Domingo, 25 de octubre de 2020
Si fueran responsables, actuarían con carácter retroactivo
El Defensor del Pueblo da la razón a los toreros: el Gobierno les ha discriminado
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, debe rectificar
El Defensor del Pueblo ha dado la razón a los toreros, excluidos hasta ahora de las ayudas puestas en marcha por el Ministerio de Trabajo para paliar la calamitosa situación de los profesionales del mundo del espectáculo. La resolución rechaza la discriminación de los profesionales del toreo por parte del ministerio de Trabajo que dirige Yolanda Díaz. El Gobierno ahora, si fura responsables, tendría que rectificar e incluir con carácter retroactivo a los profesionales taurinos del ámbito de la prestación extraordinaria por desempleo creada en la lucha contra los efectos sociales del Covid 19.
 El Presidente incumple una vez más su palabra: a los profesionales del toro SÍ los ha dejado atrás

El Defensor del Pueblo ha dado la razón a los toreros, excluidos hasta ahora de las ayudas puestas en marcha por el Ministerio de Trabajo para paliar la calamitosa situación de los profesionales del mundo del espectáculo. “Esa resolución del Defensor del Pueblo avala la tesis de la inmotivada discriminación hacia los profesionales taurinos y reforzará los múltiples procedimientos administrativos y penales abiertos por la Unión Nacional de Picadores y Banderilleros Españoles (UNPBE) por las injustificadas denegaciones de prestaciones extraordinarias por parte del SEPE” han explicado fuentes de la Fundación del Toro de Lidia (FTL).

 

La FTL, precisamente, presentó el pasado 8 de junio un escrito ante el Defensor del Pueblo solicitando su intervención por esa discriminación de los profesionales taurinos por parte del Ministerio de Trabajo a través del SEPE, excluyéndoles del ámbito de la protección extraordinaria por desempleo del Real Decreto-ley (RD 17/2020) por el que se aprobaban medidas de apoyo al sector cultural y de carácter tributario para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19.

 

El Defensor del Pueblo determina en el escrito enviado con fecha del 23 de septiembre a la FTL que “no comparte la interpretación restrictiva y poco ortodoxa desde el punto de vista jurídico del artículo 2 del Real Decreto-ley 17/2020 llevada a cabo por el SEPE, con el resultado final de la exclusión de los profesionales taurinos del ámbito de la prestación extraordinaria por desempleo creada por dicha norma de rango legal”.

 

Igualmente, la resolución del Defensor del Pueblo concluye que “esta institución ha decidido elevar una Recomendación a la ministra de Trabajo y Economía Social tendente al reconocimiento de la inclusión de los profesionales taurinos en el ámbito de protección extraordinaria por desempleo del artículo 2 del Real Decreto-ley 17/2020”.

 

Esta resolución, señala la propia FTL en un comunicado, supone “un respaldo importante a las reivindicaciones llevadas a cabo por la FTL, la UNPBE y el resto de colectivos taurinos, por unos derechos que como trabajadores les corresponden a los profesionales taurinos y que el Ministerio de Trabajo ha denegado de manera consistente y arbitraria”.

 

Reconocimiento implícito

 

Una arbitrariedad que quedaba implícita, prosigue el mismo documento, cuando el pasado 8 de septiembre un portavoz del propio SEPE declaraba en Antena 3, a raíz del ‘escrache’ protagonizado por un grupo de profesionales taurinos al director del SEPE de Sevilla, que “no es culpa nuestra, nosotros solo cumplimos órdenes. No es nada más. Habría que preguntarle al presidente del Gobierno por qué ese colectivo no recibe ayudas. Nosotros entendemos que este colectivo esté irritado, porque lleva todos estos meses sin recibir ni una ayuda”.

 

Fernando Gomá, vicepresidente de la FTL, ha afirmado que “se trata de una extraordinaria noticia, que confirma de manera rotunda lo que era una evidencia: el Ministerio de Trabajo está discriminando a los profesionales taurinos de una manera arbitraria por motivos exclusivamente ideológicos, esperemos que rectifiquen con la mayor brevedad”. La resolución del Defensor del Pueblo se anticipa a cualquier otra medida que hubiera podido tomar el ministerio que dirige Yolanda Díaz que, días atrás, se comprometió con el banderillero Javier Gómez Pascual –que la abordó en el espacio cultural Matadero de Madrid- a estudiar la situación de los profesionales taurinos asegurándoles que no había ninguna “motivación ideológica”. “Seréis atendidos”, aseguró la ministra, empeñando su palabra. Ahora no tendrá más remedio.