Martes, 23 de julio de 2019
La Opinión de Ignacio Sánchez-Mejías: "Operación Trapío"
Redacción
Ignacio Sánchez-Mejías
 en: http://blogs.abcdesevilla.es/desdeeltendido2/
 
 
Ayer saltaba la noticia en los medios electrónicos: la Guardia Civil de Cáceres había detenido a tres sospechosos de falsificar la documentación y los hierros de reses, para lidiarlas como de ganaderías punteras, bajo uno de esos magníficos nombres con que este cuerpo bautiza sus actuaciones: “Operación Trapío”. Por lo leído hay, por ahora, 10 localidades de la provincia de Cáceres afectadas, pero la instrucción continúa. Fue la propia Agrupación de Ganaderos de Reses Bravas la que dio las pistas para la investigación, ante la sospecha de que se estaban produciendo estos hechos irregulares.
 
No han trascendido los hierros afectados y a juzgar por las localidades, se refieren a festejos menores, así que me puedo imaginar la carita del novillero afectado, al que el apoderado le había vendido que iba a debutar con un, digamos ganado de garantía, y se encuentra con un morucho con pinta y modales de búfalo. Le diría al apoderado “pues sí que me han dejado un desecho de tienta y cerrado, pero estos toros, en televisión, dan otro tipo”. Me supongo a los apoderados, más enterados, cogiendo a los empresarios de las solapas, a no ser que también estuvieran en el ajo.
 
Como ven gente sin escrúpulos hay en todos sitios, y los Toros no iban a ser menos, pero este nivel de tropelía nunca me lo había imaginado. A partir de ahora se van a tener que confirmar con las propias ganaderías qué ganado están vendiendo y a quién, para evitar este fraude. Supongo que a los falsificadores les caerá todo el peso de la ley (que no será mucho), pero el fraude ha quedado hecho, vendiendo unas entradas para festejos de ganadería cara para que luego salgan moruchadas.
 
No teníamos bastante con que, en la mayoría de los casos, el ganado titular no cumpla las expectativas, ahora ya podemos sospechar hasta que el ganado titular no lo es.