Martes, 16 de julio de 2019
Bajo el lema "No dejes a la Tauromaquia con el culo al aire"
La campaña de Simón Casas para captar abonados: un anuncio de trazos burdos
El anuncio diseñado por la empresa de Simón Casas
Según Simón Casas, usted que es aficionado, como no saque un abono para su feria de San Isidro, es un mal aficionado, porque está dejando a la Tauromaquia "con el culo al aire". Además de un argumento burdo y grosero, se trata de una indebida transferencia de responsabilidades, para trasladar lo que pueda ocurrir de la empresa organizadora a los posibles clientes que tenga su oferta. Y eso sin contar con las contraindicaciones que encierra acudir a zambullirse en el debate de los políticos, cuando andan en una época de celo electoral. Casas se ha metido en un jardín que está plagado de riesgos.
Redacción

lo mejor es cosa de la creatividad publicitaria postmoderna, porque no encaja ni mucho ni poco con la trayectoria habitual de Joserra Lozano, que ha sido responsable de campañas verdaderamente originales para las empresas de Simón Casas. La campaña que el empresario de Las Ventas ha lanzado para captar clientela es, sencillamente, de trazo grueso y burdo; en otras palabras, resulta hasta grosera.

 

Eso de que aquel aficionado que no se abone está dejando con sus vergüenzas al aire nada menos que a la Tauromaquia, sencillamente es un argumento falso, además de contraproducente. Quien no quiera abonarse será porque los carteles que ha confeccionado Casas --que son manifiestamente mejorables-- no le interesan y punto redondo. Con lo cual, si algunas vergüenzas quedan al aire serán las del empresario; a la Tauromaquia vamos a dejarla en paz.

 

Eso sí, el anuncio que circula en los autobuses de Madrid, entre otros muchos soportes, está en la línea de la verborrea habitual del empresario, que hoy dice una cosa y mañana tiene salir a auto enmendarse. El caso del dichoso bombo es un gran ejemplo: lo que primero dijo con tanta firmeza ante las cámaras de Canal Toros, nada tiene que ver con lo que luego hizo con su mini bingo, que las circunstancias luego dejaron aún en menos.

 

Pero, sobre todo, los argumentos que aduce para que se "vote Tauromaquia”, no son más que una apropiación innecesaria e interesada de las razones profundas en los que se sustenta la Tauromaquia. Ese aprovechamiento por motivos comerciales no resulta precisamente elegante. Más: mezclar política y toros, y más en meses de continuada campaña electoral, no es precisamente lo más afortunado y conveniente para la Tauromaquia. Pero es que, además, tal como lo describe Simón Casas en su argumentario, entra de lleno en la lucha partidaria. Y ahí no hay más que riesgos de orden mayor. Eso es alinearse con unos y dejar fuera a otros, cuando en el mundo del toro cada cual piensa como quiere.

 

Las explicaciones de Simón Casas 

 

En la información que ha distribuido la empresa explicando su campaña publicitaria se dice textualmente:

 

“Este año, la Feria Taurina de San Isidro, que se celebrará del 14 de mayo al 16 de junio, se va a desarrollar en plena campaña electoral. Y por eso, Plaza 1, empresa gestora de la Plaza de Toros de Las Ventas, ha decidido enmarcar su campaña publicitaria en este contexto con el objetivo de poner de relieve que la tauromaquia es del pueblo y que gobierne quien gobierne, es la sociedad con su asistencia a la plaza la que habla diciendo que quiere tauromaquia.

 

Con la llamada de atención ‘No dejes a la Tauromaquia con el culo al aire’, Plaza 1 quiere incitar y hacer reaccionar a los ciudadanos para que, independientemente de su signo político, voten a quien voten, voten en defensa de la tauromaquia. Más que al abonado de esta plaza que lleva respaldando la tauromaquia de forma constante durante años, esta campaña se dirige a hacer un llamamiento a la sociedad en general, al simpatizante de la tauromaquia y al aficionado esporádico. Es el ejercicio de la LIBERTAD que ejercen los aficionados asistiendo a la plaza el mejor mensaje que puede proyectarse hacia el exterior y la mejor defensa que puede hacerse de esta manifestación cultural. También es un mensaje para los políticos.  La tauromaquia es un bien cultural y como tal tienen la obligación de protegerlo, pase lo que pase en las elecciones. Y  es una campaña que, además de Madrid, pueden extrapolarse a todas las ferias y localidades que celebran festejos taurinos. 

 

La campaña estará desde hoy, y por espacio de un mes, en las calles de Madrid mediante una campaña de publicidad exterior, radio, prensa escrita, prensa online y redes sociales, vinculada a los alegatos que contiene su ‘programa electoral’.

 

Por qué votar por San Isidro 2019

 

Porque la Tauromaquia es ECONOMÍA

Se calcula que el impacto económico de la Feria de San Isidro de Madrid se sitúa en torno a 70 millones de euros. De esa cifra unos 46 millones repercuten en sectores como la restauración o la hostelería. A nivel nacional, el impacto de la Tauromaquia se cifra en 4100 millones de euros.

 

Porque la Tauromaquia es EMPLEO

La plaza de toros de Las Ventas emplea cada día de festejo a unas 600 personas. A nivel nacional, la tauromaquia da trabajo a 199000 personas, siendo unos 57000 empleos directos.

 

Porque la Tauromaquia es Ecología

Gracias al toro de lidia y al trabajo de los ganaderos que se dedican a su cría, se conservan en nuestro país más de 500.000 hectáreas de dehesa ibérica, espacios donde confluyen biodiversidad de flora y fauna autóctonas.

 

Porque la Tauromaquia es CULTURA

La tauromaquia es cultura histórica y cultura viva, presente en la actualidad y merecedora de protección como cualquier otra manifestación cultural. Es Patrimonio Cultural de España y fuente de inspiración de otras culturas.

 

Porque la Tauromaquia es LIBERTAD

Somos una nación que se define a sí misma como tolerante, abierta y garante de las libertades. Mientras haya una afición que reivindique su libertad y unas leyes que protejan ser libres, la tauromaquia seguirá viva. Además es un espectáculo  democrático por naturaleza”.