Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
"No hay billetes" en la enfermería
Cuarta de abono 8 de julio de 2010
Actualizado 11 agosto 2010  
Antonio Petit Caro   
Ocurrió a la muerte del cuarto de la tarde. Los tres toreros estaban en la enfermería. Francisco Marco, con una gran conmoción y la rotura de un cartílago de la oreja derecha; Morenito de Aranda, con un hombre dislocado, en trance de que se le pusiera una infiltración; Sergio Aguilar,  con una cornada en la mano de derecha. Se para la corrida, hasta que alguno de los espadas reciba la asistencia médica y pueda volver. Finalmente, Morenito de Aranda, recompuesto y sin chaquetilla, se incorpora para lidiar en quinto lugar su segundo toro.
 
A esas alturas la tarde iba sin casi nada sobresaliente, salvo la triste comprobación –confirmada luego en los dos últimos toros-- de que la ganadería de Cebada Gago sigue en la cuesta abajo, no remonta, ni los criadores han dado aún con la terapia veterinaria que se necesita. Por lo pronto, mandaron una corrida muy desigual, que se salvaba por la cornamenta, pero que en su presentación incluía desde toros pasados de kilos y años hasta el retaco que hizo tercero. Todos, además, con las fuerzas y la raza muy medidas, hasta el punto de que más de uno ya se rajaba con los capotes. Y como en el toreo también se cumple eso de que “hay días que mejor no levantarse”, en su primera galopada por la arena el que abría plaza se rompió un pitón, siendo reemplazado por un sobrero de la misma Casa, que respondió al mismo patrón que sus hermanos.  Total, deteriorada materia prima.
 
Con semejante contexto, el navarro Francisco Marco (de rosa y oro) sólo pudo mostrar en su primero su voluntad de seguir ahí, a trancas y barrancas, a la espera de tiempos mejores. La voltereta cuando comenzaba a lancear al cuarto fue de aúpa, con el resultado ya descrito. Para un mejor seguimiento médico, se le hospitalizó.
 
Que Sergio Aguilar (de violeta y oro) tiene un buen corte de torero, ya se sabe. Pero ninguno de los tres hubo de matar le dieron opciones de demostrarlo, salvo en su componente de decisión y empeño. Lo de este torero se está haciendo eterno: llevamos más de dos años esperando que le salga un toro que medio se deje, pero nada, ni con recomendación. Se podría probar con el pulpo eso de los alemanes, por si acaso.
 
Completaba terna y tarde Morenito de Aranda (de rosa y oro) que tuvo la suerte de tocarle el retaquito tercero, el único con el que se podía andar, sin tener que estar zafándose de los cabezazos. Tanto en éste como en su segundo, a su cargo estuvieron los pasajes más brillantes de la tarde, como momentos verdaderamente esperanzadores, por más que luego los “cebadas” nos devolvieran a la dura realidad. Dio una vuelta al ruedo en su primero, al que si llega a matar con más acierto le hubiera cortado una oreja.
Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2010
El debate de la Comisión de Cultura: texto íntegro
El martes se vota en el Congreso la proposición no de ley sobre el traspaso de Interior a Cultura
La Opinión de Ignacio Sánchez-Mejías: "Operación Trapío"
Diego Ventura pierde el triunfo con el rejón de muerte
Taurologia.com desea a toda la familia taurina suerte y triunfos en el Nuevo Año 2011
Manzanares cancela todos sus compromisos americanos
Juan Mora: nunca un triunfo formó tanto ruido
Taurologia.com desea a toda la familia taurina una feliz y alegre Navidad
Oreja para Matías Tejela en la México
La pacífica temporada de Rivera Ordoñez "Paquirri"
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |