Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Una historia intensa y bien narrada
Carlos Crivell publica una excelente biografía de Manuel Jesús "El Cid"
Como colofón a su reciente retirada de los ruedos, este libro presenta toda una vida dedicada al mundo del toro, desde una perspectiva personal y de su propia profesión. El protagonista, naturalmente, es Manuel Jesús "El Cid". Carlos Crivell ha realizado una biografía exhaustiva y pormenorizada en la que recorre toda la trayectoria del torero, con profusión de datos y el testimonio del protagonista. El volumen forma parte de la colección Memoria de la editorial "El Paseo" y cuenta con dos cuadernillos gráficos y casi un centenar de fotos a color
Actualizado 19 marzo 2020  
Redacción   

Carlos Crivell hace una nueva aportación a la literatura taurina, dentro del género de las biografías. Y la aportación es importante de actualidad y de interés. Se trata de una documentada biografía de Manuel Jesús “El Cid”, ahora que ha cerrado su carrera y como dice el título ha sido “un torero al natural”.

 

Natural de Salteras (Sevilla), “El Cid” se retiró, de manera indefinida, de las plazas de toros el pasado año. Meses después de su retirada, la editorial El Paseo publica su biografía. Una biografía donde el crítico taurino Carlos Crivell recoge una carrera plena de triunfos en todo tipo de plazas y con todo tipo de ganaderías. El libro ofrece un repaso muy exhaustivo de toda su carrera en los ruedos y, sobre todo, ilustra de forma general la evolución de una figura del toreo que ha sido tan relevante en estos años.

 

La memorable tarde de Bilbao con seis de Victorino Martín

Reconocido, según los aficionados y los críticos, por su primordial mano izquierda, su poderosa muleta y su capacidad para sacarle partido a determinados encastes considerados duros, El Cid alcanzó la categoría de máxima figura al comienzo del siglo XXI, conquistando con triunfos legendarios las plazas de toros de Sevilla, Madrid, Bilbao, Santander, Logroño y Zaragoza, así como en Francia, Colombia, Bogotá…

 

En el libro, Crivell recoge testimonios del propio torero, en los que define su idea del toreo como “clásico”, aunque por otra parte piense que “se torea en base a algo interior que lleva cada uno dentro”. Para el torero de Salteras el torear “es algo innato” y confiesa, en este libro, que siempre ha toreado con un concepto muy claro y único, y que así, precisamente, ha sido cómo ha conquistado a las mejores aficiones del mundo.

 

Todas estas confesiones íntimas y reflexiones personales sobre su propio concepto de la tauromaquia y del toreo se unen al repaso que Crivell hace de sus triunfos, altibajos, cogidas y el devenir personal. En definitiva se ilustra, con estilo agudo y lúcido, lo más característico de la vida de una figura del toreo de los últimos tiempos, siguiendo el magnífico ejemplo de uno de los toreros con mayor personalidad y éxito de las últimas décadas.

 

Pero Crivell no es nuevo en la actividad literaria. Antes ya nos regaló, en unión con Antonio Lorca,  su “Pepe Luis Vázquez, torero de culto” (El Paseo, 2017), un trabajo indispensable para conocer y dimensionar la imborrable impronta que en la historia taurina dejó el torero de San Bernardo. Entonces puso el listó alto; ahora lo confirma con su nueva obra. 

 

El autor:

 

Carlos Crivell ( Sevilla, 1950) es médico y ha ejercido la crítica y la información taurina desde 1983 en diversos medios (El Mundo de Andalucía, Antena 3 Radio, El Correo de Andalucía, ABC, Onda Cero, Diario 16…). En la actualidad es el crítico taurino de COPE Sevilla y de la revista Aplausos en Sevilla y otras plazas andaluzas. Fundador y director de la página web sevillatoro.es y del anuario Maestranza de Sevilla. En una anterior incursión literaria Crivel publicó, junto al también periodista Antonio Lorca, un libro excelente: “Pepe Luís Vázquez, torero de culto”

 

Índice

 

La estructura de esta biografía, que consta de 368 paginas, queda bien reflejada en su Índice: 

 

Saludo: 11

Prólogo: 13

Manuel Jesús «el Cid», torero al natural

Presentación: 17

Un torero de Salteras: 23

Los comienzos del Cid: 35

El año 2000, la alternativa 53

2003: Sigue la lucha 73

Año 2004: El Cid y Victorino: 85

Año 2005: La Puerta del Príncipe: 99

Año 2006: En la cima del toreo: 119

Año 2007: Seis de Victorino en Bilbao: 135

Año 2008: Figura del toreo: 153

Año 2009: Percances inoportunos: 169

Año 2010: La remontada: 181

Año 2011: Un torero consolidado: 193

Año 2012: El peso de la púrpura: 203

Año 2013: El toro Verbenero: 211

Año 2014: La superación: 219

Año 2015: Seis de Victorino en Madrid: 225

Año 2016: El indulto de Madroñito: 231

Año 2017: Año de cambios: 239

Año 2018: Cerca del final: 243

Año 2019: La despedida de los ruedos: 247

El Cid y la sociedad: 263

El Cid, un torero con poetas: 283

Manuel Jesús Cid Salas: 289

La Tauromaquia del Cid: 295

Apéndices y cronología: 309

Agradecimientos: 319

Referencias y documentación: 321

Índice onomástico: 323

 

La editorial

 

El Paseo es una editorial sevillana con amplio book de publicaciones, entre ellas muchas relacionados con temas tradicionales de Sevilla y, en general, de Andalucía. Pero también incluye en su catálogo obras de muy diversos autores y temática. 

 

Hasta poder ser distribuido en las librerías, cuando concluya el actual Estado de alarma, el libro puede adquirirse a un buen precio: 19,95 euros,  directamente en la tienda electrónica de la Editorial:

http://elpaseoeditorial.com/es/pedido

 

El prólogo

Una firma acreditada en la comunicación taurina, José Enrique Moreno --Director de Toromedia--,  ha escrito el Prólogo del libro. Vale la pena reproducirlo, como buen adelanto de la obra de Carlos Crivell:

 

El temple es uno de los grandes misterios del toreo y también su piedra angular. Para unos, templar un toro es adecuarse a su velocidad sin dejar que el animal toque el capote o la muleta. Para otros, templar es imprimir al toro la velocidad que dicta el corazón del torero, logrando reducir el ritmo al que naturalmente embiste el animal. Para El Cid el temple es algo natural, no aprendido ni pretendido, y el fundamento de un toreo con la mano izquierda que no ha tenido parangón en la historia reciente del toreo. Por eso este libro que nos adentra en su vida y obra acierta desde su portada con un título que destaca la palabra ‘natural’, la esencia de El Cid como torero y como hombre. 

 

Escribir la biografía de un torero tan grande como Manuel Jesús es un ejercicio necesario, otro acierto pleno. Porque la obra de El Cid es tan contundente, rotunda y verdadera que estaba pidiendo a voces ser plasmada en un libro, y más ahora que el torero se ha despedido de los ruedos. Yendo más lejos, el toreo está necesitado de este tipo de obras, de libros que hagan justicia a los últimos héroes de una sociedad cada vez más superficial, remilgada y apartada de la realidad. Necesitamos escritores como aquellos que se acercaron a los toreros y no solo inmortalizaron su vida sino que los convirtieron en leyenda con obras que, por su calidad literaria, trascendieron lo puramente taurino: en la memoria de todos el genial Chaves Nogales con su ‘Juan Belmonte, matador de toros’. Ese es el reto de todo aquel que se pone delante de un torero y afronta la compleja faena de plasmarlo en un libro.

 

‘Un torero al natural’ es una biografía de El Cid, el admirado y respetado torero de Salteras, pero es mucho más que eso. Su autor, el crítico taurino Carlos Crivell, consigue con este libro colocar a este torero en el lugar que merece con una obra fundamentada en su amor por el dato y su capacidad para la documentación, virtudes ya demostradas en su anterior libro ‘Pepe Luis Vázquez, torero de culto’, que escribió junto a Antonio Lorca. 

 

La trayectoria de El Cid, una de las más sólidas de las últimas décadas, habla por sí sola en el minucioso repaso que realiza el autor, abarcando desde sus comienzos como novillero sin picadores y su debut con caballos en Salteras en 1994, hasta su posterior traslado a Madrid, donde se fragua verdaderamente como torero en seis años de soledad y esfuerzo en los que prueba la cara más dura del toreo. 

 

Todo ello está previamente contextualizado en el entorno familiar y vital no solo del torero, cuyo nacimiento en 1974 coincide prácticamente con el cambio político en España, sino también en el de los acontecimientos que esos años tenían lugar en nuestro país.  

 

El rigor en la investigación de Carlos Crivell tiene en este libro el necesario complemento emotivo que proporciona la vivencia personal del tema que se aborda. La carrera de El Cid ha transcurrido en paralelo y de forma muy cercana a una buena parte de la trayectoria profesional de Crivell, por lo que el autor cuenta desde la experiencia directa y desde vínculos sentimentales con el torero a través de dos pasiones comunes: la Fiesta de los Toros y el pueblo de Salteras, donde reside el maestro y donde el autor de esta biografía tiene casa y pasa temporadas. Solo desde esta equilibrada fusión entre el dato y el sentimiento se puede conseguir enganchar al lector en la vida de un hombre al que su entrega y sacrificio le han llevado a lo más alto del toreo. 

 

Porque nadie duda de la brillantez de este torero, poseedor de una de las manos zurdas más prodigiosas del toreo, pero pocos conocen el esfuerzo, la dedicación y la afición que hay detrás de los incontables triunfos que jalonan uno de los más completos currículums de la historia del toreo, con cuatro Puertas del Príncipe y dos Puertas Grandes de Madrid, entre otros muchos otros logros en su haber. Estas son cosas que conviene poner en su sitio para que de ellas quede constancia de cara a nuevas generaciones, y en este libro se logra. Para ello se para y se recrea en acontecimientos y festejos que marcaron la trayectoria de El Cid, incorporando el valioso testimonio que de ellos quedó en crónicas que se escribieron en su momento y que ha sido rescatado por el autor para, en muchos casos, dejar constancia de la admiración y la unanimidad que suscitaba el toreo de El Cid.

 

Decía Juan Belmonte que se torea como se es, y en el caso de El Cid esa afirmación se cumple a rajatabla. Lo descubrirán cuando lleguen a ese otro apartado del libro donde se aborda la personalidad del torero. Sus orígenes humildes, en el seno de una familia de campo y trabajadora, le marcaron para siempre, enseñándole una gran lección válida para toda la vida: la importancia de no olvidar de donde se viene. De ahí proviene la sencillez de Manuel Jesús, su forma natural –de nuevo esta palabra clave- de ir por la vida. Pero también en estas raíces está sustentada la base de su toreo, en el que no caben artificios ni dobleces, solo sinceridad y verdad a raudales. Una sinceridad y una verdad que a veces han obrado en su contra por hacerlo demasiado transparente, pero que son cualidades necesarias para alcanzar la profundidad que El Cid ha logrado imprimir a su toreo. Cotas que muy pocos logran.

 

El lector de ‘Un torero al natural’ conocerá al hombre a través de sus propias palabras, pero también de lo que grandes autores de nuestro país han escrito sobre él, entre otros Antonio Burgos, Ignacio Ruiz-Quintano y Juan Manuel de Prada. Y aprenderá un poco más sobre su Tauromaquia, relatada por el torero en primera persona. Y tendrá a la mano las estadísticas que hablan de un peso pesado del toreo de los últimos tiempos… Todo ello acompañado de fotografías inéditas de su infancia, de sus comienzos toreros, de sus faenas y de actos en los que ha participado al cabo de su dilatada trayectoria.

 

Un libro no puede abarcar la vida de un torero, pero quien lea ‘Manuel Jesús El Cid. Un torero al natural’ sabrá muy bien quién y qué ha sido este hombre en el toreo. La principal finalidad de este libro no es ya la de hacer justicia a un grande de la Tauromaquia, su gran aportación es la de conservar un legado de pureza y profundidad para futuras generaciones de toreros y aficionados. Una labor necesaria en estos tiempos de superficialidad, prisas y olvidos en los que estamos inmersos. Aquí tienen a El Cid tal y como es: el hombre que supo imprimirle a la vida y al toreo el ritmo que marcaba su corazón. Ese temple especial que solo consiguen los más grandes.

 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Literatura taurina
46 retratos primorosos de Antonio Díaz Cañabate sobre Bilbao y los toros
Corridas de toros, en Bilbao, con motivo de la festividad de San Ignacio
Cierra el semanario "6Toros6", una importante pérdida para la Tauromaquia
"Domingo Mendívil, de Durango a Burgos", más que la biografía de un torero
"El torero y el filósofo", un ensayo con Domingo Ortega y Ortega y Gasset como hilo conductor
La edición cubana de la "Tauromaquia" de Juan Corrales Mateo
"El toreo es el único arte que mantiene el misterio"
"De San Antón a Vista Alegre", 500 años de arraigo de la Tauromaquia en Bilbao
Sánchez Mejías: de la muerte y sus ritos
Hemingway y la pasión por la Fiesta
PUNTO DE VISTA
Es uno de los sectores olvidados


Un verdadero plan de rescate para la información taurina


Para salvar la situaciones críticas, desde la Moncloa hoy se práctica la doctrina del manguerazo de millones para salvar a algunos medios informativos, aunque sin la necesaria transparencia. Huelga decir que ahí no están ni por asomo los medios taurinos. No podía esperarse otra cosa cuando ni siquiera pagan sus obligaciones sociales y dejan en el desamparo total a muchísimos profesionales precisamente por ser taurinos; mucho menos harán esfuerzo alguno en este caso. Pero sin ventanas al mundo la Tauromaquia difícilmente sobrevivirá; el compromiso de dotar a la información taurina de un verdadero plan de rescate recae en todos aquellos que amamos la Fiesta.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Un elemento característico de su trayectoria


Las 20 encerronas de "Gallito", la demostración de su poderío y su conocimiento de la lidia


Dejando al margen la que protagonizó como novillero en Zaragoza –en la que se quedó sólo en el ruedo por la cogida de Gaona--, hasta en 20 ocasiones se encerró en solitario José Gómez Ortega "Joselito" con seis toros. Hubo una etapa de su carrera en la que era su fórmula para concluir cada temporada. Y todas ellas "ofrecían un magnífico escaparate para desplegar la mayor variedad posible de suertes, tanto de capa, como con banderillas y muleta. El máximo exponente de ello fue la famosa corrida de Madrid". A estudiar este apasionante tema dedica un documentado ensayo el profesor Marcos García Ortiz.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2020 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |