Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Semana Santa 2016
Sus orígenes se remontan al siglo XVII
El capataz y los costaleros, quienes marcan el diferenciado andar de los pasos
La figura del costalero siempre jugado un papel importante en la evolución de las cofradías sevillanas. Ya sea desde su rol de asalariados o desde su nueva posición de hermanos costaleros, su presencia se hace necesaria. Dentro de la rica diversidad que se produce, en las calles veremos pasos más grandes, más pequeños, más alargados, o más anchos. Y cada uno precisa de un número concreto de hombres para cubrir sus trabajaderas. Luego, la voz del capataz irá marcando los tiempos y los ritmos, hasta configurar una imagen única, una imagen que enamora.
Actualizado 19 marzo 2016  
Redacción. Servicio de Documentación   

Ser costalero en Sevilla
No es solo ser costalero.

Es como hacer un requiebro
Con un capote torero,
Es como un baile de seise
A las puertas de los cielos,
Es como un cante de fragua
De gitanos alfareros
Y es pregón de buen cofrade
Sin quebrantar el silencio.
Baldomero Acosta

El significado primitivo de la palabra costalero debemos adscribirlo a un oficio que existió en Sevilla hace varios siglos y que era el de las personas que se dedicaban a la carga y al transporte de pesados bultos durante todo el año. Estos señores, con sus costales, sus cuerdas y sus esportillas se ganaban la vida en las Plazas del Salvador, del Pan y sus alrededores con este duro trabajo. Sin embargo, estos trabajadores no eran conocidos con el apelativo de costaleros sino de “gallegos”.

Semejante denominación de “gallego” no hacía referencia a la procedencia geográfica de estos cargadores, era una referencia puramente gremial, al no proceder únicamente de tierras galaicas si no del norte en general, encontrándose entre ellos asturianos o leoneses. Estos “gallegos” eran los que portaban los pasos sevillanos durante cuatro siglos ya que eran los faeneros perfectos para cargar con los pasos en los días sacros, días que no dejaban de ser para ellos una continuación de su oficio diario, lo único que cambiaba es que en Semana Santa la carga era “sagrada”.

Los primeros datos que se conocen se encuentran en unos grabados en el archivo de la Catedral de Sevilla fechados en 1647, en el que se puede ver como  un grupo de hombres portaba sobre sus hombros las andas del Corpus Christi de la capital hispalense. Sería en 1686 cuando ya lo portaran a costal. Pero es a partir de finales del Siglo XIX cuando se empiece a tener unos conocimientos más precisos.

En la transición del Siglo XIX al XX, surgieron nombres muy importantes como Ayala, Palacios y Rafael Franco Luque. Este último ha sido considerado el mejor capataz de todos los tiempos, ya que él fue quien creó la lista previa y el cuadrante y el que en 1908 formó cuadrilla propia y saca su primera cofradía, La Sagrada Mortaja.

Se trataba de cuadrillas asalariadas y el jornal oscilaba en la década de los años 20 en torno a las 10 pesetas (0,06 €) por cofradía. En la década de los 50, entre las 76 pesetas de San Esteban y las 100 pesetas de la Amargura. En la década de los 60 el jornal se situaba entre las 165 pesetas y las 375 pesetas que pagaba excepcionalmente la Hermandad de la Macarena.

Como origen y nacimiento de la primera cuadrilla de Hermanos Costaleros en Sevilla, tenemos los ensayos de Salvador “El Penitente” con hermanos de Los Estudiantes llevando el paso del Cristo de la Buena Muerte, a finales de 1972, hacia el almacén. Tan positiva fue la experiencia que al año siguiente, el 17 de abril de 1973, Martes Santo, tuvo lugar un acontecimiento que iba a marcar para siempre la historia de la Semana Santa de Sevilla: por primera vez un paso de una Hermandad iba a ser portado por sus propios Hermanos en su anual Estación de Penitencia.

Esta primera experiencia no se hizo esperar y en 1975 fue la hermandad del Gran Poder la primera Hermandad en sacar sus dos pasos con cuadrillas de hermanos; en 1976, lo hizo la de San Esteban y el misterio de la Carretería; el paso de Jesús de la Sentencia en 1977 y La Macarena en 1978; el misterio de la Exaltación en 1979 y, este mismo año, el palio de Los Estudiantes.

En tanto solo cinco años la presencia de los hermanos costaleros  en las trabajaderas se generaliza y hoy ya es costumbre común en todas las hermandades, excepto en la de Santa Marta, que conserva la tradición de contratar cuadrillas asalariadas.

De acuerdo con los datos oficiales relativos a 2015, Alonso de la Prida realizó un estudio para ABC de Sevilla, en el que se pone de manifiesto la gran desigualdad que se produce en el número de costaleros necesarios para sacar cada paso. En ese informe se incluye el cuadro estadístico que reproducimos en páginas posteriores. Conviene advertir que en estos cuadros se indican el número de costaleros que van bajo cada paso; luego cada hermandad tiene otras tantas cuadrillas de refresco, para poder realizar los relevos sucesivos durante todo su trayecto.

Entre otras curiosidades, Alonso de la Prida destaca que el paso de misterio de la hermandad de la Paz, el del Señor de la Victoria, es el que calza mayor número de costaleros, llegando a un total de 60. Le siguen de cerca el misterio del Puente del cedrón de la hermandad de la Milagrosa con 55 costaleros y el misterio de la Sentencia con 54 costaleros.

Por su parte, el paso de Cristo de la hermandad de la Vera Cruz es el que saca actualmente menos costaleros 28. Le siguen de cerca los pasos de Cristo de Pasión y Muerte, Santa Cruz, San Bernardo y los Negritos con 29. Todos ellos son pasos de crucificados.

Y en lo que se refiere a los pasos de palio, los que más costaleros llevan, con un total de 42, son los de Madre de Dios de la Palma, de la hermandad del Cristo de Burgos, y el paso de palio de la Esperanza Macarena. En los demás casos, la horquilla de costaleros es más amplía, no hay un paso de palio en Semana Santa que no calce al menos 30 costaleros bajo sus trabajaderas.

Por otro lado, la hermandad que más costaleros precisa para realizar su estación de penitencia es la de la Trinidad, que requiere 132 costaleros durante la procesión para el andar de sus tres pasos. Le siguen la hermandad de El Valle con 118 costaleros y la radicada en la parroquia de San Benito con 113.

LOS COSTALEROS DE CADA PASO

Las distintas funciones

Pero debajo de un paso, las funciones se dividen hasta formar un todo armónico, del que nacen esos acompasados andares de cada paso, que luego adquieren personalidades diferentes. Un conjunto muy diverso de funciones, todas necesarias para que la estación de penitencia discurra tal como fue pensada.

Y así, por ejemplo, se denomina “patero” al costalero de gran confianza para el capataz. Su puesto está en las 4 patas o esquinas de un paso y suele ser hombre experimentado en el arte de sacar los pasos. Y se denomina “costeros a aquellos que van por los lados y costeros del paso, en tanto el resto de los hombres de las trabajaderas reciben la sencilla denominación de “corrientes”.

Por su parte, el capataz es el  responsable directo de sacar y llevar un Paso en Procesión; manda y ordena con su voz, su vista, su tacto. Se suele añadir que todo eso con “mucho cariño y arte”.  En esa importante misión colaboran los “ayudantes-- que van junto con él, ayudándolo en su labor-- y los “contraguías”, que es como se denomina a quienes corrigen las posturas del paso por su trasera, o difunden las ordenes del capataz por ese lugar.

Fuentes:
http://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/noticias/cual-es-el-paso-con-mas-costaleros-en-la-semana-santa-de-sevilla-90103-1456225570.html
http://www.lalineacofrade.com/wordpress/martillo-y-costal-2/comienzo- del-mundo-del-costalero/

Dos trabajos de lectura recomendable 

 Perfil de Antonio Santiago: “El martillo y la ducha”
http://blogs.grupojoly.com/la-sastreria/2016/03/06/el-martillo-y-la-ducha/

Radiografía del mundo del costal por los capataces
http://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/noticias/capataces-por-y-para-sevilla-90699-1457092086.html


Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Semana Santa 2016
Rafael González Serna, un Pregón a la medida de los cofrades y de Sevilla
El médico de San Lorenzo
Programa de la Semana Santa: todos los horarios, todos los itinerarios
La madre del nazareno
Las Cofradías de Sevilla vistas por un novelista
La Semana Santa 2015 en el recuerdo
La permanente cuestión: la Semana Santa crece año tras año
PUNTO DE VISTA
La opacidad no es buena compañera

La forma ancestral del negocio taurino


Muchas veces los aficionados se quejan de que la Fiesta de los toros se gestiona hoy con las mismas ideas y formulaciones del siglo XIX. Y es cierto que así ocurra. Las relaciones contractuales, la gestión de los pagos o las auditorías de las cuentas, por ejemplo, son elementos poco o mal conocidos en el Sector. Sin embargo, para encarar el futuro se necesita de una gestión actualizada y transparente. Es el hueso "duro de roer" que casi ninguno se atreve a resolver


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |