Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
BILBAO: Primera de las Corridas Generales
Cariñosa despedida a "El Cid
El Cid se despidió de Bilbao con triunfo (Chopera-Toros)
Con una paupérrima entrada, podría decirse que desoladora, los toros de Victorino Martín han servido para descorchar la nueva edición de las Corridas Generales. En esta primera de la serie, se ha despedido de Bilbao Manuel Jesús "El Cid", que cortó una oreja al 2º de la tarde y tuvo siempre el calor de los aficionados. Faena de importancia la de Emilio de Justo con el 3º, que le produjo una lesión importante en la oreja derecha. Torera y firme actuación de Curro Díaz, con tres toros que pedían los papeles.
Actualizado 18 agosto 2019  
Redacción   

BILBAO.Primera de las Corridas Generales. Menos de un tercio de plaza, en tarde lluviosa. Toros de Victorino Martín, correctos de presencia, ofensivos de cara, blandos y de poco juego, excepto el 2º. Curro Díaz (de azul eléctrico y oro), ovación, ovación y ovación en el que mató por De Justo. Manuel Jesús “El Cid” (de azul Bilbao y oro), una oreja y  ovación tras un aviso. Emilio de Justo (de noche y oro), una oreja tras un aviso.

Antes de iniciarse el paseíllo, se homenajeó a “El Cid” con un aurresku de honor, en su despedida de Bilbao.

PARTE FACULATITIVO DE EMILIO DE JUSTO: tras la muerte del 3º Emilio de Justo paso a la Enfermería, donde se le atendió de de un fuerte desgarro en una oreja y de una contusión en la región sacra y de un varetazo en un muslo. Tras suturarle la oreja pasó a un centro hospitalario para mayor estudio radiológico.

 

Tras el prólogo sabatino de los caballos --con tan poca relevancia como floja fue su entrada--, las Corridas Generales se han descorchado con un deslucido lote de Victorino Martín y con una tan pobre entrada que no se recuerda ni en la época de las antiguas novilladas. Será por la lluvia, que suavemente acompañó toda la tarde, o será que la divisa de Galapagar ya no tiene el tirón de hace años, o será que un año más los organizadores no han sabido romper la tendencia de temporadas anteriores.  En cualquier caso, la herencia que recibe la futura empresa que sustituya a la Junta Administrativa parece preocupante. Mucha alquimia, casi hasta magia, tendrán que hacer para enderezar tanto destrozo como se ha hecho.

 

La corrida de Victorino Martín no ayudó en nada a sobrellevar las inclemencias del tiempo, que dejaba un calabobos que al final empapaba hasta los huesos. Todos besaron la arena con reiteración y hubo que medirlos ante los montados. Salvo el 2º, con algo de nobleza y humillación, los otros cinco tuvieron escaso recorrido, para salir luego con la cara por arriba y revolverse en un palmo de terreno. Más encastado el 5º, pero igualmente sin ofrecer facilidad alguna.

 

En realidad, lo único que los victorinosde esta tarde aportaron fue méritos a la labor de los tres espadas. Había que ponerse allí, a resolver la papeleta. Y lo hicieron con los seis. Siempre manejando con buen tino los terrenos y las distancias. Pero sobre todo aguantando con quietud los cabezazos  y las miradas.

 

Se despedía de Bilbao “El Cid” y lo hizo rodeado con todo el cariño de los pocos que estaban en la plaza. En uno y otro turno, el sevillano manejó con buenas maneras el capote.  Con la muleta sobresalió su faena al 2º, al que aprovechó especialmente sobre la mano izquierda en series cortas pero de mano baja y buen temple. Lo matón pronto y suya fue la primera oreja de la función. Cumplió holgadamente frente al 5º, aunque luego se demorara con los aceros.

 

Solvente para el aficionado el paso por Bilbao de Curro Díaz. Sin opciones para sacar a pasear su pellizco, llevó la lidia de los tres que le correspondieron con firmeza y lo intentó todo, aún a sabiendas que poco era posible. Pero tuvo mérito su decisión y, cada vez que fue posible, su torería aunque fuera con cuentagotas. Una tarde dura bien resuelta por el de Linares.

 

Meritoria la presentación en Vista Alegre de Emilio de Justo. Su esfuerzo frente al 3º es de los de anotar. Una faena de riesgo para un torero que maneja los trastos con verdadero empaque. Y en una de esas, en un natural de frente, el victorinode turno le echó mano; además de varios golpes con violencia, uno de sus pitones acertó a producirle una herida de importancia en la oreja, tanto que los médicos no le permitieron volver al ruedo.  El trofeo que se le concedió fue de los de ley.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Bilbao 2019
El torismo, asignatura pendiente
La gallardía de Juan Leal premiada con dos orejas
Paco Ureña, en una tarde de ensueño: 4 orejas
Entre dos figuras, Luis David Adame se vino arriba desde el paseíllo
Importante corrida de Victoriano del Río, para una tarde redonda de Manzanares
Goterones de arte de Diego Urdiales
Tarde con unos pocos toques que recordar
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |