Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Así lo cuenta "Barquerito" : "Juan Mora, por la puerta grande"
Con palabras muy emotivas, Juan Mora brindó el sábado la faena de su triunfo grande en Madrid al crítico Ignacio Alvarez Vara, "Barquerito". De la ecuanimidad de este excelente escritor y aficionado es un ejemplo su crónica, que hoy publican los diat rios del Grupo Vocento, de los que la transcribimos.
Actualizado 3 octubre 2010  
Redacción   
Toros. Cinco toros de Torrealta, grandes y de desigual presencia, bajos de raza y, aunque sin humillar lo suficiente, nobles y colaboradores. El tercero, sobrero de Martín Lorca, deslucido.
Diestros. Juan Mora: dos orejas y oreja. Curro Díaz: ovación y oreja. Jesús Martínez ´Morenito de Aranda´: silencio y oreja.
Incidencias. En la enfermería fueron atendidos el banderillero Javier Palomeque y el matador Juan Mora.
 
BARQUERITO | MADRID .
Abrió corrida una mole de 615 kilos: un toro negro, de Torrealta, muy cabezón, finas las puntas y aire deslavazado, como su trote de salida. Venía sin emplearse ni descolgar, como de paso, al paso y cruzado. Se acostó por las dos manos. Andares de beodo. Se llevó por delante al banderillero Javier Palomeque, que cayó de espaldas y a plomo, sin consciencia. Juan Mora lidió con cabeza y estilo: lances de buen dibujo pero de sujetar al toro, que tardó en fijarse. Joya de la lidia fueron unos lances a una mano por delante, con cambio de mano de uno en otro, para meter al toro casi bajo el caballo. Hubo apretones en banderillas.
 
Luego iba a llegar, sin dudas, prisas ni pausas, una muy notable faena de Juan Mora. Notable por todo. Por la resolución: con tres muletazos de tanteo ya estuvo en marcha la cosa, y puesto y gobernado el toro. Por la firmeza: encajado, vertical el torero, pero suelto de brazos. Por la autoridad que confiere el torear con los vuelos del engaño a la manera clásica, sobre el espejo de tauromaquias como las de Antoñete o Manolo Vázquez. Por la sencillez muy fluida. Fue faena breve y grande, de las llamadas ´de veinte muletazos´.
 
La fortuna: primero, la mano derecha, sin que el toro rompiera en serio, sólo que seguía el engaño bien templado; y luego, la que fue, casi de sorpresa, la mano buena, la otra. Se aplomó el toro un poco, pero, dócil, humilló y, embebido en los vuelos, hizo el semicírculo enroscado. Muy despacio entonces Juan. Inteligente la solución de torear en un solo terreno, entre rayas y tablas. Ni un metro más. Detalle privativo de maestros. En el momento justo, una estocada hasta la bola cobrada con fe ciega. Como siempre, Juan había salido a faenar con la espada de acero. Y rodó sin puntilla. Dos orejas.
 
Curro Díaz, en tarde bastante feliz, anduvo torero y fácil con un segundo muy astifino de bellas hechuras, el más bonito de todos, sólo que se rajó antes de tiempo y fue, además, toro de sólo una mano y poco gas. Se devolvió en banderillas y por lisiado un tercero de grandes apuntes. Con un sobrero de casi seis años de Martín Lorca que embistió a porrazos se empleó a tironcitos y con entrega Morenito de Aranda.
 
Saltó de cuarto un jabonero de amplísimo balcón, que hizo, de salida, cosas de toro corrido en el campo: soltarse de engaños sin atenderlos, irse sin barbear, ganas de correr. Una lidia precisa de Juan Mora, un quite por delantales clásicos y un remate a punta de capote precioso.
Juan salió volteado y con un puntazo en el muslo. ¡Nada! Una oreja, la tercera. Juan le anudó al toro en el cuerno derecho la toalla de su mozo de espadas. Tarde redonda.
 
Y más luego: con un quinto de imponente remate, Díaz acertó con la tecla de torear de frente por abajo y despacito, en faena paciente, y remató con una de esas estocadas suyas y nuevas, en que la espada entra en parábola letalmente por el hoyo de las agujas. Da vértigo.
 
El sexto, 600 kilos pero baja la cruz, fue el toro de mejor impulso, sobre todo por la mano izquierda, y Morenito de Aranda no lo dejó ir sino que, con majeza, ajuste y temple, lo ligó en tres tandas de mano baja que llegaron de verdad a la gente. Adornos clásicos del toreo de pastel. Con todo en la mano se le fue la espada a los bajos.
Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2010
El debate de la Comisión de Cultura: texto íntegro
El martes se vota en el Congreso la proposición no de ley sobre el traspaso de Interior a Cultura
La Opinión de Ignacio Sánchez-Mejías: "Operación Trapío"
Diego Ventura pierde el triunfo con el rejón de muerte
Taurologia.com desea a toda la familia taurina suerte y triunfos en el Nuevo Año 2011
Manzanares cancela todos sus compromisos americanos
Juan Mora: nunca un triunfo formó tanto ruido
Taurologia.com desea a toda la familia taurina una feliz y alegre Navidad
Oreja para Matías Tejela en la México
La pacífica temporada de Rivera Ordoñez "Paquirri"
PUNTO DE VISTA
Se hace necesario recuperar los valores permanente del toreo

El "bombo" no es el "bálsamo de Fierabrás" para todos los males


Mucho se ha hablado, y más que se hará, con la aplicación --muy mitigada--de la fórmula del bombo para sortear toros y toreros para el abono de San Isidro. A la fórmula por Simón Casas en la pasada feria de Otoño, hay que reconocerle su grado de originalidad. Y se ha demostrado eficaz para que se hable desde el invierno de un abono que va de mayo a junio. Pero pasar de ahí a considerar que puede ser el "bálsamo de Fierabrás" que cure todos los males que aquejan al mundo del toro media mucho camino. Lo que está en juego depende muchísimo más de la capacidad de recuperar lo que siempre han sido los valores permanentes del arte del toreo.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |