida en la muleta de Manuel Escribano en el coso de la Maestranza en la Feria de Abril de 2016.

La muerte de Victorino Martín ha causado un hondo pesar en el planeta taurino.